Desde mi balcón en Alamar

Erasmo Calzadilla

balcon1HAVANA TIMES — Ahora que ando huérfano de Internet aprovecho para otear el barrio desde mi balcón. El quinto piso de un edificio de Alamar no es un mirador privilegiado; nada espectacular se divisa cerca o lejos, ninguna obra humana que podamos llamar grandiosa por algún motivo. Lo más interesante de la panorámica lo aporta la naturaleza: el mar con sus tonalidades cambiantes, las copas de árboles siempre verdes y el pasar diario de la gente.

De lo que se dice sobre Cuba en Internet o en la TV a lo que observo asomado a mi balcón va un inmenso trecho.

Los sitios disidentes exageran la miseria económica, la crisis de valores, la virulencia de las manifestaciones antigubernamentales, la represión policial y los actos de repudio; los medios oficiales recalcan lo bien que marcha la actualización del modelo económico.

Nadie pude negar que en Cuba haya miseria y represión policial pero Alamar no es representativo. El síntoma de pobreza más grave que alcanzo a ver en mis caminatas por el reparto es gente hurgando en la basura. Recogen materia prima, objetos reciclables y comida para los puercos; con un poco de esfuerzo hasta pudiera convertirse en un oficio digno.

Manifestaciones públicas y premeditadas de descontento político (pintadas, caminatas, marchas, huelgas, llamados) no deben ser muy frecuentes cuando no me he enterado de ninguna; y aquí radiobemba funciona de maravilla. Actos de repudio, el último de que tengo noticia sucedió hace alrededor de veinte años. Fue dirigido contra la escritora y periodista Maria Elena Cruz Varela a raíz de una carta que enviara a Fidel Castro; tengo entendido.

Hasta las micro-protestas espontáneas se han ido vaciando de contenido político. La gente se queja de lo mucho que le roban en el agro, de la mala calidad del pan y otros servicios estatales, de la crisis de valores, de la educación, del transporte… Algunos le echan la culpa a los Castro, otros creen que un deus ex machina (el capitalismo, los chinos, los rusos) va a solucionar nuestros problemas.

balcon6Lo que nunca he escuchado a ningún alamareño es la exhortación a debatir, intercambiar criterios y echar palante por nuestros propios medios. Eso es a lo que yo llamaría una auténtica proyección política, y eso no ocurre NUNCA.

Por supuesto que tampoco hay manifestaciones de apoyo al régimen salvo las que el régimen mismo implementa usando a los niños de las escuelas.

En mi edificio, y creo que no es la excepción, ni siquiera funciona un CDR. Nadie ha querido asumir la presidencia y de hecho no se realizan actividades orientadas por esa institución que presume estar en línea con Fidel. Los vecinos se congregan al llamado de líderes naturales para la solución de problemas puntuales. Colaboran, trabajan en conjunto y una vez resuelto el asunto calabaza calabaza…

Ha muerto la vida política no así la social.

Respecto a la vida social de los barrios cubanos he escuchado las más disímiles exageraciones. Los idealistas la creen un rico tejido de relaciones humanas, nido de excelsos valores, capaz de autorganizarse para la consecución de tareas complejas como la administración de justicia y la distribución de bienes escasos. En el otro extremo se la presume controlada por mafias bajo la ley del más fuerte. Mitificaciones comunes son la reducción del barrio a Ciudad Dormitorio o la idea del barrio donde los vínculos sociales se han convertido en comerciales. Sucede; no con la magnitud que algunos exagerados denuncian.

Yo no tengo vida social pero mi caso es una excepción; me he resignado a la soledad, a extrañar y a ser un extraño (cosa que hasta los perros perciben ¿o estaré padeciendo una psicosis?). Me cuentan que a finales de los ochenta y principios de los noventa Alamar disfrutó de una intensísima vida cultural liderada por jóvenes que se movían en mi cuerda; el tsunami de la emigración arraso con el movimiento. Dicen que en algún momento el hip hop prendió por estas tierras; hoy solo florece el reguetón.

Yo no, pero noto que muchos disfrutan de una intensa vida social. En mi edificio, por ejemplo, casi todas las tardes baja un piquete de vecinos a conversar, chismear, dar chucho y jugar dominó; desde mi balcón puedo apreciar que se divierten de lo lindo.

En la noches, incluso los fines de semana, los más jóvenes prefieren (o se han resignado y acostumbrado a) compartir en la ya casi mítica “zona”. Las incursiones nocturnas a la ciudad son cada vez más angustiosas por lo malo que está el transporte y lo caro que sale divertirse en la urbe.

Los muchachos se reúnen a escuchar música con sus imprescindibles aparaticos; ahí se dan unos buches (es difícil ver a uno borracho), descargan (lo que antes era apretar) y dan muela. Me sorprende cuan poco que necesitan para pasarla bien.

balcon30Comparada con mi generación, que anhelaba conquistar el mundo y vivir experiencias existenciales fuertes (recuerden el impacto de Trainspotting y Tango Feroz) esta me luce mejor preparada para el declive energético. La misión histórica que el destino les asignó: reaprender a ser feliz modesta y localmente, la vienen cumpliendo de maravilla; no hay que esperar de ellos una revolución.

Los vecinos nos llevamos bien pero no integramos una Comunidad en el sentido mayúsculo de la palabra. No estamos organizados de ninguna manera, no contamos con un presupuesto común para afrontar los problemas, no nos reunimos para tomar decisiones salvo en casos extremos y de forma muy ineficaz, ni soñar con un órgano o consejo que administre justicia o medie en los conflictos, siquiera tenemos un local o un espacio explícitamente comunitario; los pocos que habían ya están privatizados. De vez en cuando se desata una bronca o querella intervecinal y nadie se mete (como decimos acá); termina primando la ley del más fuerte o la policía resuelve a su manera.

Por ahora funciona; el barrio sobrevive dignamente. La prueba de fuego será cuando el intervalo entre los supertanqueros se distienda; presumo que antes de una década.

El arribo de otro Periodo Especial, esta vez sin esperanzas a corto plazo, nos pondrá en una disyuntiva: o nos transformarnos en una auténtica comunidad o nos come el león.

No me va a quedar más remedio que renunciar a mi postura de analista que observa el espectáculo desde arriba y bajar a atender la caldosa colectiva; si quiero comer.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


12 thoughts on “Desde mi balcón en Alamar

  • el 23 septiembre, 2014 a las 3:42 pm
    Permalink

    Hmmm, Alamar está echando humo, tremendo desarrollo, creo que me mudo esta semana para allá.
    Familia de San Agustín y del Reparto Eléctrico, constituyen 3 grandes KK de la periferia de la Habana.
    Felicidades, cuando pasen 39 años más te puedes mudar para San Agustín y luego de 39 años allí, a los 117 años, puedes gestionar alguna permuta para el centro…y ya habrás conocido todo.

  • el 20 septiembre, 2014 a las 6:38 am
    Permalink

    Yo diria mejor:Y habra sintoma de mas pobreza que ver gente hurgando en la basura en Cuba.Me imagino que solo encontraran pedazos de periodicos usados como papel sanitario y ….. no se que otra cosa mas

  • el 17 septiembre, 2014 a las 5:41 pm
    Permalink

    Javier creo que Erasmo no se va a asustar pues ahora desafortunadamente no puede leernos. Pero si es para asustarse. La juventud nunca piensa mucho en el futuro y es a donde tienen que mirar. Pues ese futuro que estos que estan en el poder prometieron no lo cumpliran nunca. Es el sistema el que no funciona y ellos no tienen incentivo ninguno para hacer que el sistema funcione. No tienen competencia.
    Un partido político sin competencia no tiene necesidad de cambiar ni de mejorar.
    Por eso es tan absolutamente mala la idea de un partido único para cualquier pueblo. Un pueblo siempre debe tener derecho a escoger libremente quien quiere que lo gobierne cualquier otra cosa no puede llamarse gobierno sino mafia en el poder y es eso lo que tenemos en Cuba.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 7:17 pm
    Permalink

    Miranda ,en un mismo dia pasan varias personas por el mismo laton , algunos inclusos llevan a sus nietos, (yo lo vi todos los dias), el reguero de basura es enorme y cuando sopla el viento , riega toda la basura por toda la cuadra, eso es dia a dia, para colmo el camion encargado de recogerla no pasa en varios dias , la basura se amontona de tal forma que la recogen con bulldozer, que junto con la basura se lleva la acera, hay que verlo para creerlo, !de la que te salvaste Miranda!.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 1:02 pm
    Permalink

    Y habrá síntoma de más pobreza que ver gente hurgando en la basura?

  • el 16 septiembre, 2014 a las 6:41 am
    Permalink

    Amigo Erasmo:

    Lo peor es no hacer nada: siembra un cantero, crea un club de alamareños desahuciados, compón un rap contestatario que se escuche hasta en El Vedado…pero haz algo, hermano. Creo que esa apatía generalizada que describes es responsable de al menos una parte de ese estado de eterna frustración en que vive tanto cubano.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 12:57 am
    Permalink

    Julio, no me asustes a Erasmo de esa manera….
    En realidad, tienes toda la razon. La ausencia de un futuro con vislumbres de esperanza fue lo que me motivo a mi, a ti y a otros muchos en probar nuestras fortunas allende los mares. Que ha funcionado? Para algunos no, para otros a medias y para otros claramente.Lo mas terrible es que en el terruno, las opciones de poder cambiar ese futuro son bastante limitadas y ciertamente, nada faciles.

  • el 16 septiembre, 2014 a las 12:07 am
    Permalink

    Toda una apología de la abulia y la alienación revolucionaria

  • el 15 septiembre, 2014 a las 10:03 pm
    Permalink

    Jajajaja Erasmo otra vez con la yerba de parque. Voy a comprar boletos en primera fila para ver como surge un lider comunitario que mejore la vida de Alamar ¿seras un opositor leal o vas directo a la disidencia?

    Realmente sera un reto para ti ser lider de un barrio obrero donde no te sientas a jugar domino, ni compartir una botella de ron con los vecinos.

    Por si acaso te dejo una lista de peticiones para que comiences a maquinar como solucionarlas cuando dejes el balcon del edificio.
    – Pintura exterior e impermeabilizacion de los techos de casi todos los edificios.
    – Mantenimiento a los elevadores de los edificios altos.
    – Resolver el asinamiento de dos y tres familias conviviendo en un apartamento.
    – Mejora del transporte publico interno y hacia La Habana.
    – Creacion de empleos para que Alamar no sea un dormitorio.
    – Rescate de los espacios recreativos que existieron como el Golfito, la piscina gigante y la pequeña del barrio los rusos, el anfiteatro, la casa de la cultura, La Chusmita, etc. y crear otros nuevos.

    En Alamar tambien estamos hastiados del socialismo real, lo que como el resto del pueblo de Cuba utilizamos la tecnica Gandhi (brazos caidos) para expresar nuestro descontento al regimen o nos marchamos buscando mejores horizontes en el extranjero.

    Por cierto en Alamar se oferta Internet a 1.50 cuc la hora en ciber apartamentos privados desde hace años, lo que necesitas jugar domino y tomarte unos “buches” con la plebe para enterarte asere.

  • el 15 septiembre, 2014 a las 6:29 pm
    Permalink

    Erasmo, mirate con 65 o 67 anos de edad. la edad que sea de retiro en Cuba. Ya viejo y vencido por los anos y con los primeros achaques de vejez. Crees que sera lo mismo? Crees que esos edificios que hoy tienen poquisimo mantenimiento por las razones que sean esten todavia en pie?Será en unos 30 anos mas como tu lo describes? O que futuro le ves? Que futuro te ves?
    Ya se , Ya se que piensas que el petróleo no existirá quizás en esa época y que algo parecido al armagedón o como lo llaman la elite en cuba “el periodo especial” regresara quizás para quedarse permanentemente.
    Mientras ellos viven manejando sus Mercedes Benz o quizás sus Tesla totalmente eléctricos Uds si tienen suerte andarán en bicicleta chinas. Y esto de una elite que prometio ser más justa con los de abajo. Hermano no queda otra que reconocer que nos engañaron a todos. Todo se quedó en palabras. Puede que tengas razón sobre el futuro en Cuba puede que no. Yo apuesto a que no. Que el futuro de Cuba no sera ese Armagedon revolucionario que ya casi vieron. Por que una vez que esta elite fuera de moda por causas naturales desaparezca también desaparecerán con ellos las utopías que trataron de inculcarnos. Y los cubanos cada uno tendran que trabajar duro por su nuevo futuro. Si se logra bien entonces verán aquellos que trabajan duro un futuro mejor. Los que no entonces vivirán igual que hoy en el borde de la miseria.
    Te imaginas llegar a tus 65 o 67 sin un retiro descente? Sin una moneda que económicamente valga frente a otras? Teniendo que vender maní en las calles? Es triste que entonces aquellos que impulsaron las ideas locas que tomaron a nombre de todos los cubanos disfrutan de una vejez sosegada y sin temores economicos devenidos de su propia irresponsabilidad. Por que los problemas economicos cubanos son el resultado de sus políticas económicas disparatadas. Donde no se pensó mucho en hacer cambios drásticos sin pensar en los resultados y se ha persistido en un modelo económico que está ampliamente demostrado no funciona para nadie en el mundo. Piensa en tu futuro. Piensa en el Erasmo de 67 anos. Ahora que todavía tienes todas tus fuerzas de la juventud. Que podrias hacer para ayudarle?

  • el 15 septiembre, 2014 a las 5:00 pm
    Permalink

    Brillante, amigo, si hubieras escrito esto antes lo hubiera incluido casi textual en el libro, un ejemplar del cual para ti Chaguaceda aun tiene

  • el 15 septiembre, 2014 a las 3:48 pm
    Permalink

    En conclucion un barrio que existe pero no vive. Lo que si dudo es que los jovenes no esten borrachos (seran los de alamar) por que en el resto de cuba el deporte nacional de la juventud es presisamente emborrachase y despues entrarcea piñazos entre ellos. los que dan “muela”””…. les aseguro que desgraciadamente el 90% de “la muela””” es sobre alguien que se fue, o como se consigen la pira
    “Lo que nunca he escuchado a ningún alamareño es la exhortación a debatir, intercambiar criterios y echar palante por nuestros propios medios.””” esto nunca lo escuchara… ya esta arraigado en el ADN cubano llorar miseria, criticar cualquier tonteria como el pan, ETECSA, o el carrito, pero no hacer nada digno y util para salir de la miseria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *