Vegetales en Cuba pudieran no ser sanos

Erasmo Calzadilla

Organopónico ubicado a un costado de la muy transitada Avenida de los Cocos, Alamar. ¿Cómo estarán esas lechugas?

HAVANA TIMES, 26 abr— No quiero ser alarmista, solo prevenirlos y compartir una preocupación.

Desde los 90, al escasear el combustible para la transportación de alimentos del campo a la ciudad, el Estado apostó por la agricultura urbana.

Por lo delicado, el asunto ha pasado a ser tema “político”; y he ahí precisamente el peligro pues casi nadie se atreve a cuestionar lo dispuesto.

Desde hace muchos años se conoce que alrededor de las avenidas el suelo y las plantas suelen estar cargaditos de metales pesados, provenientes de la quema de combustibles fósiles.

Por si alguien no lo sabe, los metales pesados son muy tóxicos; enferman y matan.

El cadmio por ejemplo y el níquel son cancerígenos. El plomo provoca afectaciones neurológicas y daños a los órganos fundamentales, siendo los niños los mas sensibles. Lo voy a dejar ahí pero el “menú” es extenso.

Hace algún tiempo ando en busca de artículos científicos o periodísticos que indaguen hasta qué punto nuestros organopónicos urbanos están contaminados con estas sustancias. Mi indagación ha sido infructuosa pero recientemente di con un trabajo de mucho valor,  posiblemente escapado a la censura.

En el 2009 el Centro Meteorológico Provincial y el Centro de Investigaciones Agropecuarias de la Universidad de Santa Clara realizaron una investigación en 4 organopónicos urbanos de esa provincia central.

Encontraron que los metales pesados estaban esparcidos en el suelo, el agua y sobre todo en los vegetales a una concentración que sobrepasaba (predominantemente) o rondaba los límites máximos establecidos por organismos internacionales como la Organizacion Mundial de Salud.

Si esto es así en Santa Clara, que no es una ciudad industrial ni minera ¿cómo será la cosa en regiones mucho más populosas como la capital?

Un entendido en la materia (que me pidió no publicar su nombre) me aseguró que las investigaciones sobre este asunto suelen ser obstaculizadas o inmediatamente engavetadas. ¿Cómo, si no, justificar el silencio?

Si eso fuese cierto los responsables están cometiendo un crimen. Lo digo así con todas las letras; los organopónicos abastecen círculos infantiles y escuelas.

PD: El artículo referido se titula: Contribución a la Gestión ambiental en el contexto de las producciones agrícolas urbanas en la ciudad de Santa Clara.

Si le interesa apúrese en descargarlo no vaya a ser que lo desaparezcan.

Los responsables de esta investigación propusieron una lista de interesantes recomendaciones.

Ninguna de ellas consistió, por cierto, en avisarle a la gente de la metralla que se está comiendo. Lo más cercano fue el punto 6 que propone:

“Desarrollar programas de capacitación ambiental sobre esta temática dirigido a los tomadores de decisiones, dirigentes y productores agrícolas.”

La sección Consulta Médica del periódico Granma abordó hace unos años el Saturnismo (contaminación por plomo). La especialista consultada afirmó que en nuestro país este padecimiento no constituye un problema de salud debido a las medidas preventivas y de control para evitar la contaminación ambiental…

 

 

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 364 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

10 thoughts on “Vegetales en Cuba pudieran no ser sanos

  • Doctor, es de bueno para arriba el llamado y aviso que haces, pero sabes que las aguas residuales de las grandes urbes son las normalmente terminan regando las plantaciones en la mayor parte de Lationamerica? esta de ardor el tema, ah? La gente que vive en esas regiones agricolas hablan con sarcasmo que de las grandes ciudades solo les envian mierda en esas aguas negras, y socarrones y riendo contraatacan, pero nosotros se la regresamos en verduras y frutas… tal como es!

  • le envié un email a una de las autoras (cuya dirección de correo aparece en el artículo) para que participara en el debate y nunca contestó. Tal vez si otros le preguntan a ella o envían cartas aquí o allá, las autoridades se verían obligadas a investigar más profundamente, informar a la población y actuar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *