Cesen las torturas en Guantánamo

Erasmo Calzadilla

Baracoa. Foto: Lazaro Gonzalez

Dicen que Baracoa es uno de los rincones más lindos de este país, sobre todo para los fanáticos a la naturaleza y los encantos femeninos.  Por eso un verano hace como 2 o 3 años mi amigo Onel y yo cogimos carretera y haciendo autoestop llegamos a la “tierra caliente.”

Nos pasamos un semestre soñando el viaje y reuniéndo los kilos imprescindibles.  El plan era encaramarnos a una de las sierras de Guantánamo para luego ir bajando por el cauce de un río rumbo a la “ciudad primada.”

Todo fue a pedir de boca hasta llegar al puesto de control a la entrada de Guantánamo; ahí el viaje se complicó.  Sin otro motivo que nuestra pinta la policía nos bajó del transporte público en que viajábamos y nos condujo a los infernales calabozos de una estación.

Caímos separados, en celdas ya habitadas por nagüitos (así se llaman unos a otros los guantanameros) que resultaron ser magníficos compañeros pero al principio eran solo bultos oscuros regados por el piso-cama.

Ambos sufrimos un ataque de nervios que para Onel fue de alucinaciones y para mí de claustrofobia y falta de aire.  Solo entraba oxígeno por una ranura pegada al techo y la rendija bajo la puerta, que era muy estrecha.  Por acercar mi nariz a esa rendija llegué a acostarme sobre un charco de agua de baño; aún así me asfixiaba.  Quería gritar, pedir auxilio, pero tenía miedo a la reacción de los otros cautivos; ¿a que me golpearan? no, a que me separaran de la puerta y me ahogara.

En algún momento me dormí o perdí el conocimiento; al otro día fui inmensamente feliz al comprobar que podía respirar sin problema en cualquier rincón del pequeñísimo cubículo.  Mi organismo se adaptó rápido a la falta de oxígeno pero cualquiera que ande un poco flojo de salud se muere, seguro que se muere.

Los oscuros bultos resultaron ser un “veterano sacrificador ilícito de ganado” y un joven carterista; ambos llevaban semanas en las “ablanda hombres” sin ablandarse (es decir sin confesar el crimen que les achacaban).

El merecido apodo “ablanda hombres” se lo deben a que son tan cerradas y hace tanto calor dentro que es como estar en una olla de presión al fuego; las voluntades más firmes suelen debilitarse en semejante ambiente.

Tampoco hay camas para dormir y todo está siempre oscuro, pero es preferible porque cuando encienden el bombillo de bujía te fríes.  Los hombres en ese ambiente emanan una peste ácida que nunca antes había respirado y ya nunca más olvidaré.

Mis camaradas eran tipos sociables.  Compartíamos sin lío nuestras magras pertenencias (pasta, jabón) y la pasábamos chachareando y cantando, aunque a veces pasaban horas de absoluto silencio, y otras de llantos y golpes a la pared.  Aún así procuraban animarme: “habana a ti te botan mañana, nosotros sí estamos jodíos.” Pero mañana no llegaba.  Por ellos supe que a muchos campistas independientes les estaban dando el mismo tratamiento.

Dos veces me sacaron a un salón luminoso y climatizado para los interrogatorios (pude ver que eran cerca de 20 celdas como “la mía”).

Entre agitones y amenazas me presionaban a confesar que nuestro destino real era la Base Naval de Guantánamo; así, porque les daba la gana a ellos.  Y me moría de rabia, una rabia que no me abandonó ni un segundo de los que estuve encerrado.

De rabia me negué a comer desde el primer día, pero ellos no se dieron por enterados.  Tampoco nos permitieron hacer ni una llamada telefónica; habíamos prometido llamar a casa antes de internarnos en el monte; nuestras madres estaban desesperadas.

Con la cuarta mañana vino al fin la libertad y la “invitación” a abandonar de inmediato la provincia.  De ingenuo me puse a discutir con el guardia, a protestar por la violación de mis derechos y él a defender lo indefendible, pero se le agotó la paciencia rapidísimo.

Ya lo tenía arriba manoteándome y me hubiera agredido o encarcelado nuevamente si otro uniformado no menos hijeputa pero de sangre fría no hubiese intervenido.

Igual tuvimos que salir echando de la provincia; nunca llegamos a Baracoa.

En el calabozo la piel se me llenó de ronchas y erupciones, la peste no se me quitó en varios días, de la desorientación mental nos recuperamos muy lentamente, pero lo peor fue y sigue siendo el haber sido pisoteados y humillados en nuestro propio país.  Por eso cuando oigo un cuento de horror y misterio ejecutado por un agente del orden interior no me sorprendo.

Hice una reclamación legal.  A los seis meses me citaron para explicarme que no hubo violación alguna y de paso advertirme que si ponía otro pie en Guantánamo debía notificarlo de inmediato o disponerme a ser apresado otra vez.  Fue como revivir la tortura.

Sé que desde hace años la Base Naval de Guantánamo es un centro de tortura administrado por los EE.UU.  cuyas víctimas carecen de amparo legal.  Este diario es para llamar la atención sobre lo que está sucediendo en la más oriental de las provincias cubanas.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


17 thoughts on “Cesen las torturas en Guantánamo

  • el 7 julio, 2011 a las 8:34 am
    Permalink

    Arte que aprendí de ti, maestro, el más sabio de todos los cubanos.

  • el 7 julio, 2011 a las 7:50 am
    Permalink

    amigas y amigos lagiraldilla, Charlene, Julio y otros que comentan habitualmente mis artículos. He estado al tanto de todo lo que escriben aunque un poco atrasado. Lástima que no pueda participar en los debates. Les agradezco mucho a ustedes que se los tomen en serio. Ahora, quiero hacerles una sugerencia. El luismi es mi amigo, lo conozco bien, es un joven y profundo filósofo pero en estos diarios lo que está es jodiendo, divirtiéndose. Él mismo no soporta al Estado, y desde los 13 años quería buscar una AKM para fajarse con las FAR, prematuro el muchacho, pero ahora solo se está divirtiendo.
    Creo que aún así hay algo de lo que su intención que me parece saludable, es el ser nosotros mismos los más crueles críticos de nuestras propias convicciones. Creo que ver a tantas personas convencidas de sus palabras y más o menos coincidiendo (me incluyo) es lo que despierta en el luismi el deseo de jugar a ser el otro.

    Como luismi no sabe mucho de el mundo y la teoría política no utiliza los términos de manera correcta, pero si todos fuéramos de derecha y progubernamentales el luismi se pondría en el lado contrario. Espero que comprendan.

    bueno chao, gracias de nuevo y saludos para todos

  • el 7 julio, 2011 a las 1:14 am
    Permalink

    Ahora bien, ya que me reconoces esa parte, piensa esta otra: ¿Vale la pena sacrificar la rapública entera y el bienestar del resto de los ciudadanos a causa de uno o unos cuantos? Me parece que todo buen ciudadano preferiría sacrificarse por su república y el bien de sus compatriotas a sacrificar su república por el bienestar personal. ¿No te parece?

  • el 6 julio, 2011 a las 4:09 pm
    Permalink

    Disculpame pero no tengo tiempo para Criton, Socrates y los filosofos griegos, es verdad que son los gob quien ponen en las manos de los ciudadanos los instrumentos de estudio y trabajo pero no por ese motivo despues pueden hacer con el pueblo los que le da la gana, p’q sino se convierte en un chantaje

  • el 6 julio, 2011 a las 1:05 pm
    Permalink

    lagiraldilla, ¿Quién educa al ciudadano? ¿Quién crea los mecanismos para trabajar? ¿Quién construye las instituciones sanitarias? ¿Quién imparte justicia sobre la sociedad? ¿Acaso no es la república? Fíjate bien que yo no dije nunca gobierno, al menos no en tanto que concreto, sino la república o el estado pero en tanto que género. ¿No te parece que hablo con absoluta verdad? ¿Te leíste por fin el Critón?

  • el 6 julio, 2011 a las 10:39 am
    Permalink

    jajajajajaja Luismi haces reir a los pollos, me parece que quien da la vida son los padres y despues creciendo la vida de los hijos no apartiene ni a ellos, quien te dijo que los gob pueden decidir sobre la vida de los ciudadanos al contrario son los ciudadanos que pueden decidir en la vida politica de los paises

  • el 6 julio, 2011 a las 9:12 am
    Permalink

    Sapientísimo Julio, no digo que fuera una representación desvirtuada de la realidad lo que erasmo tuvo. De hecho lo retuvieron, etc. Lo que digo es que aunque a simple vista parezca un atropello, no lo es. De todas formas, aunque así lo fuera, ¿No fue la república quien le dio la vida a Erasmo?, ¿No tiene entonces la república derecho a quitarsela o hacer con él lo que mejor estime?

  • el 6 julio, 2011 a las 8:06 am
    Permalink

    ah! y socrates… griego, aunque en aquel momento la grecia estaba bastante conectada a oriente…pero griego al fin. y de alla salio el mundo occidental. el mundo de sofia, filosofia a pulso… europea. como si nada mas existiera.

  • el 6 julio, 2011 a las 7:28 am
    Permalink

    bueno, luismi, por orden, a ver: entonces, segun tu logica, todas las acciones de los estados republicanos actuales resultan meros artilugios psicologicos o metafisicos de los ciudadanos, no? estoy de acuerdo en que los estados nunca hacen nada por arbitrariedad, no, lo hacen de acuerdo a los billones en efectivo y relaciones que detentan junto a sus amiguitos de las clases y grupos mas poderosos de la sociedad. pero de ahi a decir que sus acciones no son otra cosa que creencias o representaciones etereas de los ciudadanos… pues, amigo, ahi estoy en completo desacuerdo contigo. evidentemente, tanto en el caso de erasmo como en el de muchos otros billones en este mundo, fue una accion represiva y como tal erronea y condenable. si eso es una creencia ciudadana pues… entonces erasmo deliró y todo fue un sueño.
    dos: si no hubieran pasado algunos años desde la desaparicion fisica de socrates, y con ellos, evoluciones y revoluciones de la filosofia y la politica humanas, pudiera estar de acuerdo contigo… y no me he leido el Critón, como seguro tampoco lo han hecho Fidel, ni Raúl, ni Obama, ni Angela Merkel, ni Gadafi, ni Hu Jintao… tal vez deba hacerlo, sí.
    tres: asumo mi error de no haber entrecomillado el termino revolucionario. desde hace varios años se viene utilizando en multiples espacios y discursos… decididamente no me incluyo en el del titulo de la policia ni del estado cubano. ese termino esta sidendo revalorizado poderosamente en la actualidad y espero que se encuentren las vias para lograr su mayor expresion emancipatoria.
    saludos de nuevo.

  • el 6 julio, 2011 a las 4:21 am
    Permalink

    ERASMO MI HERMANO!!!
    Coño compadre al fin te encuentro,y mira tu en donde.Ha sido por pura casualidad,estaba leyendo una noticia y me remitieron a esta pagina web y me dije,sera o no sera,y cuando comence a leer este articulo,me dije,si que es el,porque siempre te ha gustado la aventura,he ido por tu casa en los años 2004,2005,2006,etc y nunca te he visto,un saludo compadre,ojala que cuando vaya de nuevo por alla pueda localizarte,vamos a ver si hay mejor suerte,saludos!!!!!!!!!

  • el 6 julio, 2011 a las 1:52 am
    Permalink

    La insinuación es metafísica amigo julio, lo que dije fue que la república nunca hace nada por arbitrariedad, aunque pueda parecerlo al ciudadano. Para Erasmo y para los demás él no hizo nada pero la república entendió que debía retenerlo. No tiene ninguna importancia que sócrates esté o no o que hayan pasado 10 o 100 mil años. La lógica sigue siendo la misma. Estoy casi seguro de que tu has leído el Critón, seguramente fue hace mucho tiempo. Vuelve a leerlo. En cuanto a que el adjetivo calificativo de revolucionaria atenúa algo, ¿Puedes explicarme ese amor que tienes por todo lo que se diga revolucionario? Si nos ponemos a ver, yo soy un gran revolucionario en estar en contra de uds, que serían en este HT el status quo, y uds los conservadores por defener éste. Luego deberías estar de acuerdo conmigo en contradicción contigo pues yo soy revolucionario y tu conservador. ¿Qué dices? ¿Te pones de parte mía? ¿O vas a seguir siendo conservador?

  • el 5 julio, 2011 a las 7:59 pm
    Permalink

    luismi, las cenizas de socrates estan hace ya algunos años en plena comunion con el universo y tu todavia sigues pensando en ellas? oye, amigo, te aseguro que ni el estado cubano ni los policias de guantanamo (que en el caso de erasmo, no son la fuerza que defiende la frontera, sino los meros azulejos de todos los dias) estan pensando, ni nunca lo han hecho, en democracia griega ni en giros socraticos ni platonicos. compadre, estamos cansados de oir y ver por ahi que los estados hacen lo que les da la gana con los derechos de los ciudadanos (incluso ir al baño con ellos) y, repito, a estas alturas ser un buen ciudadano es estar de acuerdo con todas las marañas y jodederas de la gran mayoria de los funcionarios estatales de cualquier pais. por otro lado, cualquier ciudadano cubano tiene experiencias que contar en el sentido de este trabajo de erasmo, no seamos ingenuos, que la policia cubana es una entre mas. lo jodio es que el apellido de revolucionaria les hace el favor de esconder algunas cuantas cosillas. otra cosa: seria bueno que erasmo respondiera a esa insinuacion de que lo metieron preso por algo. crei entender eso, si no fue asi, por favor aclarame. saludos

  • el 5 julio, 2011 a las 10:39 am
    Permalink

    Totalmente en desacuerdo ciudadana lagirladilla. Mira te propongo algo, ve primero y habla con sócrates -el Critón- y luego ven y coméntame. Son sólo 13 páginas, es cortico. Dale y así la echaremos con más verdad.

  • el 5 julio, 2011 a las 9:55 am
    Permalink

    Deja de fumar la marijuana que te estas fumando que el cerebro se te esta quemando, como puedes decir que los ciudadanos le tienen que dar razon al gob aunque si este no lo tiene, yo le doy razon cuando tienen razon y protesto cuando no la tienen y lo que le hicieron a Erasmo es solo un abuso de poder, te recuerdo que en Cuba te llevan a la estacion solo por verte sentado en la acera

  • el 5 julio, 2011 a las 9:41 am
    Permalink

    lagiraldilla, qué voleta?! Mira yo estoy casi seguro que a nadie le hacen eso por gusto. Puede que pase, quizá les tocó la excepción pero si sucedió, fue por algo. Imposible que el estado de un país haga ese tipo de cosas por mera arbitrariedad. Yo creo que uno como buen ciudadano debe darla la razón siempre a la república, incluso cuando ésta no la tenga. La república puede prescindir de unos cuantos ciudadanos, pero el resto de los ciudadanos no de ésta. Te invito a leer el Critón -un diálogo socrático-. Luego coméntame.

  • el 5 julio, 2011 a las 6:54 am
    Permalink

    Yo espero luismi que lo que has escrito no lo estas pensando de verdad p’q si la polizia tiene todo el derecho de defender el pais y mas la ciudad de Guantanamo no tiene ningun derecho de negar una visita a los cubanos o de detenerlos por dias solo p’q le da la gana sin haberle leido los derechos que cada ciudadano tiene o de encerrarlos por dias sin ninguna acusa solo por el simple motivo que son jovenes, de la Habana y tienen el pelo largo o tatuajes, el gob critica tanto la base de Guantanamo por las torturas que cometen dentro de esta pero dejan que la policia revolucionaria cometa las mismas torturas con sus ciudadanos, donde estan las diferencias

  • el 4 julio, 2011 a las 9:08 pm
    Permalink

    Todos tenemos un cuento tenebroso de ese estilo. Mi preferido, tengo varios pues soy negro, regresando de Pinar en un camion, hasta 40 personas en la parte de atras, la policia lo paro y realizo una requicia de todos los maletines y bultos. Habia 2 o 3 bultos que no tenian dueno, la policia se los llevo ,asi como a varias personas, decomisaron el cafe, la carne, en fin, todo lo que la gente habia ido a buscar con tanto sacrificio. Nadie se atrevio a protestar, todos callados, parecia una peli de soldados alemanes y prisioneros judios.

  • el 4 julio, 2011 a las 10:19 am
    Permalink

    qué experiencia tan tenebrosa. Arbitrariedades de ese tipo, aunque no a ese grado, me tocaron. La típica: el tener que demostrar que no eras jinetera a cada segundo. Recuerdo que alguna vez, nos pararon a mí y a mi novio, por Zapata y 12, y al policía no se le ocurrió nada más interesante que cuestionarle por qué estaba ahí si su dirección era en Centro Habana (no debería ser un dato, pero en realidad mi novio era negro, y nunca fui tan parada por la policía como en esa época).
    Ya me imagino a muchos diciendo que arbitrariedades como la que relatas suceden en muchos lugares. Pero la verdad es, que eso no implica que tengan que pasar en Cuba. Yo recién estoy acostumbrándome a usar nuevamente documento de identidad en este Chile que aún huele a Pinochet. En méxico no hay que hacerlo, como en mcuhas otras partes.
    Y por último, qué pena esa manía nuestra de prohibir espacios dentro de un mismo país: que no puedes vivir en la habana, que no puedes andar por Guantánamo, que no puedes, no puedes, no puedes….

  • el 4 julio, 2011 a las 8:55 am
    Permalink

    Erasmo pero debes entender que el Estado tiene que proteger la zona. Acuérdate que ese lugar no es como otro cualquiera de Cuba. Hay un país que tiene ocupada una parte y casualmente no hay muy buenas relaciones diplomáticas con éste. Es verdad que la medida está un poco dura pero como ciudadano me imagino que debes de estar orgulloso que los Organos de Seguridad del Estado cuiden tan bien las fronteras con la potencia enemiga en vez de estar ganando un salario por hacer nada. En fin, yo sé que tú entiendes que ese tipo situaciones son a veces necesarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *