Hablando “en serio” acerca de los valores

Erasmo Calzadilla

Foto tomado en La Habana por Caridad.

Estas palabras son la continuación de una entrada al blog que hice recientemente tirando coces contra la llamada enseñanza en valores en Cuba.  Ahora voy a repetir el berrinche pero apoyándome en varios mitos a los que recurre a menudo el discurso marxista.  Veamos que sale:

Erase una vez hace mucho tiempo los hombres vivían en cierta unidad y armonía.  Y no es que no tuvieran sus pendencias, pero no se notaba todavía entre ellos ninguna diferencia irreversible en cuanto al acceso al poder, y tampoco habían elaborado sofisticados ideales que luego idolatraran.

Unos miles de año después la paradigmática Unidad se evaporaba cediendo su lugar a la Discordia: grupos de hombres sometíanse unos a otros gestando cada parte una visión particular del mundo de acuerdo al lado en que se encontrasen (el de los sometidos o el de los que someten).

Simultáneamente, en el área del pensamiento crecía el abismo entre la doxa, es decir la opinión callejera que alcanzaba a lo sumo al categoría de probable, y la episteme o reflexión rigurosa que engendra los Eidos, abuelos de los actuales Valores.

Los Eidos o entes abstractos y perfectos fueron desde siempre muy amiguitos de la clase aristocrática; ellos se tiraban el cabo en los momentos más difíciles pues a fin de cuentas ¿Quién podía hacerles el favor a los magníficos Eidos de pensarlos?  La aristocracia.  ¿Y quién disfrazaría en la conciencia pura de la aristocracia el crimen que significaba la esclavitud? Los Eidos.  Estamos a la altura de la Grecia clásica.

Pero el tiempo pasó y pasó y un día del siglo XIX un hombre apellidado Hegel convenció a muchos de que la escisión de la Unidad primigenia había sido necesaria, pero de manera igualmente necesaria había comenzado el periplo hacia una nueva unidad cuyo capítulo final  protagonizaba él mismo escribiendo sus obras. Hegel le dio el chao a los Valores cuyo último defensor había sido Kant con su idea del bien como deber de la razón que solo persigue ser fiel a sí misma.

Luego apareció un judío-alemán que vivía por las cercanías del Rin y era admirador de Hegel, pero no tanto como para no rectificarlo afirmando, que si la integración no rebasaba el marco  de la filosofía y el pensamiento, no sería más que una farsa que retardaría la verdadera comunión.

La genuina integración, creía él, llegaría como resultado de un largo proceso socio económico asociado no solo a la anulación de la distancia entre el Estado y los ciudadanos, entre los jefes y los subordinados, entre los oficios manuales y los intelectuales, sino también entre los valores como entes abstractos que guían la vida sin estar vinculados con esta, y de otra parte la práctica cotidiana huérfana de ideales.

Y para acabar la muela y no aburrirlos más, por todo lo anterior creo que continuar alimentando el totem de los valores es, además de antimarxista, una manera de reproducir a nivel de discurso una dinámica clasista, e indirectamente colaborar con ello.

Por lo demás, a mi al menos no me gustaría vivir entre gente que trate bien al próximo por que ha incorporado el valor Solidaridad, o cualquier otro. ¿A usted si?

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.



2 comentarios sobre “Hablando “en serio” acerca de los valores

  • Oh! maestro, Oh! maestro, qué volá mi hermano, aquí leyéndote de nuevo, acere estás hecho un nietzscheano y eso que no es constructor, ajjajaaj. Hoy no te voy a dar chucho porque te siento un poco berriao en la entrada, así que hoy te voy a dar quieros y eso jajajajajaaj, na y decirte que me has dado el pernil de perro jajajajaaja, acere cuando tengas un chance escribeme mi hermano, bueno nada más, ahora me autoaplico la pierna, a otra cosa acuerdate que solo se puede defender el marxismo desde el antimarxismo y el antimarxsimo desde el marxismo, un abrazo marxista y antimarxsita del luismi que te quiere…

    Respuesta
  • Era, parece que el luismi quiere llevar la doctrina del sí pero no hasta las últimas consequencias. ¿Será también de la escuela del Eléctrico?
    Cada vez te siento más cerca de la fe……un tiempo en el que los hombres vivían en cierta unidad y armonía….apretaste!!!!!!
    Un abrazo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Habana Compás autor: Leo Linton (USA) camara: Samsung Galaxy S9 Locacion: La Habana. Cuba

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]