¿Quién podría estar contra la paz en Colombia?

Elio Delgado Legón

Se saludan Juan Manuel Santos y Timoleón Jimenez tras la firma de los acuerdos. Observan Raúl Castro, Bruno Rodríguez y el guardaespaldas y nieto de Raúl.  Foto: cubadbate.cu
Se saludan Juan Manuel Santos y Timoleón Jimenez tras la firma de los acuerdos. Observan Raúl Castro, Bruno Rodríguez y el nieto de Raúl. Foto: cubadbate.cu

HAVANA TIMES — Según una información publicada a raíz de la firma en La Habana de los acuerdos de cese al fuego y hostilidades, bilateral y definitivo, entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el gobierno colombiano, existe en ese país un sector que se opone a los acuerdos de paz.

En una país que ha vivido más de 50 años sumida en una guerra, que ha demostrado que ninguna de las dos partes podrá ganar, oponerse a que regrese la paz y que todos los ciudadanos se puedan reintegrar a la vida civil, solo cabe en mentes obtusas y excesivamente reaccionarias, que han hecho de la guerra un modo de vida y se benefician  de alguna manera, sin importarles el sufrimiento del pueblo.

Cientos de miles de muertos y desaparecidos son cifras escalofriantes que tienen que llamar a la reflexión, sin contar los miles de familias que han tenido que abandonar sus casas y sus tierras por estar en medio de la zona del conflicto y que ahora podrán regresar y comenzar una nueva vida, labrando en paz.

El pueblo colombiano casi no recuerda lo que es vivir en armonía, pues los que tienen hasta 52 años han vivido toda su vida en medio de la guerra.

Para tener una idea de la importancia que las partes le conceden a la paz, veamos algo de lo expresado, luego de la firma de los acuerdos.

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia expresó:

“Hoy se abre un nuevo capítulo, un capítulo que nos devuelve la esperanza, que nos permite empezar a cicatrizar las heridas y que les da a nuestros hijos la posibilidad de no repetir la historia que tanto daño le ha causado al país. Nos llegó la hora de vivir sin guerra. Nos llegó la hora de ser un país en paz, un país con esperanza.

“Este es un paso fundamental, un paso histórico.  Ahora bien, el fin del conflicto no es el punto de llegada; el fin del conflicto es el punto de partida para que construyamos juntos, unidos en la diversidad, un país donde haya espacio para todos.

“La paz se hizo posible, la paz es posible. Ahora vamos a construirla.”

Timoleón Jiménez, jefe del Estado Mayor de la FARC-EP, expresó:

“Ni las FARC ni el Estado son fuerzas vencidas y, por ende, lo pactado no puede interpretarse por nadie como el producto de alguna imposición de una parte a la otra. Hemos discutido largamente, llegando incluso a callejones que parecían sin salida, que solo pudieron superarse gracias a la desinteresada y eficaz intervención de los países garantes, Cuba y Noruega, y las oportunas y sabias fórmulas sugeridas por la creatividad de los voceros de ambas partes o sus acuciosos asesores.

“El Acuerdo sobre garantías de seguridad y combate al paramilitarismo tiene que ser una realidad en los hechos, so pena de conducir el resultado final del proceso al fracaso histórico.”

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de Cuba, expresó lo siguiente:

“La decisión de las partes de firmar hoy compromisos sobre cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, dejación de las armas y garantías de seguridad, representa un paso de avance decisivo. El proceso de paz no tiene vuelta atrás.

“La paz será la victoria de toda Colombia, pero también la de toda Nuestra América. La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños tiene, en su joven historia, el gran hito de la proclamación de esta región como Zona de Paz. El fin del conflicto armado en Colombia será una nueva demostración del firme compromiso de nuestros pueblos contra el uso y la amenaza del uso de la fuerza y a favor de la solución pacífica de controversias. Ante las diferencias, diálogo. Ante los retos, concertación.

“El compromiso del pueblo y gobierno cubanos con la paz de Colombia ha sido y será permanente, fieles al legado martiano de que ‘Patria es Humanidad’.”

A la ceremonia de firma de los acuerdos asistieron varios jefes de estado y altos funcionarios de la ONU, incluyendo su secretario general Ban Ki-moon, los que destacaron y elogiaron el papel de Cuba como garante y sede de las conversaciones de paz. Además, varios líderes mundiales se han expresado en el mismo sentido.

Teniendo en cuenta todos estos elementos, reflexionemos, ¿quién podría estar contra la paz en Colombia?

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


13 thoughts on “¿Quién podría estar contra la paz en Colombia?

  • el 3 julio, 2016 a las 6:07 pm
    Permalink

    No es que haya un grupo que esté en desacuerdo con la paz, lo que no están de acuerdo es que estos narcoguerrileros, que todo el mundo sabe que han estado en el centro del tráfico de cocaína y han hecho su millones con eso, se salgan impunes, sin juicio por los crímenes que cometieron. Y me dirá el articulista que los paramilitares también cometieron desmanes y no lo dudo. si fuera así, que también respondan. Que todos los que violaron, secuestraron y asesinaron sean juzgados. Por otra partee qué moral tiene Cuba para ser garante d Ela paz cuando el régimen es quien primero ha apoyado y aupado el movimiento guerrillero en toda la región ahila insurrección armada y el terrorismo en todo el mundo? Las FARC firmaron la paz porque e estaban pegados al techo con el fuete que les metió Uribe; Raúl Reyes, tiro Fijo y otros más que eliminaron a plomo. Entonces sus mentores de la Habana les habrán sugerido que firmaran la paz para ganar tiempo y que no los cavaran de desaparecer, luego se hacían partido político, regalaban un poco de chucherías a los mas pobres y los llenaban de promesas, se hacían con la presidencia, y luego a ver. quién los saca de ahí. De todas formas, veremos cómo se materializa esta firma de acuerdos de paz. Santos es un flojo izquierdoso, las FARC unos oportunistas y el régimen cubano se ha aprovechado de esto par levantar su imagen intencional, sí internacional, porque nacionalmente están bien desprestigiados en su propio país.

  • el 30 junio, 2016 a las 1:36 pm
    Permalink

    totalmente de acuerdo, estan hablando de paz porque saben que no tienen oportunidades de ganar nada y ya los mayorales del negocio FARC se estan poniendo viejos o el gobierno les esta dando caza cada vez mas rapido, ademas que el grupo de seguidores fanaticos que tienen esta mermando de manera acelerada, por lo tanto intentan vivir los anos que les quedan en paz y reposo sin tener que pagar culpas por los hechos atroces que han cometido todo este tiempo y con el dinero de la droga y extorsioines bien guardadito en la habana o en suiza.

  • el 30 junio, 2016 a las 9:21 am
    Permalink

    Bien dicho, José Luis, ahora viene con la palomita en la mano, cuando desde un matorral tiroteaba a personas inocentes. La amoralidad de estos robolucionarios es como para un Guinnes

  • el 30 junio, 2016 a las 5:26 am
    Permalink

    Para mi lo mas interesantes es que un tiratiros como Elio este hablando de paz,los seguidores de los guerreros de Argelia,Congo,Somalia ,Etiopia,Angola,Nicaragua,el Salvador,Venezuelas,Bolivia,Argentina,Uruguay,Patrocinen la paz.En mi humilde opinion,ellos solo hablan de ella cuando no ven posibilidades de triunfo..No obstante,prefiero la paz y quien sabe,quizas hasta Elio se recicla y se convierte en un Gandhi.

  • el 29 junio, 2016 a las 11:24 am
    Permalink

    Circles: Tienes razón, nunca he vivido en un país ni pobre, ni con guerra. En mi comentario no he mencionado que se viva bien bajo esas condiciones, va explícitamente dirigido al compañero Elio que siempre insinúa la “buenura” de los Castro. Claro está que nadie en su sano juicio podría estar contra de La Paz en Colombia, Nadie que sea humano lo ha estado, el chiste está en que Elio venga hacer esa pregunta cuando se sabe que el gobierno que él defiende siempre se dió la lengua con esos guerrilleros sin importarle esa Paz de los colombianos, y que “ahora” venga a vanagloriarse de que ellos hayan sido los promotores de esa Paz, todo lo contrario, hay quienes dudan (incluyendo a los colombianos) de la certeza del pacto, precisamente por haberse firmado en La Habana, acaso se podrá confiar en lo que se firme en La Habana?. Da revolturas de estómago ver al tirano cubano firmando pactos de Paz ajenos cuando es incapaz de hacerlo con su propio pueblo. A mí me parece de que también es hora de que firmen en La Habana para que cese el terror que han sembrado los guerrilleros verde olivo contra su pueblo. Y no me vengan conque estoy comparando los dos conflictos, que aunque sean diferentes los dos le han estado robando la Paz a los dos países.

  • el 29 junio, 2016 a las 9:02 am
    Permalink

    son y seran perros hueveros aunque les quemen el hocico. estan firmando una paz porque ya no tienen la fuerza ni el apoyo de años atras cuando cuba les daba los suministros mandados por rusia, pero ese chiste ya se acabo, entonces salen a lucirse de pacíficos y buenos, cuando han tenido al pueblo colombiano prácticamente secuestrado y amenazado como hacia sendero luminoso en Perú.

  • el 29 junio, 2016 a las 9:00 am
    Permalink

    la paz firmada con gangsters es muy peligrosa y eso es lo que han sido estos “guerrilleros” de las FARC, ademas de bandoleros tambien son narcotraficantes y ya eso les quita toda credibilidad, ademas de extorsionadores y terroristas.

  • el 29 junio, 2016 a las 8:16 am
    Permalink

    Esa gente ha utilizado minas antipersonales, han puesto todas las bombas que han querido; han secuestrado a gente inocente, han reclutado niños a la fuerza, han mantenido personas peor que a perros, entre alambradas y con cadenas al cuello; han traficado y vendido toda la cocaína habida y por haber.

    Vamos a ver si el pueblo colombiano los acepta como si nada hubiese pasado. Son delincuentes y asesinos que estarían mejor con diez millones de años por la cabeza, o mejor todavía: con una buena onza de plomo entre ceja y ceja.

  • el 29 junio, 2016 a las 6:20 am
    Permalink

    Miranda, tengo la sensación que usted no ha vivido en un país pobre con una guerra prolongada en su propio territorio. Cuando lo ha vivido dará cuenta que la paz, aun con sus complicaciones de administrar, es muy atractivo para la gran mayoría de las personas de un pueblo. Un país no puede progresar en guerra, si no es gran productor de armas.

  • el 29 junio, 2016 a las 6:12 am
    Permalink

    Y se pusieron de acuerdo quien se queda con el negocio de la cocaína? Y los Castro se comprometieron a no entrenar, armar y financiar a otros movimientos guerrilleros en el futuro? Y las tierras y propiedades adquiridas con el lavado de los miles de millones del narcotráfico y el secuestro? Y las órdenes de captura que tienen los comandantes de las FARC en la Interpol y los USA? Esa gente no puede poner un pie fuera de Colombia, Cuba y Venezuela sin que vayan presos.

    Bien por el alto al fuego y la paz, pero creo que hay muchos cabos sueltos que estarían latentes para un nuevo conflicto en un futuro cercano.

  • el 29 junio, 2016 a las 5:58 am
    Permalink

    Triste ver esta foto, la mano sólo a los que la tienen limpia de sangre

  • el 28 junio, 2016 a las 10:44 pm
    Permalink

    Y así como los colombianos piensan de esos gánsters, también opinan en la simpatía que la bandada castrista siempre sintió por esos terroristas.
    No pienses Elio, que todos los colombianos creen el circo que Cuba orquestó para llevarse el protagonismo que tanto necesita para quedar de buena gente.

  • el 28 junio, 2016 a las 5:52 pm
    Permalink

    elio:

    Yo acabo de regresar de Cartagena de Indias (Bella ciudad donde las haya, por cierto), y te digo que solo el referendo sobre el acuerdo dirá la última palabra. Para la inmensa mayoría de los colombianos las FARC no son más que una banda de asesinos, narcodelincuentes, secuestradores y extorsionadores que, con tal de conseguir el poder, no vacilaron en cometer ningún tipo de atrocidad. Si alguien nunca pensó en el ‘pueblo colombiano, ni en los sufrimientos que podían causarles, fueron las FARC. muchísimos, pero muchísimos colombianos piensan que la forma más segura de eliminar ese flagelo es como lo hacía Álvaro Uribe: a base de puro plomo.

    Hablar de las FARC como de luchadores por la la libertad es un insulto, en primer lugar, a todo el pueblo de Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *