Che, CLACSO* y la reforma universitaria II

Erasmo Calzadilla

Cuban university students. Foto: Caridad

Para el final siempre se deja lo mejor ¿no? Pues el último artículo del mencionado libro: LA REFORMA UNIVERSITARIA, DESAFÍOS Y PERSPECTIVAS 90 AÑOS DESPUÉS es nada más y nada menos que un discurso pronunciado por Ernesto Guevara en la universidad de Las Villas el año 1959.  Este junto a otro discurso en la Universidad de Santiago de Cuba permiten comprender cuál era la postura temprana del guerrillero argentino sobre la Reforma, no sé si luego cambió.

Casualmente Guevara nació y se crió en Córdoba, la cuna de la Reforma; y pertenecía, como los reformistas, a la clase media ilustrada.  Sabido es que no hay peor anti Clase Media que otro Clase Media “convertido” al proletariado.

Guevara creía, y yo con él, que la Reforma está incompleta si la universidad no se pone al servicio de la sociedad; la autonomía puede convertirse en un pretexto para no rendir cuentas de su quehacer.

Ahora ¿Mediante qué procedimiento creía él que se conseguiría el acoplamiento de la Universidad con el pueblo trabajador”?

Para responder a esta pregunta escuchemos sus palabras en Santiago de Cuba: (las negritas son mías)

Porque el único que puede, en este momento, precisar con alguna certeza cuál va a ser el número de estudiantes necesarios y cómo van a ser dirigidos esos estudiantes de las distintas carreras de la Universidad, es el Estado.

…si el Estado es el único organismo o el único ente capaz de dictaminar con algún grado de certeza cuáles son las necesidades del país, evidentemente, el Estado tiene que tener participación en el gobierno de la Universidad.

Y la Universidad, dando batallas a veces feroces, luchando encarnizadamente en torno a la palabra autonomía, como naturalmente luchando encarnizadamente* en torno a cuestiones de menor importancia como es la elección de los líderes estudiantiles, están creando precisamente el campo para que se siembre con toda fertilidad esa simiente que tanto anhelan sembrar los reaccionarios.  Y este lugar, este lugar que ha sido en las luchas vanguardia del pueblo, puede convertirse en un factor de retroceso si no se incorpora a las grandes líneas del Gobierno Revolucionario.

Y salta a la vista que la integración de la Universidad con el Gobierno Revolucionario no debe provocar reacciones.

…nunca un estudiante revolucionario puede ser, no enemigo, ni siquiera adversario del Gobierno que representamos…

Ahora en la Universidad de Las Villas.

Y entonces veríamos que desgraciadamente el Gobierno que hoy representa la mayoría casi total del pueblo de Cuba no tiene voz en las universidades cubanas para dar su grito de alerta, para dar su palabra orientadora, y para expresarlo sin intermedios, la voluntad, los deseos y la sensibilidad del pueblo.

nadie más que el Gobierno Revolucionario que planifica el desarrollo industrial del país de una punta a la otra, tiene derecho a fijar las características y la cantidad de los técnicos que necesitará en un futuro para llenar las necesidades de esta nación…

…que se prepare la juventud estudiosa del país, para que cada uno en el futuro inmediato, tome el puesto que le sea asignado, y lo tome sin vacilaciones.

…por eso quisiera que ustedes, hoy dueños de la Universidad, se la dieran al pueblo.  No lo digo como amenaza para que mañana no se la tomen, no; lo digo simplemente porque sería un ejemplo más de los tantos bellos ejemplos que se están dando en Cuba, que los dueños de la Universidad Central de Las Villas, los estudiantes, la dieran al pueblo a través de su Gobierno Revolucionario.

Por estas palabras podemos comprender cómo concebía Ernesto Guevara la relación entre la sociedad y la Universidad, punto clave de la reforma.

La fórmula del guerrillero es, de manera simplificada: este Gobierno vencedor, que representa a “la mayoría casi total del pueblo.” debe dirigir la universidad para que esté al servicio del pueblo.

Visto así no parece tan mal.

No estaría mal si el estado-gobierno no se hubiera convertido en uno que (a la vista del Che y con su ayuda) fue destruyendo todos los mecanismos para su control por parte de la sociedad.

No estaría mal si la clase trabajadora fuera en verdad portadora de una superioridad epistemológica como lo afirmaba el marxismo en que Guevara creía.

No estaría mal si dirigir no se hubiera convertido en imponer, y en demonizar a los que piensan diferente, como el mismo Che hace en estos discursos.

De nada sirve que por momentos use expresiones conciliadoras y suaves como integración de la Universidad con el Gobierno revolucionario, participación del Estado en el Gobierno de la Universidad, con palabras orientadoras.

No puedo distinguir si fue ingenuo u otra cosa al pensar que un Estado-gobierno como el que él estaba ayudando a gestar se integre o participe del gobierno de la Universidad o cualquier otra institución.

También supone a los estudiantes en una posición muy sumiza.  Estos deben tomar sin vacilaciones el puesto que le sea asignado como corresponde a un humilde integrante del pueblo al que la Revolución le ha permitido llegar a la universidad.  ¿Se puede estar más lejos de la Reforma?

En conclusión: Ernesto lucha contra la independencia de la Universidad con respecto a la sociedad, y eso está muy bien, pero lo hace arrojándola a los pies de un gobierno tan poderoso y autoritario que termina no respetándola, ni a ella ni a sus estudiantes.

Tal vez sea por esa visión estatista, populista, paternalista, verticalista de Guevara que el libro de CLACSO lo deja para el final, porque concuerda perfectamente con la mentalidad de las élites gobernantes, dizque revolucionarias, de la América de hoy, con las que CLACSO guarda ¿qué relación?

*luchar encarnizadamente: parece que los estudiantes de entonces todavía luchaba encarnizadamente por algo.

*CLACSO: Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


One thought on “Che, CLACSO* y la reforma universitaria II

  • el 8 agosto, 2011 a las 12:17 pm
    Permalink

    Erasmo me parece muy bien este establecimiento, por así decirlo, de premisas, pero ahora te insto a que dialoguemos al respecto, no con dialéctica socrática, que sé no te gusta, sino con seriedad.

    Tengo varias duda sobre todo esto y me gustaría conocer tu opinión, si quieres, claro está:
    1- ¿La universidad te parece que debe estar sujeta a la voluntad popular -a través de gobierno o como sea- o que no debe estar sujeta o que en parte sí y parte no?
    2- De tu respuesta deduciré si crees que la universidad debe estar a servicio enteramente del pueblo o no o parcialmente.
    3-Sea cual fuere tu respuesta, arguméntamela por favor, o sea, dame el razonamiento que hubiere detrás de dicha opinión.

    Ahora te pongo mi opinión sobre la universidad y ya me dirás tú si crees que es un sofisma o que está bien o mal o como sea:
    1-La Universidad ante todo es una construcción de cierto grupo de personas, esto es, no la construye un pueblo entero, en terminos absolutos.
    2-Dicho esto, la Universidad es únicamente resultado de su/s creadore/s.
    3-El/los creadore/s es/son responsable/s -etimológicamente- de la Universidad.
    4-El/los creadore/s tiene/n el derecho absoluto sobre su creción: La Universidad.
    5-La Universidad se debe a su/s creadore/s.

    En el mundo actual sabemos que no es tan fácil tratar este asunto dicotómicamente pues sabemos que si bien las universidades, en su mayoría, son autónomas, reciben también parte del dinero del gobierno -dícese pueblo-. Luego, según parece, la universidad es en cierto modo resultado de su/s creadore/s a los cuales pertenece induablemente cierta autoridad como responsabilidad, y en otro modo es mantenida por el pueblo.
    Luego, según parece, de alguna forma la universidad se debe tanto a sí misma, esto es: Autos Nomos. Y de otra manera también se debe al conjunto de los ciudadanos del país a que pertenezca.
    Ahora bien, cómo saber entonces qué parte puede manejar el pubelo -a través de gobiernos o lo que sea- y qué parte su Autos Nomos. Bien, mi propuesta es la siguiente: Manejar el poder ejecutivo de la universidad en función del número de activos aportados por ambas partes, a saber: El gobierno -dícese pueblo- y el Autos Nomos. Esto sería de la forma: La Universidad parte del supuesto de X acciones o activos que se traducirán en poder ejecutivo. Ahora bien, cada cantidad de dinero aportada -esto acordado entre el poder autónomo y el gobierno -pueblo– representará cierta cantidad de activos, luego no es difícil deducir que según la cantidad de dinero que aporte cada poder -que se traduce en fuerza de trabajo- será la cantidad de poder de que dispondrá sobre los asuntos ejecutivos de la universidad.
    Ahora bien, esto se implementa de la forma: Cada activo será un puesto en una votación democrática. De modo que el gobierno -pueblo- habiendo seleccionado quiénes lo representarán en la votación -sería una especie de parlamento- y el poder Autos Nomos habiendo decidido internamente lo mismo, irían ambos a votar las propuestas hechas por ambas partes.
    De este modo se asegura una perfecta proporcionalidad en la toma de decisiones en la dirección de la fuerza de trabajo aportada por ambos entes que se traducirá en partes del presupuesto universitario y finalmente en escaños de una especie de senado.

    Hasta aquí mi aporte erasmo, contéstame las preguntas que te hice al inicio y dime qué te parece mi propuesta.
    PD: Esto el único problema -aparentemente- que supone es -como toda revolución- romper con el modo acutal sea cual sea éste en cada país o universidad en concreto. De modo que entonces ambas partes tendrían que estar de acuerdo en aplicar esto, si una de las partes no estuviere de acuerdo, entonces ya no sé como resolver el problema sin que implique una metedera de pie, y consecuentemente una mierda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *