Erasmo Calzadilla

Río en Viñales. Foto: Caridad
Río en Viñales. Foto: Caridad

HAVANA TIMES — El primero de septiembre de este año estaba yo, un profesional formado por la Revolución, en el calabozo de una estación de Policía. Me atraparon por mensajero ilegal y me impusieron una multa de 1500 pesos, más o menos lo que había ganado durante el sofocante mes de agosto, dando pedales bajo el sol e inhalando sabrosas bocanadas de humo-diésel.

Después de ese mal rato, ¿dejé el trabajo de mensajero ilegal?, claro que no. Tenía que recuperarme de la multa y comer todos los días, así que continué con el trasiego ilícito de mercancía en el cajón de mi vieja Forever.

Estresa mucho salir por la mañana y no saber si vas a terminar el día en un calabozo. Me gusta afrontar con realismo los retos de la vida, pero varias veces atrapé a mi mente fantaseando al estilo de: “si un pariente me dejara una herencia; si me encontrara una billetera repleta; si alguien me invitara al extranjero…” cualquier cosa que me permitiera tomarme unas vacaciones.

Un día llegué, con la copa llena por ciertos contratiempos, y sorpresa, el milagro se había materializado: Llamada de la embajada estadounidense, invitación a un curso sobre periodismo de investigación que tendrá lugar allá. Acepté de inmediato.

Con el imperio revuelto y brutal tengo una relación de amor/odio. Odio, por ser el principal sostenedor del injusto y escocida orden mundial; amor, por ser cuna de las corrientes contra-culturales y antisistema que tanto me han inspirado.

Pero no quiero justificar racionalmente una elección que no lo fue del todo. Acepté porque estaba cansado de mi realidad cotidiana, porque –isleño al fin- me muero por conocer el mundo exterior y porque esta beca me da una buena oportunidad de superarme en la labor a la que dedico mis ratos libres.

Todos los criterios negativos que tengo sobre el sistema político cubano y sus principales responsables, los he plasmado aquí. En réplica, ellos me han cerrado las puertas y me han puesto al borde de la asfixia económica.

Todas las cosas terribles que pienso acerca del imperialismo, del capitalismo y la política del presidente Obama, han sido reflejadas aquí sin tapujos, sin embargo ellos me ofrecen una oportunidad.

¿Qué no lo hacen desinteresadamente? Es posible, pero eso se va de mis manos. Cuando me contacten de la CIA ya les haré el cuento.

Nota: Ahora estoy en San Diego, California. Si alguien quiere compartir, conversar un rato conmigo, yo encantado. Solo que no sé hablar bien el ingles. 

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

47 thoughts on “Astucia vs terquedad, mi destino en juego

  • Me parece interesantísimo, lo haré. Thanks again.

  • Hola no tiene usted teléfono para llamarle ? Gracias, un antiguo alumno suyo !!!

  • Busca el libro Las enseñanzas de Don Juan de Carlos Castaneda. Es un best seller excelente donde el autor se adentra en la cosmovision indígena mexicana y el peyote dialogando con un chamán.

  • bienvenido erasmo, ahora si conoces el mundo real y no el de la fantasia, espero aproveches el tiempo con internet para que hagas tus reflexiones sobre energia renovable y petroleo

  • Gracias bobo por el link. Sabía de hongos alucinógenos pero no de estos cactus.

  • El peyote es un cactus alucinógeno que usan los chamanes mexicanos en sus rituales para abrirte los chacras y conectarte con tu interior y el universo. En suramericano también lo conocen como San Pedro. Yo lo probé una vez y me asuste mucho. Puede ser peligroso dependiendo de tu ser interior o alma.
    https://peyotelandia.com/cultura/efectos-del-peyote/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *