Lo ratificó el Tribunal Supremo

Erasmo Calzadilla

Foto: Caridad

Ya he comentado antes en el Havana Times acerca del “problemita” que tuve cuando trabajaba en el INSTEC como profesor de filosofía.  Me costó la separación del puesto de trabajo y una mancha en el expediente que me ha obstruído comenzar en otros empleos.

Vuelvo ahora sobre el tema para contar sobre el dictámen del Tribunal Supremo Popular, (última instancia de apelación en casos como el mío) que dio su veredicto hace unos días.

Absurdas como para reírse a carcajadas fueron las acusaciones que me hizo la administración del INSTEC: Que deambulaba por el centro, que había tratado mal a mis subordinados (yo no tenía subordinados), que facilité la entrada de extranjeros a zonas prohibidas de la institución. (se trataba de un joven argentino estudiante de medicina que visitaba frecuentemente el lugar pues era novio de una alumna del centro.  Y el lugar prohibido fue el césped del INSTEC).

El tribunal municipal no aceptó tales tonterías, sin embargo según el documento oficial que me entregaron, para confirmar la sentencia tuvieron en cuenta:

l        que había ofendido a Marx y al marxismo al afirmar que la filosofía es una herramienta.

l        que mis alumnos habían obtenido calificaciones deficientes. (Ese testimonio ofrecido por la administración fue más convincente que las actas de examen firmadas por un colectivo de profesores de filosofía incluída la Jefe de Departamento: no había en ellas siquiera un suspenso)

Mientras escalaba instancias de apelación estas “pruebas,” como los módulos de un cohete, fueron desechándose. Finalmente el Tribunal Supremo se quedó con 2, pocas, pero suficientes para ratificar la medida disciplinaria. Cito a continuación un fragmento de la sentencia oficial donde se mencionan las dos “razones” que finalmente valieron.

..”.las clases impartidas no se correspondían con el programa académico aprobado, además de reunirse con alumnos del centro educacional y de otros estudiantes, con temas que no corresponden al plan de estudio, todo lo cual constituye una grave violación de la disciplina laboral…”

Estas acusaciones no son menos absurdas que las anteriores. ¿Acaso existe una ley que impida a un profesor reunirse con los estudiantes para tratar “temas que no corresponden al plan de estudio”?  Eso sin contar con que dichas reuniones estaban aprobadas por la Jefe del Departamento que incluso participó en una de ellas y me felicitó por la iniciativa.

Sobre mi no ajuste al programa, incluso lo admito, parcialmente.  Del programa me fui desviando mientras trataba de cumplir con una prioridad inmanente de la filosofía, la de motivar la reflexión crítica y responsable sobre las cuestiones que apremian la vida en este país y el planeta.  Ello es casi imposible de conseguir respetando el programa actual de Filosofía y Sociedad, dictado por los ideólogos de Comité Central del Partido.

Anda el PCC muy celoso de que a sus pimpollos se les extravíe.  Hay que ver con qué prontitud se activan y castigan cuando alguien propone iniciativas, pero a los cansados profesores que llevan alrededor de medio siglo repitiendo las leyes y categorías de la dialéctica materialista, a esos los dejan vivir, es decir morir felizmente.

Es esa una de las prácticas cotidianas que ha hundido a este país, y habría que eliminarla, así como a sus promotores y sus causas, para salir de donde estamos.

Nota: Filosofía y Sociedad es uno de los sucedáneos de la filosofía que se imparte de manera obligatoria en todas las universidades cubanas, aunque ahora creo que le llaman nuevamente Marxismo Leninismo.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


5 thoughts on “Lo ratificó el Tribunal Supremo

  • el 2 octubre, 2010 a las 4:31 am
    Permalink

    ¿Los hombres mueren, el partido es inmortal? ¡Los partidos mueren, la filosofía es inmortal!

  • el 14 septiembre, 2010 a las 6:37 pm
    Permalink

    Esos son los errores (horrores) con los que venimos cargando hace años. Hay quienes no desean verlos como parte inherente a nuestro sistema, mas yo soy de la opinión que tales procederes parecen estar en la base misma de nuestro modelo. Es muy triste la estela de personas malheridas que vamos dejando por el camino, personas (a veces grupos sociales completos) a los que ni siquiera se les pide perdón cuando la historia demuestra cuán errados estuvieron los censores…
    Erasmo, hermano, gracias por compartir tu experiencia personal. Pienso que alguna utilidad podemos sacar de ella. Sobre todo nos permite estar alertas y conscientes de lo que son capaces los contrarrevolucionarios que imparten ¿justicia? por estos lares.
    Para seguir la rima, yo te dedico otra canción, que también se titula “El problema”, pero esta de Silvio Rodríguez, donde dice: “El problema no es si te buscas o no más problemas”… y termina diciendo que el “El problema será siempre sembrar amor”, algo que tú haces a diario.
    Un abrazo

  • el 13 septiembre, 2010 a las 2:56 am
    Permalink

    Hola hermano.

    No sé si me recordarás del herbario chatense!! Me ha sorprendido tu testimonio. No el testimonio en sí, porque anécdotas como esta sé que son cotidianas en la Cuba de hoy. Lo que me ha sorprendido en realidad es encontrarte a tí como “protagonista”. Paciencia y suerte!!

    A un colega de mi año, el sólo hecho de manifestar en un simple comentario de aula que no estaba de acuerdo con los juicios sumarísimos de principio de los 2000 porque en general estaba en contra de la pena de muerte, mucho menos sin chance a defenderse le valió para que, “de pronto” , no hubiera plaza para él donde siempre la hubo. Imagínate, las reuniones ultra-secretas donde se habla de tu “calidad ideólogica” y sus consecuencias.

    Es lamentable e increíble pero…muy a pesar nuestro, la censura y el anquilosamiento mental, el miedo a decir lo que se piensa son el día a día de nuestro país. Pero poco debe quedar para estos males….espero!!

    Venga, un abrazo!! Y cuídate!

  • el 12 septiembre, 2010 a las 6:44 pm
    Permalink

    Erasmo,

    acabo a leer tu artículo. Lo siento mucho. Pero no olvides, el futuro de Cuba serán tu y tus amigos y no los demás!

  • el 12 septiembre, 2010 a las 1:11 am
    Permalink

    Me “RECORDASTE” mi caso! …he opinado en esta PAGINA,a mi criterio MUY OBJETIVA!! !! en 1989 trabajaba en Stgo de Cuba!!! tambien fue “despedido” por que no “cumplia” con el programa de estudio!! estaba el asunto de la caida del “socialismo”…solo que una alumna me pregunto mi “OPINION” sobre el MURO DE BERLIN!! PERDI MI TRABJO COMO PROFESOR! ella vivia en Palma Soriano una pequeña ciudad en Stgo de Cuba::….Bueno …Ahora vivo en Berlin,sin “Muro” y te dedico una cancion de Ricardo Arjona se titula “EL PROBLEMA”….saludos y un Abrazo?? Gracias…Espero que la puedas oir!(la cancion de Ricardo Arjona) un Amigo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *