Identidad de Clase en Cuba

Erasmo Calzadilla

Carros de venta.  Foto: cubadbate.cu
Carros de venta. Foto: cubadbate.cu

HAVANA TIMES — Asombrosa reacción de la urbe habanera ante los altos precios de los autos en el flamante mercado estatal. Muchísima gente a quien no alcanza ni para terminar el mes, escandalizada con la noticia, como si de entre las manos le hubieran arrebatado la posibilidad de adquirir un vehículo.

¿Será que la mentalidad Clase Media está cobrando terreno en el imaginario popular? no encuentro otra explicación.

En los primeros días de este año entró en vigor un nuevo código de Trabajo que legitima la explotación y continúa traspasando poder del obrero al jefe. ¿Cuál fue la reacción de los trabajadores? Casi nula; nadie en la calle hablaba del asunto.

Y en el ciberespacio (dominado por lo que yo llamo, sin ánimo de ofender, perspectiva gusana) apenas levantó ronchas.

La perspectiva Gusana y la de Clase Media se parecen, pero no coinciden cien por ciento. Por ejemplo, si la policía maltrata a las Damas de Blanco o detiene durante tiempo indefinido a un disidente que le ha dado por gritar en plena calle sus ansias de libertad, la reacción popular es más bien pálida.

Hay una larga lista de derechos elementales que el gobierno pisotea sin disimulo pero la gente sobrelleva el yugo.

Es muy cómico, entonces, que el “pueblo” se alebreste y consiga esa resonancia que da sentido de fuerza y pertenencia, no por el desabastecimiento de los agros o el impuesto del 250% que grava artículos de primera necesidad, no por la mala calidad de la educación y la salud, siquiera por la libertad y la democracia, sino porque a la clase a la que siente que pertenece le recortaron las plumas de las alas.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 363 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

33 thoughts on “Identidad de Clase en Cuba

  • Gracias Tony, me halagas. No pierdas tiempo dándole coco a mis disparates, mejor pregúntame directamente o en un comentario. Si no entiendes algo de lo que digo, lo más probable es que no me haya expresado con claridad, coom en este post.
    Respecto al señalamiento de Marlene Azor, no creo que ella tenga razón.

  • Gracias por participar. No he leido todo el comentario, solo por arriba.

    No he dicho que el pueblo o los trabajadores sean tontos. Tener una visión una idea de sí mismo un tanto alejada de la realidad es muy común y no es síntoma de tontería, aunque sí de alienación. Marx ¿o Engels? decía que ciertas relaciones de producción, relaciones clasistas, motivaban una conciencia invertida de la realidad, donde lo espiritual estaba primero que lo material etc. Eso no quiere decir que alguien fuese tonto.
    Creo que aquí podemos aplicar algo parecido: unas relaciones de producción clasistas, donde el poder está en manos de un mega Estado y una clase media está en asenso, desplazan el sentido de identidad lejos de la realidad.
    Por lo demás estoy de acuerdo con mucho de lo que usted dice. Cuando me desconecte lo leo con más calma.

  • Erasmo:

    Queda claro que en 300 palabras no puedes hacer mucho más que plantear someramente el tema. Ahora, partamos de que mis dudas entán dadas en gran medida por el largo tiempo de ausencia de Cuba. Por eso no me siento capacitado a dar respuesta conclusiva alguna, y por igual motivo le lancé la interrogante a Haroldo Dilla cuando trajo a colación la supuesta clase media cubana relacionada con la venta liberada de automóviles. Ahora lo hago contigo.

    En los pocos días que estuve en Cuba hace un par de meses entré en contacto con personas que han elevado su estatus social a la sombra de las actuales reformas, sea porque les va muy bien en sus negocios por cuenta propia, sea porque reciben remesas regulares de EEUU y otros lugares, sea porque han logrado posicionarse en el estamento paraestatal, en el turismo u otras actividades similares. Todo este sector se está diferenciando de modo creciente del cubano que depende casi en exclusiva de su sueldo pagado por el Estado, o de una creciente masa de menesterosos, entre los cuales van siendo presencia cada vez más destacada los jubilados, que apenas tienen lo justo para vivir; o lo desplazados de antiguas plazas laborales hoy obsoletas.

    Lo que aún no noto es la división entre la supuesta clase media y la alta, la cual debería estar definida para poder establecer la existencia de la primera, entiendo yo. Para dejarlo más claro: para que haya clase media, deberían existir una clase alta y otra baja, ¿o no? Por su parte, es evidente que la clase pobre o más desposeída se está haciendo cada vez más visible.

    Lo que percibí en 2013 fue más bien una polarización en aumento entre “tenemos” y “no tenemos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *