Cómo prepararnos para un huracán más poderoso que Sandy

Erasmo Calzadilla

Cafetería.  Foto: Juan Suarez
Cafetería. Foto: Juan Suarez

HAVANA TIMES — Si damos crédito a la ciencia y a nuestros sensores biológicos de temperatura, en menos de dos décadas la civilización industrial y el mundo en que vivimos estarán boqueando. La escasez de materias primas, el desastre ambiental y el trauma de la caída desde tanta altura pondrán esto patas arriba.

En los países económicamente pobres e importadores de energía el guateque empezará un poco antes; aquí en Cuba, en cuanto la república bolivariana de Venezuela dé el patinazo.

Con tales nubarrones ya casi encima nuestro ¿no deberíamos estar clavando tablas en las ventanas? Los dirigentes del Estado cubano ¿valoran esta hipótesis al menos como posibilidad? ¿Están orientando correctamente a la gente con vistas a un porvenir que pinta mal?

Prudente sería desconfiar. Ya los Castro nos embarcaron una vez haciéndonos creer que el campo socialista nunca desaparecería. La historia amenaza con repetirse.

¿Qué opinión le merece el panorama óleo-climático al general presidente y su team de asesores?

Siguiendo la ruta de las inversiones estatales podemos vislumbrar por dónde vaga el imaginario de los que llevan las riendas. No me lucen preocupados, más bien dan la impresión de estarse preparando para una temporada de vacas gordas, con hoteles y campos de golf a plena capacidad, comercio internacional en apogeo y marinas repletas de yates.

La decisión de invertir nuestros magros recursos en maquillaje para el gran baile de los dólares y los yuanes me parece arriesgadísima. ¿Construiría usted palacetes (incluyo aquí hasta sofisticados campos de paneles solares) en las narices de un huracán?

Otra fuente para comprender la visión de futuro de Raúl y los suyos es la prensa oficial. Granma (el órgano del PCC), Orbe (de Prensa Latina), Telesur (el canal del ALBA) y el resto aplauden cada pasito hacia el desarrollo (el que se mide a partir del PIB) dado por los gobiernos progresistas del sur de la mano de Rusia y China, y cantan alabanzas por cada nuevo pozo de petróleo puesto en explotación.

Todo lo anterior indica, queridos amiguitos, que estos mandarines nuestros no tienen encendida la luz larga y es muy probable que nos embarquen otra vez.

Incluso, si pese a sus predicciones optimistas la tormenta se desata, lo más probable es que lo encaren arreciando el control policial y ciudadano. No porque sean especialmente malos o brutos, es la lógica del poder. Ellos velan por lo suyo; nosotros deberíamos actuar en consecuencia.

¿Qué hacer entonces?

En el próximo post sigo con el tema.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 363 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

45 thoughts on “Cómo prepararnos para un huracán más poderoso que Sandy

  • Erasmo, hoy amanezco con las fotos de las cataratas del Niágara congeladas, las publicó una amiga en Facebook. En un pueblo de los USA se congelaron hasta los huevos de las gallinas.

    Y toda esa gente se pregunta, ¿no se suponía que esto no iba a pasar?

  • Confieso, yo no sabía el significado de la palabra “galimatías” así que tuve que buscarlo en el diccionario y se refiere a usar lenguaje complicado.

    Ofrezco mis humildes disculpas sí caí en eso PERO la única manera supuestamente científica de hacer pronósticos es mediante modelado de series de tiempo, o sea, datos del fenómeno ordenados cronológicamente.

    “Eppur si muove”

  • Segundo Punto: Digo cuál es la manera de hacer un pronóstico de lo que sea. Usando una serie de datos históricos del fenómeno.

    ¿Qué cosa es un galimatías y qué cosa es tautología?

    Tercer Punto: Es un tema metodológico, mezclan datos obtenidos por diferentes mediciones. Los más recientes, por medición en diferentes puntos, los más viejos por referencias y otras cosas. Es un problema metodológico. Toda la medición debe realizarse de la misma forma. Eso es control de calidad de los datos.

    Yo acepto que alguien use, por ejemplo la perforación del hielo y diga que se remonte 420 000 años atrás. Y que toda su serie sea construida con los niveles de Co2 a diferentes profundidades del mismo hielo en el mismo punto con el mismo método. Pero no acepto que me mezclen esa serie con datos obtenidos de otra forma.

    Es como que hoy llegues a la parada de G y 25, a las 4 de la tarde, te fijes en la hora y anotes que te demoraste 23 minutos en tomar la guagua. Pero el dato de ayer lo tomas de la señora que va delante de ti que te dice que ayer se demoró 2 horas. No se vale.

  • El IPCC hace sus pronósticos con modelos, modelando series de tiempo. La robustez de un modelo sale de la R-cuadrada o Coeficiente de Determinación.

    Prueba fácil con Excel, pedir la tendencia y marcarle lineal, promedios móviles, polinómica, etc y marcar la casilla de la R-cuadrada, la lineal es la más baja.

  • La prueba de Chi-Cuadrado te permite saber si hay correlación entre dos variables categóricas. La temperatura y el nivel de CO2 no son variables categóricas. No obstante, la correlación tampoco te dice que una variables sea causa o consecuencia de la otra, solamente si están relacionadas o no.

    ¿En serio tú diste Estadística?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *