Un tornado constructivo contra tornado destructivo en La Habana

Elio Delgado Legón

Limpieza después del tornado de 27-1-2019. Foto: Jorge Luis Sanchez / Cubadebate

HAVANA TIMES – El domingo 27 de enero, poco después de las ocho de la noche, en el seno de un sistema prefrontal, se formó un tornado con categoría EF-4, que afectó a cuatro municipios de La Habana, destruyéndolo todo a su paso. Es difícil describir los efectos de un fenómeno natural como ese, que se calcula tiene un poder de destrucción superior a un huracán categoría 5.

Viviendas con techo de placa, que pueden resistir un ciclón, por fuerte que sea, se vinieron abajo, ventanas y puertas arrancadas desde sus marcos, tanques de agua elevados no quedó ninguno en la zona por donde pasó el tornado, un hospital de maternidad tuvo que ser desalojado y trasladados sus pacientes y recién nacidos a otros centros, porque la destrucción fue severa.

Poco después de haber pasado el fenómeno meteorológico, en medio de la destrucción y la oscuridad, las principales autoridades de la capital y del país, incluyendo al presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Diaz-Canel Bermudez, acudieron a constatar los daños ocasionados y a darles seguridad a todos los damnificados, de que nadie quedaría abandonado, que todo lo destruido se reconstruiría y se dejaría mejor que lo que estaba antes.

La destrucción en las redes eléctricas y telefónicas fue total en la zona afectada por el tornado, pero la solidaridad entre cubanos no se hizo esperar: de otras cuatro provincias acudieron brigadas de ambas empresas con la intención de repararlo todo en el menor tiempo posible. De los propios municipios afectados, la población se volcó a las calles a recoger escombros y árboles derribados, como colaboración con las brigadas de trabajadores forestales, miembros del Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, además de trabajadores de otros centros laborales de la capital.

Transcurrida apenas una semana, ya se encuentran restablecidos la electricidad y la telefonía, que algunos vecinos, al ver la destrucción pensaron que demoraría por lo menos un mes.

La destrucción parcial o total de viviendas y su reconstrucción ha sido uno de los temas al que el gobierno le ha dado máxima prioridad, con un chequeo casi diario en el Consejo de Ministros y visitas nuevamente a los lugares afectados para constatar el avance de las obras y continuar dándoles confianza a los damnificados de que sus problemas se resolverán en el menor tiempo posible.

Nadie fue a tirarles rollos de papel sanitario a los damnificados, sino a darles seguridad de que nadie quedará desamparado. Los materiales de construcción fueron inmediatamente situados en lugares cercanos a las zonas destruidas, se abrieron oficinas de trámites para viabilizar las soluciones a cada caso. Los que no tienen capacidad de pago, el Estado les subsidia el costo de los materiales y la mano de obra; los que tienen capacidad de pago, el Banco les facilita un préstamo con bajo interés y en todos los casos, el precio de los materiales fue rebajado al 50 por ciento.

Durante los días que no hubo electricidad, se les ofreció comida preparada a todos los vecinos de los lugares afectados y se les sigue ofreciendo a los damnificados que perdieron sus casas.

Un verdadero tornado constructivo se ha desatado en los cuatro municipios devastados por el destructivo tornado y diariamente se ven subir las paredes de las casas que fueron arrasadas, lo que ha traído a los rostros de las personas que lo perdieron todo, una sonrisa de esperanza, al constatar que pronto tendrán de nuevo  sus casas.

Algunos malintencionados han escrito mentiras como que ha habido lentitud en la solución de los problemas; sin embargo, la realidad es que desde la misma noche del domingo 27 de enero, el Presidente con todos sus ministros han estado en función de que todo se resuelva lo más pronto posible y con calidad. Que todo quede mejor que antes, es la orden dada por el presidente Díaz-Canel, quien no ha dejado de atender personalmente la recuperación de los daños dejados por el tornado.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

7 comentarios sobre “Un tornado constructivo contra tornado destructivo en La Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

San Ignacio, La Habana. Por Douglas Prentiss, EUA. Cámera: Canon 5D Mark ii

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: yordaguer@gmail.com