Con un tin de valor basta

(a propósito de la Conferencia del PCC en Cuba)

Erasmo Calzadilla

HAVANA TIMES, 29 ene — En 1976 los cubanos (parece que fue una mayoría) cometimos el disparate político de refrendar constitucionalmente la concesión del poder supremo a un partido único.

Según el artículo 5 de la ley de leyes:

El Partido Comunista de Cuba, vanguardia organizada marxista-leninista de la clase obrera, es la fuerza dirigente de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista.

Lamentable, pero ya el daño está hecho. Lo importante ahora es corregirlo para (ver si conseguimos) que el timón de la nación caiga finalmente en manos del pueblo auto-organizado.

Pongamos que en el 76 no estábamos listos, que necesitábamos un tutor, aceptemos por un segundo esa ridícula idea.

Bien: ¿Qué ha hecho el Partido en todos estos años para propiciar el traspaso del poder a sus legítimos detentores?

Al contrario, los máximos líderes del PCC han aprovechado cada pequeño chance en consolidar un gobierno personalista con instituciones débiles, que amenaza hundirse en el caos o caer bajo otra mano dura (¿neoliberal? ¿militar?) cuando ellos ya no estén entre los vivos.

Por eso, a propósito de la Conferencia del Partido que en estos días se celebra, invito a todo cubano con algo de autoestima a pensar en cómo rectificar este disparate, cómo librarnos de ese lastre que paraliza el desarrollo cívico y económico de la nación; y por supuesto a actuar en consecuencia.

Eso de la resistencia pacífica activa no luce nada mal, por el momento.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


36 thoughts on “Con un tin de valor basta

  • el 10 febrero, 2012 a las 8:24 am
    Permalink

    “No, los campesinos y los obreros, no pueden dirigir un país, pueden labrar u operar en las fabricas, pero para la política se necesita estudiar.”

    Lo siento por la gravedad de mis palabras, pero tengo que decir: que elitismo estúpido!

  • el 7 febrero, 2012 a las 2:45 pm
    Permalink

    Bueno Josué…los que son como tú, a “viento y marea” justifican al dictador, y la dictadura, y en tal caso, no es posible intercambiar. Pero algo si te responderé…no hubo tal dolor de la mayoría como dices, el dolor es ahora, y si es de la mayoría…no sé ni me importa el dolor de tu familia, no es la mía, y si conozco el de la mía. Y yo creo que si Batista fue malo, Fidel le aventajo y tanto, que lleva 53 años de largo y doloroso reinado. Y esa es una verdad tan contundente, que ese dolor que aduces, se diluye en el dolor de miles y miles de familias, que perdieron sus hijos en la UMAP, que perdieron a sus hijos cruzando esas noventa millas, que nos separan de EE.UU. porque no pudieron vivir en Cuba, en los encarcelados, torturados y perseguidos , por pensar diferente; en los que no pudieron estudiar por ser católicos o evangelistas, u homosexuales: Los muchos y muchos que perdieron su trabajo por no ir a la zafra de los diez millones, o los miles y miles de jóvenes cubanos que perdieron la vida , en guerras que no eran nuestras, porque les obligaban a ir por causa del SMO. El dolor de innumerables familias separadas, unos en la diáspora, otros en la Isla, …si el dolor se pesara, creo que es mucho mayor el de esta parte, mucho mayor….y no termina, un hermano , traspaso a otro el poder, para seguir haciendo lo que siempre han hecho, oprimirnos, castrarnos, mantenernos bajo sus botas. Creo que en acumulación de dolores, les aventajamos muchos, nosotros si seguimos muriendo, si seguimos separados, si seguimos con la profunda sensación, certeza, de que perdimos la niñez y la juventud, sin remedio. Si de dolor se trata, entonces, teñimos esos mares de negro, y ni Estigia, contiene tanta lágrima.

  • el 4 febrero, 2012 a las 3:28 pm
    Permalink

    Charlene tienes razon disculpen no fue mi intencion plagiar la redaccion de esa informacion, solo la corte y pegue pues escribo con mucha premura y al recordar estas palabras de este funcionario norteamaericano sobre el bloqueo como arma para acabar con el apoyo popular a Fidel solo las busque, corte y puegue sin rebisar la redaccion final. Pero es una gran verdad y ese bloqueo ha sido con el fin de matarnos de hambre, no lo lograron pues en ese presiso momento aparecio la URSS y despues de 1991 cuando esta desaparecio apretaron las tuercas del bloqueo y todos saben el cable que nos comimos.
    Juan Arsenio siento mucho su dolor pero estoy convencido que mi familia sufrio mucho mas que usted antes del triunfo de la revolucion. Asi como la mayoria de mi pueblo y eso para mi es mas importante. Tal vez si no estubieramos dentro de una guerra fria y acediados por los aliados que amas el dolor seria mucho menor.
    Recuerda que nosotros tambien lloramos nuestros muertos antes y durante la revolucion.

  • el 3 febrero, 2012 a las 6:23 pm
    Permalink

    Charlene tienes razon disculpen no fue mi intencion plagiar la redaccion de esa informacion, solo la corte y pegue pues escribo con mucha premura y al recordar estas palabras de este funcionario norteamaericano sobre el bloqueo como arma para acabar con el apoyo popular a Fidel solo las busque, corte y puegue sin rebisar la redaccion final. Pero es una gran verdad y ese bloqueo ha sido con el fin de matarnos de hambre, no lo lograron pues en ese presiso momento aparecio la URSS y despues de 1991 cuando esta desaparecio apretaron las tuercas del bloqueo y todos saben el cable que nos comimos.
    Juan Arsenio siento mucho su dolor pero estoy convencido que mi familia sufrio mucho mas que usted antes del triunfo de la revolucion. Asi como la mayoria de mi pueblo y eso para mi es mas importante. Tal vez si no estubieramos dentro de una guerra fria y acediados por los aliados que amas el dolor seria mucho menor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *