Erasmo Calzadilla

Luchando todo se resuelve.  Foto: Juan Suárez
Luchando todo se resuelve. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Alexis Jardines es un profesor de filosofía cubano que hace unos añitos emigró hacia los EEUU. Lo conocí en la Habana y tuvimos algunas conversaciones no siempre felices. En cuestiones políticas Jardines era un intransigente de línea dura; al parecer sigue siéndolo.

En su último artículo “La Cuba postcapitalista” el filósofo se dedica a “explicar” por qué Cuba debería anexarse a los EEUU. Veamos que con qué se nos baja.

Una buena parte del texto, digamos la mitad, la dedica a “rebatir” a los anti-plattistas (anti-anexionistas). No con argumentos racionales, como debíamos esperar de un pensador, si no con las armas del ideólogo-demagogo: la ofensa, el descrédito y las medias verdades.

Sobre los anti-anexionistas Alexis deja caer una copiosa lluvia de insultos e injurias: Los asocia con los Revolucionarios (castristas y comunistas); los llama huestes nacionalistas, perretosos que ladran, antidemocráticos que no aceptan el criterio de los demás (o sea de los anexionistas).

Dice que son caducos, medievales, anti-integracionistas, totalitarios que ponen freno a la libertad, al pensamiento y a la creación; los acusa de infundir odio, de ser responsables del analfabetismo funcional y la brecha digital, y hasta de incompetentes que tienen a Cuba en el bando de los perdedores.

De los anti-plattistas afirma, además, que muchos de ellos son anexionista en el closet.

Todo lo anterior nos lo presenta envuelto en una atmósfera filosófica salpicada con sentencias altisonantes y enigmáticas como la joya que presento a continuación: “Así como no podemos ir contra la Naturaleza tampoco podemos ir contra la Cultura.”

Pero bueno, los pensadores son así, a veces se apasionan y pierden el tino, cosa que podemos perdonarles si aportan algo interesante. ¿Y qué aporta Alexis Jardines en este artículo? ¿Cómo fundamenta el filósofo la conveniencia de anexarnos a los EEUU?

Intentaré sintetizarlo:

Alexis Jardines. Foto: eichikawa.com
Alexis Jardines. Foto: eichikawa.com

El mundo va camino a la globalización, el multiculturalismo, la democracia y la libertad. El motor de tanta maravilla es la Tecnología, forma dominante de la cultura y base sobre la que se erige la Sociedad del Conocimiento.

A la vanguardia de este proceso marcha EEUU, “un gran país que se ha convertido en un Estado de nuevo tipo: multicultural, democrático y postnacional” donde “cabe todo el mundo” porque “ya no es tan americano ni tan capitalista.”

Toda esa fiesta está ocurriendo ahí misma, a un tiro de flecha, pero los recalcitrantes anti-plattistas cubanos, en su provinciano empecinamiento, no dejan que la cenicienta participe del baile y sea besada por el príncipe.

Sus esfuerzos son en vano porque es absolutamente imposible querer conservar las formas de la cultura anterior. O en otras palabras, mejor que Cubita se relaje y goce, porque de todas maneras le toca lo que le toca.

Fin de mi síntesis.

Yo diría que Alexis se atragantó con lo peor del Postmodernismo.

Si esto no es puro meta-relato, ideología y maquillaje a las relaciones de poder, que alguien me explique qué lo es. Por otra parte, tras la nube filosófica sus argumentos son tan simplones que parecen sacados de una historieta; da miedo escucharlos en boca de un pensador.

 

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

94 thoughts on “En los jardines del anexionismo

  • Lamentablemente :-)

  • Desde luego que te leí completo, Tony:

    Has tocado un punto esencial: la centrifugación político-ideologica de la comunidad cubana, nuestra eterna tendencia a la bipolaridad, y me refiero tanto a cubanos de dentro como de fuera. Uno trata de mirar la situación que estamos viviendo con un poco de desprejuicio y nota cuán arduo será el camino a conseguir siquiera un atisbo de reconciliación. Hace poco, unos cuantos cubanos de distintas tendencias se deshacían en elogios hacia Mandela, que tomó la difícil pero trascendente decisión de no procurar cacerías de brujas que concluyeran en baños de sangre. Pero casi todas esas personas se niegan a considerar siquiera semejante posibilidad para un mañana en la Isla. Y así seguimos, llevando agua al molino.

  • Hola Erasmo; sinceramente me importa un comino si pintas con chapapote y luego emplumas a Jardines, Jesús Cristo o a Pepe Martí. Cierto es que creo Jardines es una de las mentes más pragmáticas de Birania; pero también que él está bastante crecidito como para necesitar que alguien lo defienda.
    A quien defiendo es a PolO, o sea a mis ideas que coinciden -a ratos- con las de Jardines, aunque difiero en algunos de los argumentos. La razón que más respeto es el interés individual.
    Incluso me vale un rábano lo de la anexión (aparte de su improbabilidad), porque -desde mis intereses y necesidades, quien tenía que “anexarse” era yo, y ya lo hice.

    Y por favor, apiádate de Jardines, el pobrecito penando en las “entrañas del monstruo”, y tú disfrutando de la cornucopia del “paraíso obrero”.

  • Gracias a ti por estos versos martianos, muy claro siempre fue el apostol en cuanto a la libertad de Cuba.

  • Isidro:
    No se si te has leído mis cuatro comentarios anteriores. Mi aproximación al tema va por las posiciones extremistas e inflexible de muchos cubanos, desde las anexionista a la super nacionalista. Se ha abusado de los términos y hasta nuestra historia ha sido manipulada. Los fundadores de nuestra nacion, salvo excepciones, nunca fueron así, Ni en sus pensamiento ni en política. Se usa la inflexibilidad y la intransigencia para justificar posiciones política en ambos bandos. Marti y Maceo nunca fueron anexionista, pero tampoco fueron tan inflexibles ni tan intransigentes. Llegaron hasta pactar con sus enemigos. El mismo Maceo se sentó a hablar con Martinez Campo, si, “no hubo acuerdo”, pero después de La Protesta, acepto los términos, se monto en un barco español y se fue a España. Marti después de del Pacto de Sanjon, regreso a Cuba, trabajo para el partido Liberal y se postula por la región de Santiago de Cuba a las Cortes Españolas. ¿Cubanos anexionistas? Ni en la expedición de Narciso Lopez habían tantos cubanos, En sus mayoría eran norteamericanos que el les había ofrecido $1000 y 64 hectarias en Cuba si ganaban.
    Hoy en España hay un comercial en televisión de la marca Bacardi, La escena es sobre la intervención americana en Cuba, la muchacha cubana cuando el soldado yanqui le ofrece Coca Cola, ella le enseña una botella de ron y le dice a su cara, ¡Cuba Libre!, y se va con cara de desprecio y malhumorada. Oye, ni los Bacardi.

    No se de donde diablo han salido tantos anexionistas y Narcisos Lopez de ultima hora. Son una especie nueva, pero no pueden estar mas anticuados. Y si son prattistas , piensan que todo el mundo lo es. Acusan hasta al gobierno de serlo. Al gobierno cubano se le pudiera acusar de muchas cosas referente a la URSS,( a lo mejor hasta peor) ¿pero prattistas?, es confundir papas con cebollas. Hoy por hoy el problema es otro. A mi me parece 10 veces peor la ley Helms-Burton que la Enmienda Pratt. Deberíamos de actualizarnos también en este tema.
    ~

  • Muchisimos. Todos los potorros que residan en cualquiera de los 50 estados de la union votan en las elecciones presidenciales. Y si un californiano decide residir en puerto rico, ya no puede votar en elecciones presidenciales.

    La ley no te exime de elecciones federales por nacer potorro, sino por residir en Puerto Rico.

    Los puertoriqueños (en general, basandome en el resultado de los referendums) no tienen intenciones independentistas. No es que esten ahi obligados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *