El Precio de los alimentos

Erasmo Calzadilla

Foto: Caridad

HAVANA TIMES, 13 abr — En el estado de desinformación crónica, manipulación de la noticia y aislamiento mediático en que vive el cubano típico, si quiere romper el cerco informativo tiene que volverse experto decodificando fuentes y no despreciar ninguna por más repugnante que le resulte.

Es por ello que recurro al Granma cuando la gandinga me da pa’ eso.

El panfleto del PCC viene hace algún tiempo dedicando páginas enteras a la recuperación de la agricultura. De vez en cuando saca artículos críticos pero en su inmensa mayoría son esperanzadores.

Si esto fuese real debiera haber repercutido ya en la disminución del precio de los alimentos pero… ¿Qué pasa entonces?

El mismo diario ha publicado muchísimos trabajos sobre el aumento del precio de los alimentos; en el mundo, claro.

Según la edición del sábado 11 de febrero de hace un año para acá el precio de la “jama” en el orbe ascendió un 2 %.

Pero una semana antes, el viernes 3, un raro (por lo sincero)  artículo de Granma informaba que los precios del agro cubano aumentaron durante el mismo periodo un 20%. Llevarse un bocado a la boca se está volviendo algo bien difícil en la tierra de los mambises.

Iluso sería pedirle a Granma la comparación entre estos datos (2% en el mundo, 20% en Cuba).

Granma tampoco contrasta la dramática noticia con todas las que ha publicado cantando las bondades de las recientes reformas en el campo, pero para eso estamos aquí: para poner la información en perspectiva y tratar de armar el rompecabezas.

Sobre las causas y soluciones de este problema es interesante lo que he escuchado en la calle.

Muchos culpan a los revendedores y a los paladares que acaparan lo poco que se produce, otros como Pedro Campos consideran que el Estado ha favorecido una especie de micro capitalismo en el campo (que sería el responsable del aumento de los precios), en lugar de favorecer la creación de verdaderas cooperativas vecinales.

Creo que ambos criterios tienen algo de razón: haría falta integrarlos y sumarles otros como la desidia ciudadana.

En mi barrio, intermediarios acaparan a la cara los productos que trae el Estado al agro. De vez en cuando pasan inspectores chapeando bajito pero al doblar la esquina toda vuelve a la “normalidad” y la multa la paga el comprador.

La gente protesta pero no se vislumbra que la incomodidad esté en trance de generar una acción colectiva contra el acaparamiento; al menos yo no lo veo.

Parece que Ernesto Guevara se adelantó un poquito con aquello de “esta  humanidad ha dicho BASTA.”

 

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 364 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

16 thoughts on “El Precio de los alimentos

  • Lo que hace falta es que dejes de ser tu solamente quien resi n gue a tu mima y convoquemos a la comunidad entera de H.T. a que se le tumbe en multitud, aunque no se si antes o despues de que te bloquee los comentarios en este espacio, com e p in ga!

  • No sè en que parte dije que el presidente del banco mundial era comunista, yo dije, Isidro es comunista, que siempre le dan vuelta a todo, para no perder la razòn. En Cuba hay hambre, y eso es innegable, y la soluciòn, que los cubanos le han hallado, es la prostituciòn, el robo, el contrabando….no dije màs, como dije que el Granma miente, porque presenta la opiniòn , de un hombre, o de dos, pero no màs ,el resto, de los once millones, no tienen opiniòn, y si la tienen , deben callarla, por su propio bien , o fingir que hay razòn en donde no la hay, adherirse:la doble moral, aparejada al hambre, llegaron y se han instalado para siempre. De cualquier modo, agradezco tu atenciòn y te digo, no tengo nubladas mis facultades intelectuales, por el consumo de proteinas, bien sabes que es lo contrario, la supresiòn de ella, si nubla la inteligencia. Los cubanos forman parte, innegable, de esas estadìsticas del Banco Mundial, de esos mil millones de gente mal alimentadas y hambreadas, que hay en el mundo. Y ese es el meollo, los gobernantes pretenden negarlo…Dios no recuerdan cuando en 1993, nos daban pastillitas de complejo B, en lugar de carne, ….si queremos llegar a un futuro sin mentiras, hay que combatirlas desde ahorita. En Cuba, se pasa hambre, sin lugar a dudas.

  • En realidad, no creo que se pueda poner culpas sobre revendedores, siquiera a los tarimeros del agro, creo que ellos aun en una sociedad como la nuestra son neceasarios, ademas, particularmente no he visto a ninguno de ellos hacerse millonarios e irse a Cancun a pasarse las vacaciones. Creo que lo que sucede en realidad es que nuestro pais no puede siquiera mantener las producciones agricolas a un nivel que no permita el acaparamiento, El Estado no tiene para competir con esas personas, aqui en este pais, o el Estado no compite en cuanto a productos y deja que te coman los tiburones o simplemente elimina la competencia e igual nos comen los tiburones sin posibilidad de nadar. Cuando haya un surtido suficientemente grande agricolamente hablando, los acaparadores se tendran que comer con papa todo lo que compren o simplemente dedicarse a otros negocios. Aunque no se vea directamente algo parecido sucede con los productos a principio de temporada, al principio los precios por los cielos, ya despues decaen los precios y los productos aveces cogen bichos sin que nadie los compre… Aun asi, hay cosechas que se ponen malas en los campos porque no se recogen e independientemente de lo que se diga por ahi, aun se controla el acceso de los productos a las ciudades, yo personalmente he visto como los policias se ponen en “La novia del medio dia” a parar camiones con producciones agricolas que vienen de Guira de Melena y no las dejan entrar en Ciudad de la Habana… esto es solo un ejemplo por citar..

  • gestó “esta” debacle.

  • Hay otro detalle en el artículo de Granma. Allí se menciona que los productos lácteos son los únicos que en los últimos tiempos se han mantenido bajando de precios. No obstante, en nuestra isla la leche, los quesos, los helados, el yogurt, siguen teniendo el mismo precio desorbitante de siempre, e inalcansables para la gran mayoría. ¿Es que se toman en cuenta las tendencias del mercado mundial solo cuando los precios suben?
    Juan Arsenio, el presidente del Banco Mundial no es comunista, y es eso lo que está citando Isidro… Parece que demasiada proteína afecta la lectura… por eso yo como muy poca… jejeje

  • No creo , no estoy en la èlite, te lo aseguro, tengo una vida normal, clasemediera, …pero por lo que veo los que si tienen alguna prerrogativa en HT, son ustedes, que si puede pegar links, nunca me han dejado a mi. Aunque si les reconozco el mètiro de publicarme, aun siendo, como soy tan contrarrevolucionario, tan anti-dictadura, tan anti-castro, tan anticomunista, felicidades por eso, pero , tengan en cuenta mi reclamo.

  • Ah ustedes los comunistas, como me confirman en mi aversión. No me contradigo, presentar una parte de la verdad es mentir.Primero moriría primero ,le rogaría a Dios que me fulmine, que defenderles, que ser un marxista.Prefiero ser un paria, jamás estaré de vuestro lado…No me interesan tus estadísticas, ni leer tu literatura,me basta mirar mi recibo de nómina, es bastante prueba para mi, como también lo es, comer 4 veces al día y siempre proteína animal, huevos (aquí son desayuno), lácteos, almidones, azucares, carbohidratos…la pirámide alimenticia toda, frutas, vegetales, todo a mi elección. Tu dime cuando en Cuba después de 1959, se pudo hacer eso, …yo puedo siendo un simple trabajador, allá ningún trabajador, en ese sistema que defiendes, puede. Si bien es cierto que no mueren de inanición gracias “al resuelvo”, “al invento” :eufemismos de robar,contrabandear o prostituirse en Cuba Socialista, la gente pasa hambre, asì sin darle más vueltas.Tu defiendes eso, entre otras miserias que una dictadura impone, y ya por eso somos muy diferentes, y jamás tendremos coincidencias.Nunca en estas cosas seré contradictorio, el rojo sólo lo soporto en el habito coral cardenalicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *