La araña teje a un ritmo poco espectacular

Erasmo Calzadilla

Toma de la Bastilla. wikipedia.org

HAVANA TIMES — Este post está inspirado en un trabajo reciente donde Samuel Farber afirma que el partido único es el obstáculo principal para la democratización genuina de la sociedad cubana.

En esencia no estoy de acuerdo con la tesis central de su artículo, sin embargo es el mismo Farber quien da pie a otra manera de entender el asunto.

Veamos algunas de sus palabras:

“Para los que estamos por el establecimiento de un socialismo auto-gestionario, es necesario tener claro que el monopolio polí­tico del PCC no va a abolirse automáticamente, y que solo un movimiento democrático desde abajo puede lograr esa meta.

“La autogestión obrera requiere una motivación e involucramiento por parte de los trabajadores urbanos y rurales que no existe en una sociedad donde la grave situación económica ha realzado el espí­ritu de “resolver” -incluyendo la aspiración de emigrar –  creando poderosos incentivos para el esfuerzo del individuo y su familia, pero no para el de la colectividad como tal.”

El problema más grave que le veo al grueso de las propuestas de cambio inspiradas desde la izquierda, es que todavía no ha nacido el sujeto social que las ponga en práctica. Siempre habrá activistas locos dispuestos a fundar una cooperativa socialista o a inmolarse contra el partido único, pero hasta hoy, esa vanguardia no hace cuerpo.

No es que las bases estén, pero inmaduras, desorganizadas, peleándose entre sí… No, es que no existen; ya lo dijo el mismísimo Farber.

Mirado así, el asunto toma un cariz socio cultural o antropológico, y el tema del partido único como obstáculo principal para el advenimiento de la democracia comienza a matizarse, desdibujarse, disolverse.

Un razonamiento podría sugerir que, eliminado el monopolio del PCC e instalado el “libre” mercado, se daría el caldo de cultivo para el brote de un movimiento obrero o social desde abajo.

Claro, es un razonamiento loco porque, ¿quién derribará ahora mismo al superpoderoso monopolio del PCC? ¿acaso otra invasión de emigrados gestionada por la CIA? ¿o tal vez las mismas bases sociales que precisan el derrumbe de la pcc-cracia para nacer?

Por eso creo que, por ahora, la pincha es despacito, desde abajo. No para crear izquierdistas, ni hombres nuevos, ni células clandestinas, sino para ayudar al surgimiento de un tejido social económico y cultural fuerte, preferiblemente independiente de otros monopolios más terribles que el del PCC. Desde ese punto de vista puede que los más revolucionarios ahora mismo sean los cuentapropistas.

En otro post dije que el trabajo es de hormiga pero yo creo que más bien es de araña. Las arañas son reacias al totalitarismo de los hormigueros; les gusta la soledad, pero sus redes entrecruzadas ocupan todo el bosque.

O también podríamos decir que la pincha es de árbol, en el sentido de crecer lentamente echando raíces que se entretejen con las de otros seres, y estableciendo alianzas con cuanto bicho crece en el bosque. Con cuanto bicho, menos con el bicho de la motosierra.

Porque si una noche de primavera caliente nos lanzamos heroicos a la toma de la Bastilla (el Comité Central), con alguna dama corajuda alentando a los valientes, otro monopolio ocupará su lugar a la mañana siguiente.

Es la opinión de este cristiano.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


16 thoughts on “La araña teje a un ritmo poco espectacular

  • el 18 noviembre, 2012 a las 10:09 pm
    Permalink

    Si se refiere a mí con eso de devaluar o atacar los análisis de los demás, la emplazo a que diga en qué momento ataqué o devalué yo a Farber.
    También la invito a que lea bien antes de poner en mi boca palabras que nunca he dicho, en ninguna parte afirmo que sea imposible cambiar la realidad.
    Anímese a leer todo mi comentario anterior, donde expongo mis criterios y mi postura personal. Soy yo el que estoy esperando por sus argumentos racionales, si los tiene.

  • el 18 noviembre, 2012 a las 7:49 am
    Permalink

    Erasmo con tu usual manera irrespetuosa, comienzas diciendo que hago provocaciones!!!!!!!!!
    Luego de leer esa primera frase ya dejé de leer.
    El respeto en la discusión es lo primero y tú comienzas por atacar a los demás y colocarte en una posición de víctima u ofendido.
    Ese es tu problema y no el mío.
    “La reflexión de la araña” es un comodin de resignación frente a la impotencia que sientes de cambiar las cosas. Yo eso lo entiendo perfectamente, lo que no me parece válido es que critiques la visión de Samuel Farber porque para tí es imposible cambiar la realidad. El asunto no es pensar de una u otra forma, todo el mundo tiene derecho a percibir la realidad con sus propios lentes. El asunto es que los que piden respeto a posiciones como las tuyas, se la pasan devaluando y atacando los análisis de los demás para argumentar su posición.
    En tu caso “la reflexión de la araña” no cumplió ni siquiera ese propósito. Tu argumentación frente a la visión del profesor es tu impotencia, lo cual no es una argumentación sino un estado anímico.
    Estoy esperando tus argumentos que no sean lo que los demás tendrían que hacer: el partido, la población.
    Marlene.

  • el 17 noviembre, 2012 a las 8:02 pm
    Permalink

    Me parece muy claro que el Partido no va a hacer nada de eso por ahora.

  • el 17 noviembre, 2012 a las 7:49 pm
    Permalink

    Perdone Marlene que no atienda cada una de sus provocaciones, es que me saldría un comentario muy incoherente.
    Prefiero concentrarme en la pregunta alrededor de la cual, creo, los dos estamos rondando.
    ¿El gobierno del PCC (o de su cúpula, más bien) es orgánico a la sociedad cubana actual o por el contrario, impuesto?
    El PCC ha intentado, y conseguido en gran medida, crear una sociedad sumisa a él, pero le propongo que no nos metamos en eso ahora, sino en investigar su organicidad actual.
    Y cuando hablo de organicidad me refiero a si la sociedad está, actualmente, reproduciendo (o no) una estructura de poder que precisa del PCC como cabeza o al menos no conflictúa con ello.
    Si la respuesta es positiva (como veo yo, desde mi nada privilegiado punto de vista) entonces no es posible eliminar el monopolio del PCC a no ser con una intervención desde fuera del sistema. Y si eso ocurriera, lo que se instale en su lugar debe, o cambiar radicalmente la estructura social (para bien o para mal), o limitarse a reinar de la manera en que lo hacía el antiguo rey.
    Si creemos que el gobierno del PCC es orgánico pero aún así pensamos que las cosas andan mal y hay que cambiarlas, entonces no encuentro otro camino que proponer, crear, fundar, promover otras dinámicas de organización social que a la larga hagan del monopolio del PCC un grano enquistado al que basta exprimir para que salga.
    Si al contrario, pensamos que el monopolio del PCC no es orgánico, que la sociedad está autoorganizándose de una manera muy ajena al modelo que impone el PCC, entonces lo que queda es trabajar en función de expulsarlo, boicotear su des-gobierno, montarle una resistencia activa, caerle como comején al piano.
    Pero la cosa se complica porque en un mismo territorio conviven varios mundos. En el de los librepensadores (el más visible en la red) y en el de los empresarios más ambiciosos y emprendedores (entre otros), el PCC parece un estorbo que frena todo desarrollo y controla a base de burdos zarpazos, pero aunque esos mundos son los que más brillan y suenan, no son los únicos que integran esta nación. Existe otro grupo grande, no muy visible en la red, que pese a todo lo que está ocurriendo no tiene grandes problemas con las arbitrariedades del PCC pues ellos también son arbitrarios en su ámbito de poder. Estos, y también otros, ven como una amenaza nacional y personal la llegada de una genuina democracia, o del pluripartidismo como mecanismo de gobierno y/o de la propiedad privada sin límites.
    Mi experiencia personal es que ese segundo grupo, aunque está en retroceso, todavía es extremadamente numeroso y poderoso, incluso en el ámbito universitario. Si no, no fueran posible los actos de repudio ni las marchas multitudinarias, ni las votaciones masivas en apoyo a la Revolución, organizado todo esto por el PCC.

    Si por alguna razón, digamos que una hambruna prolongada ligada a un desastre climatológico, la gente se botase pa’ la calle, rodeara al Comité Central sonando las cazuelas, saqueara las tiendas, matara a los custodios, prendiera candela y en fin se formara el caos, en ese caso, sin la posibilidad de articular repentinamente nada desde abajo, por la ley del vacío político que usted a menudo enuncia, otro monopolio, posiblemente uno peor para las mayorías, ocupará inevitablemente el poder. Es mi opinión.
    O sea la destrucción debe ir al mismo ritmo que la creación de una red alternativa de poder, para que ningún vivo se cuele aprovechando la tormenta.
    Trabajemos por la emancipación Marlene, pero que sea económica, cultural, social, civilizatoria, lenta pero aplastante. El PCC y su terrible monopolio es la punta del iceberg de un problema mucho más peludo. Ese es el fetiche, el cascabel de la serpiente, que lo suena precisamente para hipnotizar. No se deje.

    *Para nada estoy desaconsejando la lucha que por los derechos humanos elementales un grupo de cubanos está llevando a cabo; los apoyo y en cualquier momento estoy de brazo con ellos.

    *La gente de la cola del gas (no era una sola persona, ni una sola cola) sabe que el Partido es el de la batuta, pero no abominan de eso. No le tienen mucha fe al Partido pero acuden a él, como a Santa Bárbara, en circunstancias extremas.

  • el 17 noviembre, 2012 a las 9:15 am
    Permalink

    Batto, busqué al filósofo y resulta que hace lo mismo que critica. Da un panorama de “normalización” mastodóntica negativa del capitalismo tan globalizadora como la que él critica.
    Parece que la alternativa debe ser enamorarse de un hombre o una mujer de otro país e irse.Esa es su realidad y la confiesa, pero es absolutamente incoherente con su propia filosofía de análisis totalizadores.
    En el caso cubano, el poder de un sólo partido y la determinación por su cuspide, de lo que es verdad o mentira, hace que el trabajo de hormiga sea muy bueno entre los amigos.
    Por lo demás, a mí me gustan las rosas rojas.
    Saludos.
    Marlene.

  • el 17 noviembre, 2012 a las 7:23 am
    Permalink

    Creo que PCC-Gobierno a llevado al pais a un callejon sin salida. Aparentemente es un grupo politico en el poder, pero en la realidad todo cubano sabe que en Cuba tenemos un proyecto economico-politico-social que ha salido de la voluntad de una persona que se llama Fidel Castro. El PCC, el Poder Popular, la justicia, todas las instituciones se han creado y moldeado para hacer realidad el ideario de una sola persona. Fueron 50 años de una sociedad acefala y sin musculos donde las instituciones solo esperaban ordenes para actuar. Ahora que el cerebro unitario esta en natural declive biologico, sale a flote que no hay proyecto colectivo, que no hay instituciones, que no hay un real empoderamiento del pueblo de los objetivos impuestos.
    En mi opinion una salida decorosa y civica para ese PCC-Gobierno y especialmente para la pequeña elite eterna en el poder, seria llamar a una Asamblea Nacional Constituyente donde un grupo de personas elegidas directamente por el pueblo que representen a las diferentes regiones del pais, a la emigracion, al mismo PCC, a los sectores productivos, a las mujeres, a los jovenes, a las organizaciones de la socieda civil, etc. Se sienten en un real equilibrio de poder y propongan al pueblo una nueva Constitucion que garantice la Cuba que queremos los cubanos para el futuro.
    Esta nueva Constitucion resultante habra que debatirla y perfeccionarla con todas las opiniones del pueblo en una gigantesca consulta nacional. El PCC- Gobierno tendra que confrontar lineamientos y deseos contra el resto de las propuestas que hay en la sociedad cubana, que en mi opinion no solo son los de la oposicion visible. El PCC- Gobierno tendra que resignarse y aceptar los resultados de este ejercicio democratico. El Mundo incluido los EE.UU tendra que aceptar sin peros la voluntad del pueblo cubano. Sera un parto dificil y doloroso, pero es la unica forma de legitimar los cambios que todos estamos concientes que Cuba necesita.
    Si el PCC-Gobierno niega esta salida decorosa, etica y civica a los problemas de Cuba, perdera una oportunidad historica de conducir la inevitable transformacion de nuetra sociedad de forma pacifica.

  • el 16 noviembre, 2012 a las 11:16 am
    Permalink

    Con respecto al “trabajo de hormiga” (el de araña me parece demasiado individualista), dejo un par de párrafos, que espero contribuyan al debate, de un filósofo español tristemente desconocido, llamado Heleno Saña, y que escribió esto allá por 1976:

    ” La sociedad de masas fomenta las actitudes taxativas del todo o nada. Eso explica que en los países occidentales asistamos desde hace tiempo al inhibicionismo político-social de las zonas centrales de la sociedad y a la acción más desenfrenada y extrema de grupos activistas minoritarios. Ambas actitudes, tan distintas en sus resultados, son el producto de un mismo fenómeno: el sentimiento de impotencia y frustración que invade al hombre de la sociedad industrial.

    En el fondo, tanto el quietismo como el activismo irreflexivo son hijos de la resignación y la desesperanza. El inhibido se cruza de brazos porque está convencido de que es demasiado débil para cambiar nada. El joven exaltado que coge una metralleta piensa en realidad lo mismo, pero menos sincero y consecuente que el inhibido, elige el absurdo. Sus gritos y balas no son más que la negación de la negación. Más que un rebelde contra el medio ambiente es un rebelde contra su propio destino, contra su resignación fundamental.

    (…)

    La sociedad de masas no es sólo propicia a las actitudes del . Tiende también a imbuir en el hombre esquemas históricos e ideológicos de tipo mastodóntico. Enfrentado al gigante capitalista, el hombre de nuestro tiempo no concibe más que alternativas también gigantescas. Este tipo de deformación mental recorre como un hilo de Ariadna casi todas las ideologías y teorías revolucionarias vigentes. Reina, en efecto, un culto general al todo, a lo colosal, a lo macroscópico e imponente. La terminología política moderna no gira más que en torno a términos masivos como pueblo, Estado, sindicatos, partidos, masas. Sería mejor pensar de vez en cuando en el individuo, en los grupos, en las pequeñas comunidades.

    El pensamiento mastodóntico es un vicio que surge de un planteamiento abstracto de la historia. El todo, precisamente por sus dimensiones enormes y pesadas, no se mueve nunca a medida de nuestros deseos. Lo peligroso de la fe excesiva en el todo radica en el hecho de que conduce muy pronto a la resignación y la esterilidad. “

  • el 16 noviembre, 2012 a las 8:38 am
    Permalink

    disculpa porque el comentario lo has hecho para erasmo pero quiero precisarte algo.

    no vayas a pensar que el origen del mal es uno. es decir, no hay un solo aspecto unico. esta el partido como dices, esta el miedo y sumision de la gente, esta la falta de recuerso , y un largo etcetera.

    pero mira esto. no hay derechos humanos porque el partido monopoliza en la misma medida que el partido monopoliza porque no hay derechos humanos. no se si logras ver la circularidad que hay. no se puede culpar un aspecto en concreto porque inmediatamente este te remite a otro o inluso al anterior, asi , hasta que haya numeros.

    ahora bien, como se explica ese fenomeno de circularidad en la que no se puede establecer la unidad como causa. el problema es que al mismo tiempo el origen en tanto origen es multiple y unidad, esto por cuanto ocurre un desdoblamiento. vamos a ver marlene esto no es pura paja filosofica, es como ocurre, porque hay una dinamica hechada a andar, entonces esa dinamica tiene una tendencia organica hacia algo, por tanto no es una causa incausada la que la dirige, sino su porpio movimiento.

    como resolverlo? en eso erasmo tiene razon, no es posible quitar por asi decirlo un Pasador, y que se caiga el edificio, no se va a caer. tiene que ser un cambio en la tendencia de la dinamica para q esto ocurra, esta claro q hay que quitar el pasador, lease si quieres pcc, pero inmediatamente no va a pasar nada . por ejemplo habra los 3 poderes del estado, sin embargo la gente seguira sin reclamar, por inercia miedo o lo q sea, y como todo poder seguira aplicandosela a la gente.
    poco a poco iran despertando y la tendencia de la dinamica cambiando. entonces quedara la parte de la economia por ejemplo, los cubanos . quiza no lo se es un ejemplo para ilustrarte como cambia una dinamica, los cubanos como te decia se acostumbraran a ser obreros asalariados y luego dentro un tiempo algunos empezaran a emprender, asi sucesivamente marlene hasta q la democracia se vaya consolidando. cuanto les costo a los espanoles consolidar la de ellos? justo el mismo tiempo q teine como 34 anos mas o menos, porque todavia hay corrupcion y demas factores de arbitrariedades. lo q sucede q esta en un contexto europeo de derecho con democracias mas antiguas presionando, cosa q no tendremos los cubanos porque somos una fucking isla.

    no se si has visto el video q hizo rodiles de la firma de la demanda ciudadana. bueno en el hay un momento que sale reinaldo escobar diceindo> yo quiero un pueblo empoderado, una nacion dificil de gobernar. el tipo esta en talla , por ahi va la cosa no creas que una democracia per se, en cuanto constitucion formal, garantiza nada. si no,… bolivia tambien es democratica. entonces para lograr lo q reinaldo quiere, hace falta tiempo, es decir> la tejedera de una arana jajaj. ciao.

  • el 16 noviembre, 2012 a las 7:52 am
    Permalink

    Erasmo, quiero saber tu opinión sobre la detención arbitraria de Antonio Rodiles y el encauzamiento penal que le acaban de hacer.
    Lo traigo a colación porque lo que criticas de la postura de Farber, es precisamente el meollo del asunto. Estar en “la reflexión de la araña”, te impide ver como la lucha contra las arbitrariedades, el partido supremo y las leyes que impone, son el ahora de la acción cívica.
    Criticas en FARBER lo que no puedes ver, es decir, cómo el monopolio del partido cubano, implica una situación de arbitrariedad permanente, con implicaciones graves en todas las esferas sociales por la represión física, legal, moral, y económica contra los ciudadanos.
    ¿Es entonces la imposibilidad que sientes de acabar con ese monopolio, lo que te inclina a desechar el análisis del profesor?
    Que tú no veas cómo hacerlo no invalida que el primer obstáculo sea el monopolio del partido.No lo veas en abstracto. Aterrízalo.La interpretación de la señora en la cola es que sabe perfectamente que el poder popular no está en el poder, que quien manda es el partido.Así que lejos de una adhesiónde lo que se trata es que sabe muy bien en qué contexto se encuentra.
    Saludos.
    Marlene.

  • el 15 noviembre, 2012 a las 11:16 pm
    Permalink

    En caso que ocurriera la caída del monopolio del PCC, Gabriel, ello no conllevaría necesariamente a una “democratización genuina de la sociedad cubana”; tal vez a una democratización formal.
    Para una democratización más que formal se precisa de ciertas premisas económicas (como equidad e independencia del poder central que impide la democracia), y culturales (como el sentido de la dignidad, que salta y no se agacha ante los atropellos). Esas características no aparecen en una comunidad de un día para otro.
    Yo creo que el PCC tiene una alta responsabilidad en el retraso de la democracia en Cuba, pero también creo que el verticalismo es (en este preciso momento, no sé mañana) un fenómeno orgánico a nuestra sociedad.
    Ahora mismo no siento que el PCC des-gobierne a la fuerza, bajo el odio del pueblo o algo así. Ese sentimiento que los checos, polacos y otros del campo socialista sentían por los militares y colaboradores rusos en su territorio, no creo que, de manera general, la gente sienta semejante odio respecto a los cuadros del PCC.
    Hace poco estaba en una cola para coger el gas. Era una cola terrible bajo el sol y la lluvia con la gente haciendo guardia por la madrugada etc., y no avanzaba casi porque los más cabrones del barrio se colaban. La gente a mi alrededor quería que viniera el partido a poner orden. Yo les decía: “¿pero cómo que al partido, recurramos, si acaso, al poder popular?” Y la gente me miraba como diciendo “¿Qué es lo que está hablando este?”

    Gracias Gabriel por comentar tan asiduamente en este sitio. Tu aporte es valioso.

  • el 15 noviembre, 2012 a las 5:48 pm
    Permalink

    Erasmo,

    El monopolio del poder del PCC se elimina el día que se permita que otros partidos concurran a las elecciones.

    La caída del Muro de Berlín tuvo su preludio en Polonia. Como resultado de la lucha del sindicato Solidaridad, se logro el 4 de abril de 1989 que el gobierno del general Jaruzelski permitiese que Solidaridad se presentase a las próximas elecciones donde se renovaba el 35% de los escaños del congreso y todos los escaños del senado.

    En las elecciones del 4 de junio de 1989, Solidaridad ganó todos los escaños del senados salvo uno y todos los escaños del congreso. Aunque el Partido Comunista de Polonia preservaba la mayoría en el congreso gracias al 65% de los escaños que no se renovaban, rápidamente tuvieron que comenzar conversaciones para el traspaso del poder a Solidaridad.

    De un día para otro unos cuantos ex-presos políticos pasaron a mandar en las mas altas instituciones del estado.

    El día que se puedan presentar otros partidos a las elecciones en Cuba acaba el monopolio del poder del PCC en Cuba.

  • el 14 noviembre, 2012 a las 3:25 pm
    Permalink

    que tipo de izquierda es en la que te sientes parte?

  • el 14 noviembre, 2012 a las 1:41 pm
    Permalink

    lo que te quise decir es que también hay una izquierda en Cuba no colectivista (al menos en el sentido negativo de la expresión), de la que yo me siento parte.

  • el 14 noviembre, 2012 a las 10:25 am
    Permalink

    no viejo, el post no, las citas del post.

  • el 14 noviembre, 2012 a las 9:13 am
    Permalink

    ¿este post te huele colectivista?

  • el 14 noviembre, 2012 a las 6:57 am
    Permalink

    jajaj opinon de cristiano jajajaja. ahora te cuadra la talla antropo-civilizatoria?

    bueno. esas propuestas de los izquierdistas siguen teniendo un problema esencial. el discurso de lo comun, la comunidad, lo colectivo , en fin el volt ,etc. yo no se si tienen razon y la verdad sea ese antimercado que tienen armado, pero lo cierto es que hoy en dia los cubanos, la mayoria, no quieren saber ni tolete de nada q les suene a comunismo o socialismo o cooperativas. asi que si la izquierda quiere conquistar los corazones cubanos, primero tiene que esperar a q sanen las heridas, 40 anos, ya en ese entonces habra un capitalismo desarrollado, si porque ni te creas que desde el momento de la transicion la gente le va a descargar a la izquierda, luego cuando pase ese tiempo entonces habra una vuelta a los partidos socialistas etc. y todo quedara como una socialdemocracia europea. en el mejor de los casos.

    de todas formas las izquierda no tienen ninguna oportunidad con la mayoria de los cubanos, porque aunque su discurso se aleje del oficial-pcc, sigue siendo demasiado colectivista y demas para la mente del cubano, harto individualista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *