La libreta de Historia

Erasmo Calzadilla

libreta01HAVANA TIMES — Cada mes de julio, al comienzo de las vacaciones, los nichos de basura de la ciudad se llenan de libretas tiradas por los estudiantes que pasaron de grado. Consideran, no sin razón, que sus notas de clase y porquería la misma cosa son.

Como normalmente la basura desborda los tanques y como, además, padezco una extraña atracción por la basura, de vez en cuando me acerco disimuladamente a hurgar.

Entre los desperdicios he encontrado cosas interesantísimas; uno de los trofeos de este verano es una libreta de Historia Universal Contemporánea.

Perteneció a un muchacho consciente y meticuloso que cursaba el décimo grado. Es un primor de libreta y además está muy bien conservada; la recogí para satisfacer una vieja curiosidad: ¿con qué especie de mentiras tupirán hoy a los muchachos? ¿Las mismas con que intentaron taponarme el cerebro a mí?”

La Historia en la libreta

El curso comienza con la Primera Guerra Mundial y desde el principio es perceptible el tufo ideológico y el método “didáctico” que empleó el profesor.

En Argentina das una patada a una piedra y sale un psicoanalista; en Cuba cada piedra esconde a uno o más doctores en Ciencias Pedagógicas. ¿Cómo explicar entonces que a la altura del siglo XXI y luego de que el padre Félix Varela perdiera la voz advirtiendo que aprender de memoria es el peor de los absurdos, la enseñanza aquí siga siendo eminentemente memorística?

La libreta de Historia que recogí de la basura consiste, desde la primera letra hasta la última, en notas tomadas al dictado; ideas que el alumno tendrá que reproducir cual papagayo si quiere pasar de grado.

¿Por qué ese enclochamiento en la memoria? Es un círculo vicioso que hunde sus raíces en la decadencia del sistema. Consecuencia directa del estado miserable en que cae el pensamiento en las dictaduras (tan deteriorado yace el pobrecito que ya ni perseguirlo hace falta), con la vocación doctrinaria del curso, que no da gusto a nadie ni chance a crear y con la celosa vigilancia de los comisarios políticos.

Lo peor es que todos los actores: padres, maestros, pedagogos, mass medias y hasta los estudiantes colaboran para que la maquinaria siga funcionando de manera morbosa; es sistémico.

Pero vayamos al contenido.

El curso comienza con la Primera Guerra mundial, enfocado hacia la Gran Revolución Socialista de Octubre y con especial énfasis en Lenin y el Partido Bolchevique.

La libreta describe a la Rusia de principios del XX como un país semifeudal donde casi toda la población era pobre y analfabeta. Para más desgracia le echan encima el peso de una guerra imperialista, situación que aprovechan los capitalistas y clases medias para alentar una revolución a la burguesa. Pero entones apareció el gran líder y con su teoría marxista supo orientar a las masas hacia el triunfo del socialismo. Ni los Mencheviques, ni siquiera los Soviets, la salvia de la revolución, son mencionados en esta simplona y aburrida fábula.

Dos clases más allá muere Lenin y no se intenta el más elemental análisis de su figura;   parece que el gran genio no se equivocó nunca. Muerto Vladimir I. comienza la lucha entre las facciones del Partido por llenar el vacío. Entre los líderes en pugna se destacan Lev Troski y Joseph Stalin.

Aparte de estos tres personajes y de la “necesidad histórica” el curso no menciona a ningún otro actor o protagonista de la revolución. El pueblo y los trabajadores sirven de telón de fondo, son el relleno, la masa que sufre o aplaude. Esta manera de contar las revoluciones me suena lejanamente conocida.

Entre las guerras

De lo ocurrido en la URSS entre las dos guerras mundiales la libreta solo menciona logros: meteórica industrialización de un país arrasado, mejora en las condiciones de vida… Nada se dice del férreo control ejercido sobre las “repúblicas”; nada sobre la colectivización forzada en el campo que condujo a la muerte a millones de personas; nada sobre las purgas políticas que llevaron al cadalso a más de 700 mil seres humanos, ni una palabra sobre los campos de concentración donde llevaban a morir de frío y hambre a “la escoria”; nada de la criminal y malintencionada intervención de Stalin y sus secuaces en la guerra civil española; nada, en definitiva, sobre la distopía insufrible en que los líderes del PCUS, con su afán de poder total, convirtieron un proyecto que era la esperanza del proletariado del mundo.

Cuando tocaba enfocarse en la traición del Partido a la Revolución el curso se gira hacia los nazis.

El libro de texto

Para comprobar en qué medida el contenido de la libreta se ajusta al libro de texto oficial pedí uno prestado.

El libro se detiene más en los errores de Stalin pero no deja de ser falaz. Sobre el papel de los trabajadores durante la Revolución, por ejemplo, admite que se organizaron y tomaron las fábricas hasta constituir una fuerza importante. Lo que no dice es que una vez triunfada la Revolución Lenin y su partido aplastaron con ensañamiento y alevosía (acudiendo incluso al genocidio) todo lo que los soviets habían avanzado en el establecimiento de una sociedad no jerárquica, horizontal, única compatible con el socialismo. Stalin fue una derivación diabólica pero lógica de una estructura que ya había consolidado Lenin.

Sobre la colectivización forzada en el campo advierte que se violó el principio leninista de voluntariedad y se ejerció violencia (arrestos y deportaciones). Ahí se agota su afán de sinceridad.

Sobre las purgas en el ejército y en el seno del Partido se explaya un poco más: “Se generó un clima de intolerancia, hostilidad y sospecha, se cometieron crímenes y abusos de poder, se instruyeron procesos judiciales de dudosa honestidad donde fueron condenadas figuras prestigiosas”. Pero falla al explicar cómo tanto desatino deriva lógicamente de la concentración del poder en las manos de la clase política, luego de habérselo arrebatado a la clase trabajadora.

Todos los cursos de historia, concluyamos, simplifican y obvian ciertos detalles de acuerdo a sus prioridades etc. Este, sin embargo, va más allá, este es una burda e intencional manipulación de la Historia. El libro de texto problematiza un poquito más sin llegar a salirse del guión, pero la libreta puede darnos un indicio de lo que está ocurriendo en la realidad concreta del aula y sobre las indicaciones del Programa de Estudio de la asignatura.

Para cerrar los dejo con una “valoración” de un estudiante de décimo grado, muchacho aplicado y consciente:

Maestro: “Valore la importancia de la derrota del fascismo”.

Estudiante: “Le doy suma importancia a la derrota del fascismo ya que abrió el camino a una nueva etapa donde se acabaron los crímenes y los asesinatos, comenzó un nuevo comienzo para muchas personas, se acabó el horror de los campos de concentración, demostró la superioridad del socialismo sobre el fascismo”.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


19 thoughts on “La libreta de Historia

  • el 28 octubre, 2019 a las 11:52 am
    Permalink

    Mas de lo mismo…..Tanto que critica y esta tan parcializado como lo criticado por el…. La verdad es una sola: Sin el empuje de la victoriosa UNION SOVIETICA y del glorioso EJERCITO ROJO, nada hubiera sido posible. Sus enemigos los saben, por eso ellos, como tu, buscan reescribir la historia.

  • el 28 septiembre, 2014 a las 8:00 pm
    Permalink

    Me gustaría saber que dice de Cuba en los libros de texto cubanos.

  • el 28 septiembre, 2014 a las 7:59 pm
    Permalink

    O : “Le pego a mi esposa en mi casa porque entiendo que en tu casa haces lo mismo con la tuya”

  • el 28 septiembre, 2014 a las 7:08 pm
    Permalink

    Que manera de tener lagunas de conocimiento este eduardo!!!!!!…… y con todas esas lagunas se la pasa queriendo discutir de cosas que despues termina preguntando!!!!…… que dicen los libros de historia en USA sobre el castrofacismo????…. que dicen los libros de texto en USA sobre la guerra de Vietnam?????…. le preguntan esto o lo otro a los ciudadanos en USA?????….. y con todas esas lagunas de conocimiento aun se atreve a venir aqui a discutir de lo que no sabe!!!!!!!

  • el 28 septiembre, 2014 a las 10:03 am
    Permalink

    ….pero cuba es una dictadura y ustedes viven en la democracia….democracia que es???…ayudenme a saber que es eso…que otra cosa hacen ustedes como ciudadanos democraticos aparte de criticar y votar por un fulano que no seleccionan ustedes???….

  • el 27 septiembre, 2014 a las 10:33 pm
    Permalink

    Eddy compadre, el recursito bobo ese de desviar la atencion sobre lo que ocurre en Cuba para justificarlo con lo que ocurre en USA ya esta gastadito y no funciona; esta mas que demostrado y es de todos archiconocido que lo que ocurre en USA no justifica lo que ocurre en la islita desdichada. Mira, no te voy a explicar como funcionan las cosas en USA ni como es la democracia que segun dices tu es tema que desconoces porque es evidente que no lo quieres conocer, en realidad tu SI sabes muy bien como es la cosa pero no te pagan para divulgar la verdad sino para desviar la atencion. Cuando las balsas vayan de Miami a la Habana prueba a opinar otra vez viejo…

    Y tu conoces a un solo cubano al que le preguntaran si estaba de acuerdo en que el desgobierno se inmiscuyera en Angola, Etiopia, Venezuela en los 60 -o ahora mismo-, en eso de apoyar grupos rebeldes financiera y militarmente te hago la lista de las veces que Barbatruco lo hizo? Y quien opina en Cuba sobre los millones de dolares que se invierten en mejorar las condiciones de vida de los altos oficiales del ejercito y otros miembros de la nomenclatura? Prueba a opinar y sera tu ultima opinion, te atreves? Mira, cuando hagas una encuesta en Cuba sobre la Ley de Ajuste Cubano, que crees que dira el pueblo que solo aspira a salir de alli en masa? A quien le preguntaron antes de poner las nuevas “regulaciones” aduaneras?, Mira compadre, deja de comer moringa…

  • el 27 septiembre, 2014 a las 7:56 pm
    Permalink

    Si en algún lugar el gobierno ha sido especialista en hacer papel de baño con lo que quiere el pueblo, ha sido en Cuba, durante el último medio siglo.

  • el 27 septiembre, 2014 a las 7:54 pm
    Permalink

    Ninguno de esos intelectuales ha perdido el trabajo,. ni han perdido sus sueldazos; ni les han hecho actos de repudio, ni los han tratado de difamar o desprestigiar. En Cuba, ni les hacen caso; y les pasa todo lo que dije antes y más.

    No se predica moral en calzoncillos, Eduardo.

  • el 27 septiembre, 2014 a las 7:52 pm
    Permalink

    Eduardo:

    ¿Preguntarles a los ciudadanos si estan de acuedo en,….? por favor Eduardo, un ‘poco de pudor, no te hundas más, mijo.

    Empieza por preguntarte primero con qué pueblo contó Fidel para pedirle a los rusos un golpe nuclear preventivo contra EEUU, que hubiera costado la desaparición de Cuba junto con los cubanos. del planeta. Y cuando te respondan, les puedes preguntar también con qué pueblo contaron para mandar armas de contrabando al manicomio norcoreano.

    En la vida hasta para ser….como tú, hay que tener medida.

  • el 27 septiembre, 2014 a las 5:39 pm
    Permalink

    ….si yo he visto que hay muchos intelectuales ,historiadores,ciudadanos en general que son muy contestatarios….se opusieron a la guerra de irak,a las intervenciones y operaciones encubiertas contra paises extranjeros,se oponen a la libre venta de armas ,al espionaje de las comunicaciones y el internet y a otras muchas cosas mas….les hacen caso???…han hecho que el gobierno cambie alguna de esas politicas???….una cosa es la libertad de criticarlo todo y otra cosa es que te hagan caso y se resuelvan….

  • el 27 septiembre, 2014 a las 3:16 pm
    Permalink

    …..me gustaria saber que dice sobre cuba en los libros de historia de los usa …sera algo asi como…”el pueblo norteamericano,preocupado por el bienestar del pueblo cubano y para librarlo de la dictadura comunista,decidio organizar,financiar y preparar invasiones y actos terroristas contra el gobierno cubano…asi mismo pidio a su gobierno que decretara un “embargo” politico,financiero y economico para que los cubanos desesperados se levantaran contra la dictadura”….algo asi me imagino…y otra pregunta sobre democracia,tema que desconozco…les pregunta su opinion su gobierno antes de invadir a un pais???…les pregunta si se debe apoyar financiera y militarmente a grupos rebeldes que se oponen a gobiernos extranjeros???…les pregunta si estan de acuerdo en los millones de dolares que se gastan en presupuesto militar y que serian mas utiles en otros programas como educacion,salud y otras cosas???…les pregunta si estan de acuerdo con el bloqueo a cuba y la ley de ajuste cubano???….se le pregunta a la totalidad de los ciudadanos antes de decidir cosas como estas???….

  • el 27 septiembre, 2014 a las 10:35 am
    Permalink

    Erasmo, hazme un favor, cuando pases nuevamente por los tanques de basura mira a ver si te encuentras una libreta de Historia de Cuba y busca en la parte que debe referirse al año 80; me imagino debe existir alguna referencia a los actos de repudio, las golpizas y la humillación a que fueron sometidos muchos cubanos y cubanas, más que todo céntrate en encontrar la responsabilidad y quien promovió tanta barbarie, si esta escrito que fue “la esponteneidad y combatividad del pueblo revolucionario” es mentira. Saludos.

  • el 26 septiembre, 2014 a las 7:58 pm
    Permalink

    EDUARDO:

    Aquí, en mi segunda patria, no yo, cualquiera lo hace, pero en la que me vio nacer, no se puede. Ya quisieran allá por un día de fiesta tener loa libertad de criticar absolutamente lo que te dé la gana, como pasa aquí: desde la historia, la literatura, la política; y ni tienes que esperar a que otro diga primero, como pasa en Cuba, ni pierdes el trabajo o te caen a palos en tu propia casa por eso.

    ¿Y sabes por qué en Cuba pasa y aquí, no? Aquí no puedes usar un carnet de porquería para erigirte en juez, ni para avasallar y humillar a nadie. aquí no le puedes ir a tirar ni una trompetilla a nadie en su casa, porque vas preso y la pierdes ante un juez ¿Me entendiste? Aquí hay intelectuales y e historiadores un millón de veces más contestatarios que los que hay en Cuba, donde la mayoría de los intelectuales mantiene un servilismo y un doble rasero que es para vomitar. Menos mal que hay pocas, pero muy honrosas excepciones.

    Cuba está como está porque el pensamiento troglodita, regresivo y servil que imponen por la fuerza, es el de la gente que tiene que estar husmeando pajas en ojos ajenos ajenas, para intentar tapar el mástil de barco que tienes en el tuyo, mientras el país se cae a pedazos; y ni siquiera un miserable vaso de leche le pueden garantizar a la gente.

    Ejemplo para Cuba, es casi cualquier cosa ya en este mundo.

  • el 26 septiembre, 2014 a las 6:43 pm
    Permalink

    …ese es el asunto…que tu aqui acusas a toda voz al gobierno cubano de falsear la historia …haces lo mismo cuando tu gobierno lo hace???…alla,donde si puedes protestar y quejarte ante los politicos para evitar que se falsee la historia…alla donde si puedes resolverlo….lo has hecho???…es tu pais…preocupate y condena las cosas mal hechas que hay alla para que entonces si pueda ser ejemplo para cuba y el mundo…como dicen…arregla tu casa primero…

  • el 26 septiembre, 2014 a las 1:15 pm
    Permalink

    eduardo:

    Posiblemente los americanos sean más críticos con esa guerra que los que imparten las diz que clases en la Ñico López.

    Por cierto ¿Has leído la historia de EEUU que escribió Howard Zinn? Esa se lee en High School y en la Universidad.

    Además, Eduardo ¿El hecho de que cualquier nación, la que sea, falsifique su historia, es justificación para lo que el gobierno cubano ha hecho con la historia de Cuba? Déjate ya de tanta justificadera vacía y tonta, que lo que da es verguenza ajena.

  • el 25 septiembre, 2014 a las 11:40 pm
    Permalink

    …jorge alejandro….que se dice en las escuelas de los usa sobre la guerra de vietnam???…siempre he tenido esa duda y ojala pudieras hacer el favor de ayudarme…

  • el 25 septiembre, 2014 a las 11:22 pm
    Permalink

    Y Ecured partió el bate en su Historia Universal, cuando afirma que Corea del Sur invadió al Norte, y no al revés, como sucedió en realidad. Ya lo dijo quien lo dijo, que la historia la escriben los vencedores…

  • el 25 septiembre, 2014 a las 9:15 pm
    Permalink

    El falseamiento de la historia nacional e internacional en el sistema de educación cubano realmente llega, en ocasiones a lo grotesco y lo surrealista. Libros de texto hay más de uno que serán la verguenza eterna de quien los escribió.

  • el 25 septiembre, 2014 a las 2:19 pm
    Permalink

    La misma porquería estulta de cuando pasé yo por esa dizque escuela hace ya 30 años. Claro, después llegaba a casa y oía La Voz de América y la del CID a escondidas en el VEF ruso de casa… ahora, sin embargo, los muchachos si acaso oyen reguetón.

    ¡Gracias Fidel!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *