De cómo resolver la alienación

Erasmo Calzadilla

Foto: Caridad

La dinámica social del mundo de hoy es muy confusa.  A menudo nos sentimos desorientad@s, alienad@s, incluso en el seno de nuestra propia cultura.

Los hilos que relacionan a las personas se enmarañan tanto que perdemos de vista cómo nos conectamos un@s con otr@s.

Las supercuerdas sociales se enredan más aún porque los medios de producción pertenecen casi siempre a otro distinto de productor directo.

Cuando el salario que los cubanos dejamos de percibir para mantener hospitales y escuelas llega por ejemplo a las manos de la doctora que hace los ultrasonidos en el hospital infantil Aballí, ella no reconoce en él nuestro aporte.  Siquiera nosotros, los contribuyentes, recordamos apenas que su pecunio sale de nuestro bolsillo.

El pacto en que esta relación se estableció y se renueva es demasiado indirecto y abstracto, por ello resulta, sino justificable, al menos comprensible que todos los que prestan algún servicio traten a los pacientes y clientes sin padrinos ni madrinas como a una carga de trabajo molesta de la que es preciso deshacerse cuanto antes.

Luego deberíamos preguntarnos ¿Cómo combatir esta enajenación que nos ha tocado, la de la “socialización” total de los medios de producción en manos del Estado?

¿Qué hacer para que nos atiendan y atendamos no solo con calidad sino tambien con respeto y afecto? ¿Cobrar y pagar más por cada consulta o servicio prestado? ¿Añadir un curso de Sensibilidad Humana en la escuela? No creo que ninguna de estas sea solución.

Me atrevo a afirmar que la solución es, al menos en parte, la descentralización.  Pero una descentralización que no nos lleve hasta a la atomización de las “fuerzas productivas” como viene sucediendo ahora en Cuba con el florecer de los pequeños negocios privados.

La atomización como cualquiera que haya estudiado historia sabe, es el paso previo a una más terrible centralización.

La descentralización tampoco puede ser impuesta (vease los proyectos Médico de la Familia y Municipalización de la Enseñanza Universitaria), sino querida y luchada por la propia comunidad.

Creo que una sana (no forzada, no atomizante) descentralización propiciaría el establecimiento de vínculos éticos, afectivos y económicos más estrechos entre las personas.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 363 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

One thought on “De cómo resolver la alienación

  • Recuerdo las palabras de zaratustra: “Por encima de cada pueblo está suspendido su índice de valores”. Tal parece que desde la perspectiva cubana no hay otra filosofía que el marxismo y ninguna otra verdad posible que la que enuncia a las fuerzas productivas como el centro del universo mismo.

    Si todavía me dijeran “Fuerzas Productivas” metafísicamente hablando, pero no es el caso, para nada.
    También me acuerdo de un diccionario de filosofía soviético donde en la explicación de Anaximandro y su apeiron hacen más énfasis en decir que ahí está presente el materialismo que en explicar esto:

    “El principio (arjé) de todas las cosas es lo indeterminado ápeiron. Ahora bien, allí mismo donde hay generación para las cosas, allí se produce también la destrucción, según la necesidad; en efecto, pagan las culpas unas a otras y la reparación de la injusticia, según el orden del tiempo.”
    Anaximandro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *