Lo que te den, cógelo

Erasmo Calzadilla

Foto: Caridad

HAVANA TIMES — En casi todas las panaderías donde se despacha el pancito nuestro de cada día los dependientes manosean el “producto” con las mismas manos con que manipulan los billetes y las monedas. Incluso en tiempos como estos, de epidemias diarreicas y escasez de medicamentos, la práctica resiste.

Hace poco, en la panadería que me corresponde, una vendedora de rudo carácter estornudó sobre sus palmas; se limpió luego en la ropa y con la misma siguió despachando.

Y es normal que eso pase en pueblos que no conocen de microbios patógenos ni de medidas higiénicas elementales; lo “extraño” es que también suceda en Cuba.

La gente aquí sabe que eso es una cochiná. A nadie le gusta que le manoseen la comida pero nadie protesta. ¿Por qué razón?

Parece que la resignación se ha instalado como “valor” cultural de nuestro pueblo. Eso, y una especie de populismo totalitario que juzga mal a los que se distinguen de la masa.

Si un yuma nos regala un jabón, o se nos impide la entrada a un hotel, todavía puede que vibre una fibra de orgullo nacional, pero el maltrato propinado por las instituciones estatales se asume como un inevitable fenómeno de la naturaleza. Estamos tan acostumbrados a que nos pisoteen que a menudo ni cuenta nos damos.

La aniquilación del orgullo y la dignidad personal es un arma clave de dominación en este y en cualquier sistema. Su recuperación será pues la señal de que las cosas están realmente cambiando.

En otras palabras: el día que usted vea a la gente en la panadería reclamando, como lo más natural del mundo, que no le manoseen el pan, ese día usted podrá decir que a esta moringa le queda bien poco.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


11 thoughts on “Lo que te den, cógelo

  • el 12 octubre, 2012 a las 12:56 pm
    Permalink

    ¿y usted quisiera eso aunque muchos se quedaran sin pan? Yo preferiría algo diferente.

  • el 11 octubre, 2012 a las 3:29 pm
    Permalink

    No te apures, que para el estilo chino vamos de a seguro

  • el 11 octubre, 2012 a las 11:07 am
    Permalink

    con todos sus defectos, no se ha creado nada mejor, 100% de acuerdo

  • el 11 octubre, 2012 a las 10:40 am
    Permalink

    Un capitalismo cruel y crudo es lo que le hace falta a este pais para entrar en caja.

  • el 11 octubre, 2012 a las 9:02 am
    Permalink

    ok Erasmo, es que todo es una cabrona cadena, en la bodega reparten el pan de la libreta y al lado el pan por ”la libre”, no voy a caminar 4 o 5 cuadras con el calor que hay para ir a comprar en la otra panaderia que tiene un poco menos de moscas, las ”normas” (te acuerdas de eso?) de higiene no se respetan y no se hacen respetar por el Minsap, quien supuestamente debe interesarse, creo que hay algo que se intenta hacer en ese sentido de la higiene etc, pero de nuevo, donde estan los guantes para manipular los alimentos, donde el agua corriente, donde las pinzas para agarrar el pan o los dulces, donde los desinfectantes, donde el jabon, las batas, los (perdoname no me acuerdo si tiene otro nombre) tapabocas… deberia al menos haber una persona que manipule los pedidos y otra en la caja, pero en ese caso la plantilla pudiera estar inflandose, otro salario etc. demasiado…

  • el 11 octubre, 2012 a las 7:30 am
    Permalink

    “Propiedad privada y libertad economica, la solucion (no la panacea por supuesto) para ese tipo de problemas.”

    En muchas panaderías, justo al lado de donde venden pan por la libreta, existe un departamento donde venden pan por la libre a un mayor precio. En esos departamentos a menudo manipulan el pan con las manos de manosear el dinero, aunque los dulces sí los alcanzan con tenacitas. Será, si acaso, un 50 % del total de las familias las que pueden comprar asiduamente ahí.

  • el 11 octubre, 2012 a las 3:48 am
    Permalink

    Yo pense que estaban hablando de Haiti u otro pais del cuarto mundo victima de la explotacion imperialista.

  • el 10 octubre, 2012 a las 11:45 pm
    Permalink

    Puedo agregar que también hay dependientes que fuman… a la vez que despachan el pan. En mi bodega lo traen del la panadería y la higiene del transporte y manipulación es pésima. Tengo una vecina que siempre lo tuesta, a punto de quemarlo según ella para matarle un poco de bichos.

  • el 10 octubre, 2012 a las 1:48 pm
    Permalink

    la cosa empieza cuando no te queda mas remedio que “coger” lo q te dan, si no le compras el pan a esa señora tendrás q caminar mucho más, agarrar guagua o cualquier cosa por el estilo pa conseguir otro pan y sino dejar de comer pan o cualquier producto q te venda el estado. Si protestas, bueno…tienes dos trabajos, la protesta y la cara de la señora (o el señor) que continuarán haciendo lo mismo o peor, pq a lo mejor es asidua de aquel lugarcito de Alamar del que nos hablaste, ¿no es preocupante?, jejeje.
    NO es lo mismo morirse de cólera porque “no hay más ná” que morirse de cólera pq a la gente igual que nosotros, no le da la gana de ser higiénicos, y peor, porque el gobierno no es capaz de controlar la higiene de sus trabajadores.

  • el 10 octubre, 2012 a las 10:53 am
    Permalink

    mejor no puede ser dicho: ”una especie de populismo totalitario que juzga mal a los que se distinguen de la masa”.. estilo: cual es la finura tu??? donde se piensa que esta este??? despierta que estas en Cuba… si no te gusta no te lo comas…etc. todo con la probable aprobacion de la cola-masa deseperada por coger lo suyo y largarse, o de echarse el ”play” para variar.
    Propiedad privada y libertad economica, la solucion (no la panacea por supuesto) para ese tipo de problemas.
    No se necesitan elecciones libres, ni pluripartidismo para acabar con ”lo que te den cogelo”, (si se te cae, recogelo, deciamos para completar)

  • el 10 octubre, 2012 a las 8:04 am
    Permalink

    Un logro de la revolucion y el Socialismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *