¿Quién enajena más?

Erasmo Calzadilla

Estudiantes cubanos. Foto: Caridad

Hoy la pequeña pantalla ha mostrado escenas del levantamiento estudiantil chileno en pleno apogeo. ¿Estaré siendo víctima de otro encantamiento mediático? Posiblemente, pero lo que he visto me ha fascinado. ¡Qué energía tan limpia y qué nivel de organización el de esos nenes que no llegan a los 20

El caso es que del tiro me he puesto a comparar a los chilenitos con los polluelos que conocí en el pre de mantilla, y otros que a menudo me tropiezo en la calle, esos angelitos de uniforme azul.

Los nuestros también han logrado un alto nivel de organización en lo que se refiere a fugarse de la escuela, boicotear clases, sobornar profesores, y hacer fraude.

Cuidado, no estoy diciendo que sean malos, es la manera que han encontrado de luchar contra un sistema educacional autoritario, obsoleto y muy ajeno a sus intereses inmediatos. Sobre todo son el resultado de la sociedad en que viven.

¿Por qué no se organizan los cubanitos para luchar como los de Santiago si también nuestras escuelas están en ruinas? ¿Que la educación es gratis? ¿Que no cuesta nada acceder a las pruebas de ingreso? Solo en apariencia y papeles; la realidad es bien distinta.

No se organizan en primer lugar porque no ven a los adultos hacerlo. También porque les costaría demasiado caro (bien lo saben los más destacados del levantamiento en la Universidad de Santiago de Cuba que ocurrió unos años atrás).

Pero no se organizan sobre todo porque no está en el ambiente; el individualismo, el hedonismo consumista y la alienación lo permean todo. Mostrar conciencia social y ser visto como un bicho raro es casi lo mismo, salvo que a todas luces no sea más que una pose.

Si el Capitalismo genera sus propios sepultureros el “socialismo” de Estado parece ser más eficiente en ese punto.

Erasmo Calzadilla

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.


25 thoughts on “¿Quién enajena más?

  • el 3 julio, 2011 a las 2:52 am
    Permalink

    Ciudadana Carmen, me has dicho muy lindos y bellos sofismas, pero no he logrado entender mucho.

    En cuanto a la representación, es una falacia en términos absolutos. No vas a encontrar ningún representante que sea lo representado porque no son una cosa sino dos. Además el representante cuando obra lo hace como mejor estima, luego no representa. Pero sí representa querida mía porque el representado le da la posibilidad de que lo represente como mejor estime, incluso para no representarlo. Al menos me parece a mí que el representante representa y no representa. Por lo demás ahí lo dejo.

    La cuestión no es si mi lógica es esa o no. La cosa es que la lógica de la nacion española -dícese ciudadanía- es esa y eso -democracia representativa etc.- es lo que han construido. Cuando tú hablas siento que lo haces como si hablaras en nombre de España. Igual me equivoco, pero si es así al menos tienes un ciudadano que no está de acuerdo contigo, yo. Cómo sabes entonces qué parte de la ciudadanía está de acuerdo con cosas alternativas como dices tú. Porque ten claro que si -democracia poder/gobierno mayoría- la mayoría de la población española estima que no puedes tener tu espacio público, no puedes tenerlo. Entonces cómo saber que los más de los ciudadanos están de acuerdo en que tú tengas tu espacio público tomado para cosas alternativas de corte político. Para ello tienes que tener -nuevamente- algo que te represente en el poder legislativo y lo proponga para que de alguna manera -ineficaz por supuesto, aunque no del todo- la sociedad española en su totalidad esté representada. No es mi lógica querida amiga, es la lógica de occidente. ¿Que esté mal?, discutible, pero dentro de ella no intentes negarla porque la estarías afirmando después de negarla. De otro modo, olvídate de cambiar la democracia desde ella misma. Por esa razón es que existen los conservadores y los revolucionarios que al final constituyen una lucha de la que puede salir el cambio o no. ¿Quieres cambiar algo? Incendia el parlamento como hizo Hitler. Un saludo archiciudadana.

  • el 2 julio, 2011 a las 10:34 am
    Permalink

    cierto, gracias a erasmo y a todo/as por el intercambio, sin dudas engrandecedor

  • el 2 julio, 2011 a las 8:42 am
    Permalink

    jajajajajaja, totalmente de acuerdo contigo amigo julio.

  • el 2 julio, 2011 a las 8:17 am
    Permalink

    vaya, vaya, luismi, si que estas disciplinado… pues a las anchas van todos los gobiernos de este mundo, con su democracia, sus partidos, sus dineros y sus portaestandartes para que les estemos haciendo caso a estas alturas. estoy muy de acuerdo contigo que la democracia representativa es, en esencia, como dices, por eso hay que acabar de empezar a trascenderla (y antes de que empieces a preguntar, ello significa, para mi, reformarla hasta el tuetano, cogiendo de ella lo que sirva y dejando a un lado lo que no, beneficiando a la mayor cantidad de gente posible, pongase bravo el que sea). y por que? pues porque ha demostrado ser INEFECTIVISIMA, como otros sistemas bien jodidos. pero bueno, si tu quieres seguir el jueguito y pasandole la mano a todo aquel primerisimo responsable (aun teniendo nosotros mismos alguna parte de culpa tambien) de toda cosa virada al reves en esta tierra, pues, amigo, yo si me meto, claro con tu permiso. y al final, cerraras los ojos ante el abismo social actual como mismo lo cierran los de mas arriba ante la evidencia del cambio climatico y la responsbilidad del estado y las clases dominantes de la modernidad para con el?

  • el 2 julio, 2011 a las 7:17 am
    Permalink

    Luismi: La diferencia que estableces entre ocupación e invasión es una apología al Estado. !Cuidado! que como dice Erasmo, el capitalismo de estado (él lo ha llamado socialismo de estado) es más eficiente. Un Estado de Derecho en efecto tiene herramientas y debe hacer uso de ellas para garantizar que [email protected] ocupemos el espacio público pero la ciudadanía, no el Estado de la nación, la ciudadanía, es libre de crear espacios alternativos si es que el Estado está desvariando en sus funciones, es libre y de hecho debería ser responsable de generar formas de control social respecto al Estado.
    En relación a las formaciones políticas, como mecanismo legítimo de participación, entiendo tu lógica porque fui presa de ella. Sólo apelo a otra realidad: estamos viviendo la crisis de los partidos políticos. ¿Esto que quiere decir? Que la participación a través de estas instituciones está en mínimos y pone en cuestión la democracia misma. Un partido político no es un mero programa para gobernar que tu apruebas con tu voto sino una formación para que participes. De lo contrario la representación es una falacia. Estando en mínimos la afiliación a estos partidos, funcionando sólo a través de la inercia del voto, estas estructuras dejan de ser el mecanismo idóneo de participación política. Y para no continuar confundiendo los términos participación política, participación ciudadana, debate público, los utilizo pensando en los ciudadanos, en los usuarios del sistema educativo, del sistema sanitario, de la legislación, de la vivienda, del empleo, en los usuarios de la cosa pública, en el demo que has intentado ridiculizar. Y si las instituciones no representan al demo “Toma la calle”. Por cierto, si te interesa, la desobediencia civil te la explica hasta wikipedia.

  • el 2 julio, 2011 a las 12:36 am
    Permalink

    Carmen, tú sabes bien que eso que estás hablando no funciona así. Ahora bien, si estás de acuerdo en el saltarse las reglas, bien. “Desobediencia civil…etc.” El espacio público es para ser ocupado, no invadido, ¿cúal es la diferencia? pues que la ocupación tiene que ser aprobada por el estado puesto que es la única forma -ordenada- de asegurarse que todos puedan ocuparlo. Dices que fuera de ese movimiento no existe debate. ¿Qué es el debate del Estado de la Nación? A mí por lo menos me da pinta de debate, más allá de que se la pasen echándose unos a otros las culpas. Las propuestas, sí, tienen que ser escuhadas aunque sean las de una minoría pero a través del sistema de la democracia, esto es, partidos póliticos. Que creen una formación llamada 15-M, vayan a las urnas, esa minoría les vote y luego propongan, opongan, apoyen, pero en el parlamento. Yo entiendo perfectamente que el gobierno no ceda ante esas presiones porque ¿qué será lo próximo? ¿Que un puñado de gente se siente en una plaza de “Euskal Hrrria” y pida la independencia del País vasco? En fin, tú sabes que así no funciona la democracia, oye pero que si a ti te parece bien así yo no me meto. Sólo que no sería ya una democracia.

    Que el sistema democrático en sí no lo sea por x o y, supongo que eso es lo que habría que discutir, pero dentro de la lógica de la democracia representativa así son las cosas. También puedes crear un partido pólitico para proponer cambiar la democracia e instaurar demos en toda españa con asambleas de corte 15-M etc… Si te votan los españoles es porque están de acuerdo, si no, no. Lo que pasa es que a veces no gusta el no poder hacer lo que se quiere pasándole por arriba a cuanta construcción haya hecha. Te repito, ahí están los mecanismo para que dentro de aquello que los españoles han elegido como sistema puedas tú hacer tus propuestas. ¿Quieres ir a tus anchas amiga mía? Lo tienes complicado…

  • el 1 julio, 2011 a las 7:36 pm
    Permalink

    Luismi, me gustaría que leyeras lo que escribo si es que te apetece comentarlo. Yo me tomo el trabajo de organizar lo que pienso y me sienta bastante mal la tangente. Cuando dije que no se podía pensar en clave inclusión-exclusión un debate que no existe hice referencia a la sociedad que tu dices que [email protected] [email protected] excluyen y de hecho he aplaudido que el centro de este movimiento sea precisamente el debate ciudadano, en efecto, a través de asambleas. Que fuera de este movimiento no existe debate público o participación ciudadana es una realidad bastante aplastante y desoladora: una verdad (de las que tanto te gustan).
    En relación a que el gobierno acepte excluyendo: una de las funciones del gobierno es legislar para las minorías, de lo contrario estaríamos hablando de totalitarismo. Sirva de ejemplo la ley antitabaco, la ley del matrimonio homosexual o la ley que eliminó la asignatura religión del curriculum escolar: todas impopulares. No se trata de la voluntad general sino de apostar por la democracia y la mejor forma de apostar por ella es participando. Cosa que el 15-M se está tomando muy en serio.
    Si tienes ganas de cosas concretas una de las demandas que tan excluyentes te parecen, es que en las listas electorales no haya [email protected] por corrupción. De ahí las concentraciones en el Congreso. Creo sinceramente que no tienes idea de lo que es el 15-M que no sé por qué sitúas en el pasado. Más allá del puñado de demandas mínimas que se han trabajado buscando consenso, es un movimiento de desobediencia civil que no puede (legítimamente) ser reprimido por cuerpos y fuerzas de la seguridad del Estado porque es civil y pacífico; porque su desobediencia es una forma de protesta; y porque lo que exige es justicia social y democracia. Ah! un estado democrático debe garantizar su integridad legítimamente.

  • el 1 julio, 2011 a las 11:01 am
    Permalink

    Carmen, ¿Un debate que no existe? Por lo que yo sé tenían incluso una asamblea. Además la cuestión sí puede pensarse en clave de exclusión-inclusíon por cuanto si el gobierno español aceptaba demandas de ahí salidas quedaría en exclusión el resto de la sociedad española. Imagínate que cada vez que alguien quiera quede sustituído el poder del parlamento por el de una reunión de un grupo. Oye, la democracia sólo puede ser abolida desde la misma democracia, si no, lo que te toca son los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. ¿A fin de cuentas qué es un estado que no garantiza su propia integridad?

  • el 1 julio, 2011 a las 10:51 am
    Permalink

    Luismi: se me cortó el comentario porque me pasé en el número de caracteres. No soy predicadora, activista del PC, ni relacionista pública. Así que no invito a nadie a nada. Soy en estos momentos madre de tres y participo en lo que me atrae y me parece que es necesaria mi participación. Eso incluye este diario. Nuevamente, saludos.

  • el 1 julio, 2011 a las 8:56 am
    Permalink

    Sí señor: invasión del espacio público. Aunque he de tener en cuenta que el uso del espacio público siempre es invasivo: ¿o no lo son las terrazas que administran los bares, los parques infantiles, los parques para mayores, los parqueos, las propias calles o la esquina caliente en el Parque Central de la Habana? Para convivir en lo público unas veces tendremos que invadir y otras aguantar (o ver con agrado) que nos invadan.
    En relación a la invasión de [email protected] [email protected] en España, no puede pensarse en clave inclusión-exclusión un debate que no existe y de hecho considero un logro que esta invasión lo esté generando. Me permito un ejemplo: la manifestación indignada del 19 de junio pasado, llamó la atención sobre el pacto del euro. A mi alrededor nadie tenía idea siquiera de su existencia. A raíz del 19-J la tuvieron.
    Por cierto la próxima manifestación es el 15 de Octubre. !Quedan [email protected]!

  • el 1 julio, 2011 a las 7:40 am
    Permalink

    isidro: a mi me parece excelente que en la educación cubana no haya lucro y que el acceso en la enseñanza primaria y media sea masivo. En la enseñanza media superior no lo es tal según tengo entendido, pues ya para acceder a un preuniversitario hay que cumplir con ciertos requisitos, si no tienes que irte a un técnico (me encantaría que me dijeran si es verídico este dato, pues me lo comentó un familiar, y no es algo de lo que esté segura). Sin embargo, aunque no fuera así, yo creo que los estudiantes cubanos tendrían millones de razones para protestar, solo por un factor: la calidad de la enseñanza. En América latina, te encuentras experiencias con buena calidad en la enseñanza pública, como puede ser la argentina, con todos los vaivenes de sus crisis económicas. Yo creo que habrían muchísimas razones para querer mejorarla y que incluya además la formación de un sujeto crítico, un aspecto para mi muy importante en cualquier proyecto educativo.
    El caso chileno es vergonzoso en cuanto a que la Concertación en 20 años no hizo nada por cambiar los dos grandes problemas de la educación pública chilena que impuso Pinochet: la municipalización de la educación y el lucro. Así, en la misma ciudad, te encuentras en municipalidades con plata muy buenos colegios públicos y en las sin plata, un horror de educación. Aquí todas las universidades se pagan, peor las públicas, que igual se pagan, te permiten acceder a creditos del estado más fáciles de pagar y a becas. En general, las universidades públicas tienden a ser buenas al menos en la capital. El problema es que para acceder a ellas hay que tener un buen escalafón y eso solo se consigue con una buena educación anterior. Es por ello que las personas pobres no pueden acceder a ellas. Lo que les queda a la gran mayoría es apostar por una universidad privada, en su mayoría universidades malas, que cobran bastante en mensualidad (el promedio de una mensualidad es algo así como 220 mil pesos/500 doláres y el salario mínimo es de 173 mil/400 doláres) y despues tu título es poco competitivo.
    Quitando lo del lucro, en la época en que yo estudié en Cuba, acceder a la educación universitaria era ya un problema también y el acceso era desigual. Era bastante difícil que viniendo de un pre becado en el campo, lograras acceder a una carrera en la Colina. Donde más oportunidades había era en las carreras pedagógicas, y tengo la certeza que esto no respondía a un problema de “inteligencias”. La verdad es que ya por esa…

  • el 1 julio, 2011 a las 1:56 am
    Permalink

    muy bien charlene, ¡Revolucionarios del mundo Uníos! Para la próxima invítame. un saludo.

  • el 30 junio, 2011 a las 8:23 pm
    Permalink

    Lo mejor es que todos, cada cual a su manera, lleva una parte de razón, y eso es lo bueno de HT, que la gente discuta y argumente sus posiciones. De la confrontación deben nacer las mejores propuestas y hasta soluciones. En cuanto a lo que plantea Erasmo, sí quisiera enfatizar que, con todas las pegas que se le puedan poner al sistema educativo cubano, que son muchas, nadie puede negar una realidad de base: la enseñanza ha estado desde hace tiempo a disposición de la gran mayoría, no importa si eres “clase media” en La Habana, o un recogedor de café en Baracoa. Eso sigue siendo un sueño en la mayor parte de la América Latina (y en general en el mundo subdesarrollado), sobre todo para indios, negros y campesinos.

  • el 30 junio, 2011 a las 1:50 pm
    Permalink

    bueno, luismi, acabo de marchar con una minoría de 200 mil personas. Bien por ellos. Quién sabe qué hará el gobierno. Al menos deben estar preocupadísimos, cualquiera lo estaría con semejante cifra. Y no me interesa entrar en el jueguito de la verdad, porque en defintiva esa se construye y cada quien tiene la suya. Yo respeto la tuya de cualquier forma, y disculpa si pareció que quería imponerte la mía. Saludos

  • el 30 junio, 2011 a las 12:00 pm
    Permalink

    “luismi, y no creo tener en mis manos la verdad de nada” ¿No es eso ya una verdad?

  • el 30 junio, 2011 a las 8:33 am
    Permalink

    jejejejeje

  • el 30 junio, 2011 a las 7:42 am
    Permalink

    ay!!! charlene… estoy totalmente de acuerdo contigo, hablas con verdad amiga mía.

  • el 30 junio, 2011 a las 7:40 am
    Permalink

    no entiendo tu negativa a debatir, luismi, y no creo tener en mis manos la verdad de nada. solo presento mi opinion y trato de entender los intringulis de las ideas, no de las personas…. y aqui va una posicion que evidentemente no comparto contigo, amigo: tu buscas la imparcialidad, yo no. creo que es imposible, suicida e ingenuo hablar de imparcialidad politica. por eso apoyo a erasmo en su lucha contra todo lo que signifique jodedera pa los de abajo y me alineo con los derechos de los de abajo de grecia, chile y espana, tanto como con los de cuba. saludos. charlene, gracias por los datos, debemos informarnos mas.

  • el 30 junio, 2011 a las 6:39 am
    Permalink

    Pues yo estoy totalemente de acuerdo con Julio y muy en desacuerdo contigo, Luismi. En primera, en el caso de Chile, que es el veo y además, es del que se habla, las encuestas muestran, a la par de las múltiples movilizaciones que se están llevando a cabo, una desaprobación gigante del gobierno. Los estudiantes y los ecologistas han logrado articular un discurso que la mayoría de la gente aprueba y eso se ve en las marchas. Por lo demás, estás cayendo en el juego de los medios de comunicación que por poner las noticias que más venden, ponen las relacionadas con la violencia, porque si pr algo se han caracterizado las últimas manifestaciones es precisamente en su carácter no violento. ¿Te parece malo que en estos momentos los estudiantes se turnen para correr alrededor de la casa de gobierno por 180 horas en señal de protesta? pues te cuento que la gente que comparte el espacio público los aplaude. En eso y muchas otras cosas. Porque detrás de cada estudiante hay una familia endeudada o una familia que sabe q2ue su hijo recibe pésima educación.
    Por tu lógica, la Plaza de la Revolución es la mayor parte del año un espacio inutilizado. Los espacios, como dice julio, son para ser usados públicamente. Los gobiernos para representar los intereses de las mayorías.

  • el 30 junio, 2011 a las 5:28 am
    Permalink

    Amigo Julio yo no voy a entrar en diálogo contigo porque se ve que tú tienes la verdad del ser. Lo que voy a hacer es instarte a que le apliques rigor a todo lo has dicho para que tú mismo veas si es sostenible o no. Si lo hicieres, intenta que sea con la menor parcialización posible, esto es: la parcialización de la imparcialización.

  • el 30 junio, 2011 a las 4:49 am
    Permalink

    me parece, luismi, que si el gobierno griego accede a las demandas de los huelguistas (que no todos, ni la mayoria se ha puesto pa tirar palos y piedras ni fajarse) los demas, los que tienen mas dinero y oportunidades que ellos, no se pondrian muy bravitos que digamos. el lio es, compadre, que tanto esos griegos, como los chilenitos, como los espanoles se han cansado de que los jodan por donde tu sabes, como nos estan jodiendo a nosotros en cuba y por eso toman los espacios publicos, que son publicos pa eso, pa ser tomados por quien quiera porque, ademas, quien en espana ha protestado por las marchas y plazazos de los indignados?: un buchito de comerciantes que ni perdieron dinero sino que sonaron con eso… esa razon que dices es la que dicta que los jodidos de esta tierra no pueden exigir ni defender sus derechos, ni hacerlo en la forma que les de la gana. al final, esos otros que tambien son pueblos son los que estan gozando con la miseria y el malvivir de una pila. un saludo tambien

  • el 29 junio, 2011 a las 3:35 pm
    Permalink

    Erasmo, eso se llama invasión del espacio público. En términos de democracia, que es lo que todos queremos, tomar una plaza implica alejar del debate al resto de la sociedad puesto que si acceden a las peticiones de los “indignados” de la plaza se caería en posiciones antidemocráticas. Hoy vi unas imágenes de Atenas, a ti te hubieran hecho o bien estallar en lágrimas o en un orgasmo. La policía de la República Helénica disparando gases y dando palos de vez en cuando. Sucede que el parlamento griego aprobó una serie de medidas de austeridad instadas por el FMI y la UE; los obreros fueron hasta el Ministerio de Finanzas y entraron con palos e hierros para protestar. Sucede que quienes hicieron esto no eran la sociedad entera pero sí parte de ésta, las cabezas partidas a la orden del día. El problema es mucho más complejo de lo que a mí me parece que tu lo ves. Por una parte si el parlamento griego accede a esos clamores el resto de la sociedad queda sin representación, por otra parte esas personas son también el pueblo. ¿Qué hacer?
    Yo no creo que la solución sea tan fácil y me parece que deberíamos, como nos aconseja spinoza, intentar aplicar la razón para ver si esa emoción merece preservar.
    Mi opinión paricular es que ni eso de la democracia representativa es una verdadera garantía -por este tipo de cosas- ni lo contrario tampoco, por razones obvias.

    Aquí la verdad verdadera consolte es esta: Que se fajen los revolucionarios contra los conservadores y que gane el que gane. Luego que éste imponga su justicia (orden) y que se repita el proceso hasta el infinito, una solución donde todos ganen… yo no la veo. Si tienes alguna propuesta dímela y la debatimos. Un saludo, tu consolte revol.

  • el 29 junio, 2011 a las 11:18 am
    Permalink

    Quizás esté siendo presa, también yo, de una suerte de encantamiento. La ola de protestas en España que empezó el 15 de mayo está removiendo mi tuétano. La estoy viviendo como una larga sesión de psicoanálisis; de esas que te retuercen y juega con tus fantasmas. En efecto: no sólo [email protected] [email protected] de hoy; también los de ayer (como yo) vivimos con esa ausencia en el ambiente. Me alegra, saber de bichos raros. Gracias.

  • el 29 junio, 2011 a las 10:21 am
    Permalink

    es una maravilla lo que estos jóvenes hacen por acá: organizados, creativos, generando alianzas. Las formas de lucha han cambiado y los enfrentamientos han sido pocos. Hay una toma de conciencia ciudadana interesantísima apoyada en las redes sociales. Casi 100 mil personas marcharon el otro día por la Alameda apoyando a los estudiantes. Y no sólo son los estudiantes: los ecologistas también lo han hecho y en la última marcha por la igualdad sexual, fue interesantísimo ver la cantidad de familias heterosexuales que participaron. Éramos más de 40 mil personas. Estoy muy orgullosa de ser testigo de este momento, donde quedo sorprendida por la forma inteligente de sumar a otros en reclamar derechos. Sobre todo, porque acá el voto es obligatorio si estás inscrito para votar, y en las últimas elecciones la mayoría de los jóvenes no lo hicieron. Entonces, no es que sean apáticos a la política, sino que participan a su manera y fuera de la lógica de los partidos políticos.
    Con las redes sociales, se ha vulnerado el bloqueo televisivo, porque acá también se bloquea. En el blog he puesto varios videos de flashmobs que han hecho los chicos (ya parezco vieja, pero así es).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *