Critico y critico; nada propongo

Erasmo Calzadilla

http://www.havanatimes.org/wp-content/uploads/2010/06/5.jpg

Alguien llamado Greg ha comentado en el Havana Times que aun teniendo yo capacidad para construir, en lugar de ello lo que hago más bien es criticar y de-construir. Le agradezco a Greg por su advertencia, la tendré en cuenta, y también por la oportunidad que me da de exponer mi idea de cómo podrían encaminarse para bien los asuntos de Cuba.

Y lo que sugiero es, concretamente: poder popular y propiedad a los trabajadores en los centros de trabajo. Me explico.

En Cuba a nivel de localidad gobierna el Partido Comunista, no los representantes del pueblo. No es menos cierto que existen instituciones creadas para el gobierno popular y algo resuelven, pero cuestiones muy puntuales; su verdadero papel es, según mi punto de vista, cubrir con el vestido de la democracia un mecanismo que de democrático nada tiene.

Por otra parte en los centros de trabajo mandan la administración y el partido. Los trabajadores están supuestamente representados por el sindicato, que puede servir para protegerlos frente a irregularidades y maltratos, pero no para ejercer control efectivo sobre los medios de producción. Los trabajadores son subordinados de un jefe elegido desde arriba, en una estructura jerárquica que nada tiene ni de socialista ni de democrática.

Como consecuencia, ni en los barrios ni en los centros de trabajo la gente se siente representada, y ello genera tal nivel de apatía y enajenación que provoca todo marche mal. La contraportada de un sistema como el expuesto es obviamente la delincuencia, ambos están indisolublemente unidos.

Para que ocurra un cambio es necesario entre otras cosas el despertar de la conciencia popular; es preciso que la gente cobre confianza en si misma y quiera cambiar las cosas, tomar las riendas de su vida y mandar lejos al tutor.  Y es esta una tarea sumamente difícil y lenta en su maduración, como todo lo que depende del imaginario popular.

Era precisamente eso, despertar la conciencia, el deseo de libertad, de autonomía y la responsabilidad lo que intentaba desde el aula como profesor de filosofía y en el campus universitario en horas extras con los estudiantes, pero ello me costó la expulsión del centro de trabajo; a otros muchos les ha pasado más o menos lo mismo.

Pero Greg, no nos damos por vencido, por acá seguimos esta lucha. Espero que usted como persona inteligente y sensible que parece nos comprenda y apoye en lo posible.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 363 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

2 thoughts on “Critico y critico; nada propongo

  • Recuerde, que si le das el proceso a sólo a los trabajadores, los trabajadores de las industrias más rentables serán capaces de controlar el discurso a través de su acceso a la plusvalía en la sociedad.
    Esto ha ocurrido antes en el sistema de Auto-Finanzas y especialmente en Yugoslavia.
    Un economía controlada puramente par trabajador se hace mucho como el control de las empresas del Estado – solo el capitalismo de los trabajadores. Pero si usted puede equilibrada de los poderes constitucionales a través de decir-proporcionadas a juego, con los consumidores y los consejos regionales de vecindad-, entonces se puede mantener la auto-gestión, sin desequilibrando la corrupción.

    Por favor, lea Economía Participativa: La vida después del capitalismo para Michael Albert. Las dos ideas clave que estoy hablando aquí es de pensadores que están bien establecidas en Venezuela. Guevara estaba al tanto de estas cuestiones.

  • Cuando lei el artículo de Ravsberg “Clonemos a Exposito” me animé a hacer un comentario, pero por razones inexplicables no lo pude subir al sitio de BBCMundo, el mismo en lo general se refería a este aspecto.
    Soy de Bayamo, Granma, y realmente la labor de Lazaro Exposito fue encomiable acá, pero reflexionemos en esto: ¿En qué medida Lazaro Expósito como Secretario del Partido usurpó en Granma las funciones que son inherentes al gobierno, ya sea por incompetencia del gobierno, o porque por “sistema” le tocaron asumir?.
    Ciertamente la democracia socialista tiene que preocuparse y ocuparse para que cada organismo de las OACE(Organizaciones centrales del Estado) cumpla con las funciones que aparecen en la constitución de nuestro país, y que el Partido se encargue eficientemente de controlar y supervisar, pero no pasar a ser EJECUTOR, pues entonces se convierte en juez y parte, en ejecutor y supervisor, en otras palabras.
    En la misma medida en que la realidad se corresponda con la teoría en nuestra sociedad, más participativo va a ser el gobierno, y más los trabajadores que tienen en su mente creados estigmas justificados con hechos como los que se narran en este artículo(expulsiones de lugares de trabajo, y otras instituciones por mostrar opiniones que en lugar de analizarse lo que hacen es penarse) participarían de forma más activa en la sociedad, pues ahora por temor principalmente callan sus opiniones, y se convierten en depredadores de los medios que la sociedad con tanto trabajo logra producir.

    “Con todos y para el bien de todos”, es la frase del maestro que más me viene a la mente cuando se piensa en el país que estamos dejando a nuestros hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *