El mural de mi CDR

Erasmo Calzadilla

Ellos han elaborado un grupo de coloridos posters para que sean pegados en el mural de cada CDR a lo largo del país.

Todos, todos, todos todos los días cuando salgo o entro de mi casa me topo con el mural de mi CDR. Fundados, como el Copelia, las escuelas, los Hospitales y en fin como casi todas las cosas buenas y casi todos los disparates, por una iniciativa de Fidel, los CDR son una organización “de masas,” cuya función principal es, tal y como su nombre lo indica, defender la revolución.

En el tiempo de antes en que no teníamos tanto “desarrollo” pero sí más embullo no era raro que los vecinos llenaran el mural de los CDR con iniciativas personales: frases revolucionarias sacadas de algún libro o de propia inspiración, caricaturas de los yanquis hechas a mano, fotos de mártires recortadas de alguna revista, dibujos premiados de algún concurso local para niños celebrando fechas históricas etc.

Aunque los problemas concretos de los vecinos nunca iban a parar de manera directa a dicho mural, existía, opino, una mejor relación entre lo abstracto y lo concreto, entre los héroes y el gran lider por una parte, y las personas reales de carne y hueso por la otra.

Pero la armonía de los 80 entre la directiva nacional y lo local se fue extinguiendo durante el periodo especial. Mientras que la presidencia de dicha organización a nivel de barrio iba cayendo en manos de personas interesadas en encubrir actividades ilegales (es decir penalizadas pero generalmente aceptadas por la comunidad), la directiva nacional se mostraba en cambio más abstracta y oficialista que nunca, o como a ellos les gusta recalcar: “en línea con Fidel.”

Allí se nos avisa cuáles deben ser nuestras tareas como cederistas.

Hoy parece que la oficina central de los CDR tiene al mismo tiempo más recursos y más deseos que nunca de que la gente esté tranquilita y no ande inventando tanto. Ellos han elaborado un grupo de coloridos posters para que sean pegados en el mural de cada CDR a lo largo del país.

Allí se nos avisa cuáles deben ser nuestras tareas como cederistas, se nos recuerda el concepto de revolución (con una gran foto de su inventor) y se nos advierte explícitamente cuáles son las actividades políticas en que debemos participar: solo las ORIENTADAS CON CALIDAD. O para decirlo sin tanto disimulo, solo las orientadas desde arriba.

Cincuenta años después todavía se nos inculcan valores, se nos orientan las actividades políticas y las iniciativas particulares están casi todas bajo sospecha.

Por eso cada día cuando salgo de casa y me topo con este mural me da por pensar que van a pasar y a pasar los años, van a pasar por arriba de mí y todo va a seguir en las mismas… entonces, si nadie me está mirando, le arranco una esquinita.

2 comentarios sobre “El mural de mi CDR

  • ajajajaj, chama que vuelta mi hermanito, mira como a tí y a mí no nos cuadra ningún sistema te propongo lo siguiente hermano mío, mira nos apropiamos de algún cayo que nadie quiera, allí adyacente al país y al cual se pueda llegar en bote, nos dedicamos a filosofar a comprender el universo y nos alimentamos de lo que sembremos y eso, ya chama la solución definitiva para darle la pierna a todas las sociedades, metemos una talla nómada, junto con otros camaradas que estén para lo mismo, dudo mucho que nos boten del cayo pero si lo hacen nos volvemos a meteer hasta que nos dejen en paz. la idea está buena, me dices cuándo la ponemos en práctica y abandono todas las ataduras al mundo y nos vamos a iluminar como sidarta gautama, bueno chama ya me doy el pernirl de canguro ajajajajaj, un quiero grande.
    !Pioneros por el comunismo, seremos como nos de la gana!, porque el comunismo es eso, ser un mismo.

    Respuesta
  • Hola Eras, me imagino que la Sra. Elvira seguirá con su libretica espiando cada casa, si alguien llega con una “java” de más o lo que sea, ay Dios mío, yo odiaba esos murales, porque no leía nada constructivo para nada, era gastar papel y papel para plasmar la misma política de siempre, a veces tocaban a mi casa y me decían oye tienes goma de pegar”?? hay que hacer cadenetas, las dichosas cadenetas, tú sabes que yo creo que donde único se perdía tanto el tiempo en estas cosas era por donde vives precisamente porque en las zonas de Plaza, Cerro y Playa la gente ya no pierde el tiempo en esto. Un beso bien grande.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Iglesia de Miramar, La Habana, Cuba.  Por Renwin Jacob (Trinidad y Tobago).  Cámera: Canon EOS 60D

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com