¿Cuánta gente hay tras las rejas en Cuba?

Erasmo Calzadilla

En Cuba se publica información sobre la cantidad de presos en EE.UU. pero no en la isla.

HAVANA TIMES, 27 dic — Voy a tener que suscribirme a Granma porque me pone a pensar, a buscar información, a reir y a llorar.

El 19 de diciembre publicaron un anónimo con el rimbombante título Aumenta criminalidad entre jóvenes en EE.UU.

El artículo contaba que un tercio de los jóvenes de Estados Unidos había sido arrestado alguna vez, según un estudio publicado en el New York Times.

Hay que tener la cara dura. ¡Así que arrestos! Voy a sacar una cuenta rápida: vivo en un edificio de militares en un barrio relativamente bueno. De 37 varones nacido allí, 12 (o sea un 32%) han sido, no arrestados sino encarcelados con largas condenas.

¿Le parece mucho? Justo al lado viven los guagüeros* cuyos hijos baten ampliamente nuestros records. Los cuentos del tanque** son un género literario prolífero en mi comarca.

Pero no me hagan mucho caso, una cuadra no representa a la nación; vayamos a las cifras oficiales a ver qué dicen ¿Qué dicen las cifras oficiales sobre la población penal en Cuba?

No lo sé, las he buscado y no las he hallado. La Oficina Nacional de Estadística (ONE) nada dice al respecto. Algunas páginas gubernamentales explican en detalle el sistema penitenciario cubano y sus muchos logros, pero nada de cifras.

Las cifras vine a encontrarlas en fuentes “enemigas.”  Según el World Prison Population List, publicado por el International Centre for Prison Studies y actualizado hasta el 2008.

Según el estudio, Cuba tenía 531 personas en prisión por cada 100 000 habitantes, ocupando el quinto lugar en una lista liderada por los EE.UU. Los datos de la población penal en la mayor de las Antillas no fueron abonados por el gobierno de “nuestro” país, que al estilo Corea del Norte niega el acceso a esa información.

Pongamos que las cifras están falseadas, que no estamos en la quinta posición sino en la quincuagésima, aun así sería como para alarmarse, para que los medios de comunicación lo hicieran público y se propiciara un debate a nivel nacional.

Pero el Comité Central opta por desviar la atención tirando cañonazos al imperio, y mientras tanto el techo se nos cae arriba. Claro, no le cae arriba a ellos.

* Guagüeros: choferes, conductores o mecánicos de ómnibus urbanos.

**Tanque: es una manera popular de llamarle a la cárcel.

 

 

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 364 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

3 thoughts on “¿Cuánta gente hay tras las rejas en Cuba?

  • Querido Cain,

    Podríamos pasarnos días discutiendo las causas de la delincuencia. Seguro que plantearíamos ideas interesantísimas sobre como eliminar esas causas. Y, naturalmente, podríamos tener razón o no.

    Sin embargo, seguro que coincidiríamos en que la forma más práctica de evitar que asesinos, ladrones y violadores hagan mas daño consiste en encerrarlos en una cárcel.

  • La solución de Gabriel solo lo es en parte. Ese es su mayor riesgo.
    La existencia de cárceles, policias, jueces es parte de la maquinaria de opresión del estado moderno del mundo (del cual Cuba no es excepción) sobre el individuo.
    Es la maquinaria que obliga a trabajar por míseros salarios so pena de ser declarado “legalmente” un vago como en la Edad media.
    La sociedad considera que una “persona honrada” es la que trabaja 8 horas al dia (o más) por un escaso salario. Pero este enfoque ha sido legitimado desde el poder para que no se vea que el problema es otro: La ausencia de Libertad.
    La solución es eliminar las causas que dan orígen al supuesto “delito”, hijo del control y la represión para que las personas desarrollen plenamente sus capacidades.
    En muchas partes del mundo comunidades tienen su propia “policia”, si los CDR se hubieran desarrollado a cabalidad en función del desarrollo de la comunidad y no como mecanismo de control y vigilancia, no fuese necesario policia ni cárceles.

  • Cuba tiene una de las tasas de población carcelaria más altas del mundo. En el siguiente enlace se puede ver un gráfico muy interesante:

    http://www.edutube.org/interactive/prison-population-capita

    Llama la atención la tasa altísima de los Estados Unidos (756 prisioneros por 100.000 habitantes), situado al lado de Canadá (116) con una tasa muchísimo menor. También llama la atención la altísima tasa de encarcelación de los países ex-comunistas del este de Europa, comparados con Europa Occidental. Por ejemplo, el valor de Rusia es de 629, frente a 160 de España.

    Pero Cuba con 531 prisioneros por 100.000 habitantes tiene una tasa de encarcelación de las mas altas del mundo. Eso no se explica con el manido recurso de señalar que es un país comunista. La tasa de China es de solo 119 (sobre Corea del Norte no sabemos nada).

    Hay que aclarar que los datos de Cuba no se conocen con precisión. El siguiente enlace del International Center for Prison Studies ilustra la situación:

    http://www.prisonstudies.org/info/worldbrief/wpb_country.php?country=61

    La anomalía cubana resulta particularmente sorprendente teniendo en cuenta que Cuba presenta una de las tasas de criminalidad menores del mundo. Lo fácil sería apuntar a los presos políticos. No creo que ese sea el caso. Apenas fueron cien cuando su número fue máximo.

    Creo que el problema está en que en Cuba se abusa de las penas de privación de libertad. Se aplican para delitos que en cualquier otro país del mundo darían lugar a una simple multa. No tiene sentido meterle largos años de prisión a personas con simples delitos administrativos, tales como matar una vaca sin permiso o intento de salida ilegal. Son personas que no han robado ni matado. Recordemos que al disidente Darsi Ferrer le metieron un año de cárcel simplemente porque no fue capaz de presentar el recibo de compra de un saco de cemento.

    En mi opinión conviene recurrir al mínimo a las penas de privación de libertad. Cuando se encarcela a una persona no solamente se castiga a esa persona sino a toda su familia, que puede depender de ella para alimentarse. Además esa persona deja de ser una persona que trabaja y produce para pasar a ser una carga para la sociedad. Por eso, cuando no se trata de robos, asesinatos o violaciones, es preferible recurrir a las multas mas que al encarcelamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *