Posible respuesta de Obama a la carta de Osmel

Elio Delgado Legón

Barack Obama.
Barack Obama.

HAVANA TIMES — Estimado señor Osmel: Me alegra mucho su interés en cambiar el sistema político en Cuba, pues como usted bien sabe, ese ha sido el propósito de mi país durante más de 50 años, pero el método de tratar de doblegar al pueblo cubano por hambre y enfermedades para que cambie el sistema no ha dado el resultado esperado, porque el pueblo cubano ha dado pruebas de tener una resistencia infinita. Nosotros esperábamos que se rebelaran contra el Gobierno, pero han demostrado, en numerosas ocasiones, que apoyan mayoritariamente a su Revolución.

Yo sé que durante mi visita me mostrarán los más importantes realizaciones del Gobierno y el pueblo cubanos durante los últimos 57 años, tales como algunos de los numerosos centros de investigación, como el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, la Escuela Latinoamericana de Medicina, alguna escuela donde nos recibirán los niños sonrientes, contentos y felices, como usted bien dice en su carta; pero yo he visitado muchos países y otros los conozco por las informaciones de nuestras embajadas y en ningún otro país de América Latina me podrían mostrar centros como los que usted menciona en su carta, y otros que usted no menciona, pero que yo sé que existen.

Usted reclama en su carta que pongamos como condición para levantar el bloqueo, que se efectúe en Cuba un referéndum para cambiar el sistema, pero sería inmiscuirnos en los asuntos internos de su país y sabemos por los análisis de inteligencia realizados que el sistema político, económico y social en Cuba cuenta con la aprobación de una inmensa mayoría de la población, lo que se ha demostrado desde la aprobación de la Constitución de 1976, que en su Artículo Tres, Capítulo 1 establece el carácter irrevocable de ese sistema, lo que fue aprobado, en votación directa y secreta por el 97 por ciento de los electores, y ratificado cada dos años y medio con las elecciones municipales y cada cinco años con las provinciales y de diputados a la Asamblea Nacional, a las que acuden los electores en su inmensa mayoría, más del 90 por ciento, lo cual no ocurre en ningún otro país de América, ni siquiera en mi país, donde a veces solo vota un 25 por ciento de los electores.

Realmente, yo no puedo poner la democracia de mi país como un ejemplo a seguir, pues tiene más vulnerabilidades que la de Cuba. En cuanto a si existe o no democracia en Cuba, es un asunto que tiene muchas interpretaciones, pues no existe un modelo único de democracia y ninguno es perfecto, pero hasta donde conozco, los cubanos tienen mayor participación en la vida política del país que la que tienen los ciudadanos de otros países, incluso en Estados Unidos, donde los electores que votan no tienen más participación en la vida política, y las decisiones del Congreso no son las que más beneficien a la población, sino las que más beneficien a los capitalistas que pusieron su dinero para que pudieran ser elegidos.

Le digo todo esto para que no se haga ilusiones de que nosotros podemos influir para producir cambios en el sistema político cubano a corto o mediano plazo. Ese es nuestro objetivo final, para evitar que un país con un sistema socialista exitoso pueda servir de ejemplo al resto de los países de América, pero esa será una labor a largo plazo, si logramos influir en las nuevas generaciones que no conocieron el pasado capitalista en Cuba, para que aspiren a tener una sociedad de consumo como la nuestra, pero le confieso que no tengo muchas esperanzas de que podamos lograr ese objetivo.

Finalmente, le doy las gracias por sus buenas intenciones y su decisión de apoyarnos en nuestros objetivos de restablecer el capitalismo en su bella Isla.

Fraternalmente, B.H.O.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


21 thoughts on “Posible respuesta de Obama a la carta de Osmel

  • el 13 marzo, 2016 a las 1:45 pm
    Permalink

    Elio es cómico sin dudas, genio provocador, enferma del corazón a los lectores que echan chispas al comentar. Elio es real ? No se, creo que es algún jodedor bien entrenado y con un perfil falso…agente Elio de HT.

  • el 11 marzo, 2016 a las 10:07 am
    Permalink

    jajajaja No puedo parar de reirme jajajaja Que locura la de este hombre :D

  • el 5 marzo, 2016 a las 11:04 am
    Permalink

    Ay Dios mío!!!! Cómo es posible que quede en mi país gente tan hipócrita y tan ciega a voluntad como este Señor Elio, gente que insiste en ignorar nuestra verdadera realidad y los dolores y las injurias que este pueblo cubano tiene que vivir DIA A DIA. Osmel tiene toda la razón, el odio no acaba con el odio.

  • el 5 marzo, 2016 a las 10:34 am
    Permalink

    Dear Obama:
    Cincuenta y tantos no.mil años nos vamos a mantener en el poder, de eso no le quepa la menor duda; vamos a resistir infinitamente, y al que no le guste que se joda o que se vaya pa´l c…..,aquí el que manda es Mulé. Ya le tenemos preparado un tour de visitas a diferentes lugares de interés histórico, social y económico, sin olvidarnos de pintar las fachadas de los edificios por donde pasará su comitiva y de tapar todos los baches de las calles por donde transitarán y caminarán, no queremos que se le doble un pie o se parta una pata. La Constitución no la vamos a cambiar porque no nos da la gana, fíjese si la gente mayoritariamente está contenta que va a votar y es tal el nivel de confianza que ni las biografías de los candidatos se leen, es que saben que estarán bien representados. Las nuevas generaciones no tienen el menor interés en una sociedad como la de ustedes, baste mirar a los hijos y nietos de nuestros gerentes, empresarios y dirigentes ; los otros jóvenes, los que emigran hasta para Burundi son una ínfima minoría de malagradecidos. Lo esperamos señor presidente con apretones de mano, sonrisas y mojitos.

    E.el Ayatollah.

  • el 5 marzo, 2016 a las 10:26 am
    Permalink

    Tirarlo a loco es lo único que va a hacer, después de reírse un buen rato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *