¿Realidad?

Erasmo Calzadilla

Foto: Caridad

Quien medite seriamente sobre la locura y los locos no podrá evitar sentirse inquieto.  ¿Cómo se puede estar seguro de no ser uno de ellos?  El algún momento me cayó la preocupación y empecé a hacer indagaciones.

A los primeros que hable del asunto me miraron un poco raro, un poco como si quisieran ingresarme, por eso dejé de preguntarle a la gente normal y dirigí el cañón a mis amigos.  Ellos trataron de tranquilizarme con sus herramientas, aunque ninguno padecía estos miedos.

Uno de profesión psicólogo me contó: “El mismo hecho de que te hagas la pregunta ya es una prueba de que no lo estás.  Los locos no andan cuestionándose tales cosas.”

Esa respuesta me tranquilizó, momentáneamente, pero luego caí en la cuenta de que esa prueba de mi lucidez podía estar incluida en el mismo paquete de mi locura, es decir, la prueba y mi amigo el psicólogo bien podían ser delirios.

Luego vino un compañero de viajes, un consumidor de honguitos alucinógenos que me alivió algo explicándome: “Yo pasé por eso y no creo que sea posible salir de ahí.  Si son delirios o la realidad misma no es posible distinguirlo.  En cualquiera de los casos debemos actuar de la mejor manera posible.”

Claro, qué remedio – contesté – no es gran cosa lo que se avanza pero habrá que conformarse creo.

Recientemente le conté del tema a una amiga que respondió: “Los locos no piensan racionalmente.  Si eres racional en tus análisis entonces no hay manera de que estés loco.” Pero en verdad si estoy en semejante estado puedo estar llamando racionalidad a lo que más me convenga.  Eso tampoco sirve mucho.

En verdad el temor ha amainado con el paso de los años.  He aprendido a vivir con el sustico, pero escribiendo esta entrada me he puesto un tin nervioso.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Erasmo Calzadilla has 363 posts and counting. See all posts by Erasmo Calzadilla

2 thoughts on “¿Realidad?

  • 2 parte

    Si aún así persistes en tu posible locura, de la cual no tienes ciencia cierta de que sea en acto, tírate delante de un carro a ver si despiertas del imaginario jajajaja. esto no lo hagas que me quedo sin ti jajaja.

    Mijo creo que mejores argumentos que éstos en contra de tu potencia, que valoras más que si fuera un acto, no hay.

  • Vamos a allá. Primero definiré locura: Es aquél comportamiento que difiere del común, esto es, el de la mayoría. A partir de estos patrones se decide si alguien está o no loco, quién decide: la mayoría. De aquí se desprenden dos posibles: Estoy loco o no estoy loco. Cómo saber a que grupo se pertence. Solo aquello sobre lo cual puedo construir es lo que es sujeto, esto es, lo que asiento por definición. De aquí podrás concluir que si dentro de tu locura no difieres , en cuanto a comportamiento, de esa mayoría supuestamente construida por tu locura, no estás loco y decir lo contrario si sería estarlo dado que entrarías en contradicción con las bases prioritarias del razonamiento, cosa que dentro de tu supuesta realiad creada sí es locura. Esa amigo mío es la verdadera locura y la única demostrable.

    Aún más.

    Lo único que no podemos admitir en un razonamiento es que una cosa sea y no sea al mismo tiempo. Si esto es así no hay razonamiento posible alguno. Se entra en un bucle de ser y no ser que tiende al infinito. De ello sabrás que no existiría razonamiento alguno, cosa que no es así. Bien, la locura como tantas otras cosas en el hombre es un accidente, esto es, la no necesarimente consecuencia derivada de la existencia en tanto que existencia. De ello sabemos que la locura viene a ser la modificación de un atributo, que puede o no ocurrir. Tanto si se tiene como si no, solo afecta en tanto que obstruya la persistencia del ser. Si no la obstruye para la interpretación propia se sigue que para ésta la continuidad, esto es, la persistencia del ser proseguirá. Si la obstruye ya no existieras.

    Si de todo esto me sales con el argumento, como harás justamente, que es posible que todo este razonamiento estés inventándotelo, te diré que si es posible, esto es en potencia, no lo es en acto. Si me dices que estás loco actualmente, no tendrás ya aflicción por la duda. Si me dices que bien puede ser o no ser entonces tu preocupación se reduce a la potencia. LLamo potencia a la que puede llegar a ser y acto a lo que es.
    Si me dices que aún así todo esto es invento tuyo, incluso la cuestión de potencia/acto, te volveré a hacer, rectamente, el mismo razonamiento, y si seguimos por ahí al infinito ni tú tienes la razón ni la tengo yo porque lo que es, tiene de toda necesidad que tener una primera causa, sino no pudo haber sido jamás. Si ninguno de los dos tenemos ciertamente la razon, toda esta hipótesis se reduce a la potencia y tú seguirás tu vida normalmente…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *