Más recuerdos sobre Santa Clara

Por Elio Delgado Legón

La taberna Punta Brava ocupa el espacio donde hace más de 60 años un viejo caserón de madera albergaba la Escuela Profesional de Comercio, de Santa Clara.

HAVANA TIMES — En el mes de julio del pasado año publiqué en Havana Times un comentario titulado Mis nostalgias de Santa Clara, en el que mencionaba el viejo caserón donde radicaba la escuela de comercio y al vivac, donde estuve preso más de una vez por mis actividades revolucionarias.

Hace pocos días estuve nuevamente en esa ciudad y quise visitar esos dos lugares, a donde no había vuelto después de aquellos años difíciles de estudiante- trabajador en que a veces no podía asistir a clases más de un par de veces a la semana, porque lo que ganaba no me alcanzaba para pagar el pasaje los cinco días de la semana.

Por supuesto que el viejo caserón de madera, de principios del siglo XX, o tal vez de finales del XIX, ya no existe, pero allí está el espacio enorme que ocupaba cuando comencé a estudiar Contabilidad. Una vecina que vive enfrente me informó que allí hubo un almacén, antes de construirse lo que existe ahora: una taberna donde se puede comer y beber buena comida y buenos vinos y que tiene por nombre taberna Punta Brava. El resto del espacio es el patio de la taberna, donde acumulan leña para alimentar el horno.

Muy cerca de allí se encuentra el parque El Carmen, a donde acudíamos los estudiantes cuando faltaba algún profesor, para conversar y pasar el tiempo hasta la próxima clase. Todo está remozado y pintado, al igual que la iglesia de igual nombre, que ocupa parte de la manzana del parque.

La escuela secundaria básica urbana Roberto Rodríguez “El Vaquerito” se levanta hoy donde estuvo una estación de la policía de Batista, en la que fueron torturados y asesinados varios revolucionarios.

Frente a ese parque quedaba la estación de policía con las celdas del vivac, donde estuve preso más de una vez. Recuerdo que en una ocasión, el general Cornelio Rojas, jefe de la policía en la provincia de Las Villas, se acercó a la reja donde estábamos un grupo de jóvenes presos, y nos preguntó si éramos comunistas. Nos dijo que él en su juventud también había sido comunista, pero que luego se dio cuenta de su error y abandonó esa ideología, y dijo varias cosas del comunismo, que no recuerdo.

De allí nos mandaron para la cárcel a esperar el juicio en el tribunal de urgencia. Por suerte, no fuimos sometidos a interrogatorios como otros, que fueron torturados y asesinados.

Durante la toma de esa estación de policía, en diciembre de 1958, resultó muerto Roberto Rodríguez, “El Vaquerito”  combatiente de la columna 8 Ciro Redondo, al mando del Che Guevara, que en esos días combatía por la toma de Santa Clara.

Hoy, la antigua estación de policía ya no es un centro de encierro ni de tortura, pues ha sido convertida en una escuela secundaria básica urbana, con el nombre de ese mártir. Allí estudian cientos de adolescentes, que ya no tendrán que temer a la amenaza policial, ni a ser encerrados ni torturados, porque hoy la policía es la garantía de la seguridad ciudadana, no su represora como era cuando yo conocí ese lugar. Ahora no se escuchan los gritos de los torturados, sino la algarabía de los adolescentes que estudian felices para enfrentar el futuro mejor preparados.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

Elio Delgado Legon has 237 posts and counting. See all posts by Elio Delgado Legon

8 thoughts on “Más recuerdos sobre Santa Clara

  • elio, al final ustedes no fueron mas que una partida de pandilleros, lidereados por el pandillero mayor y como buenos delincuentes solo han sabido arruinar a un pais, porque de economia y finanzas los bandoleros no saben nada, no les gusta estudiar. tu solo fuistes un abusador tiroteando ambulancias desde las cuales no podian reponderte con fuego como te merecias. pero las aguas al final tomaran su lugar y la historia no los absolvera y pasaran como lo que siempre fueron, una partida de fascinerosos que metieron a cuba en el saco de la miseria generalizada y en una noche negra para la cual solo queda emigrar como salida.

  • En Villamarista, el vivac de Santiago de las Vegas, 100 y Aldabo, en Tarara, tambien vamos a construir escuelas que se llamaran Laura Pollan, Orlando Zapata Tamayo, Osvaldo Paya, victimas del Remorcador 13 de Marzo y hasta una que se llame Martires de la democracia de 1958 por los asesinados a mansalva por Elio y el 26 de julio cuando intentaron ejercer el derecho ciudadano de votar en las ultimas elecciones democráticas en Cuba hace ya 60 años.

  • Los de Cuba no, segun Elio son como miembros de La Colmenita

  • Gracias, Elio.
    Artículos como ese deben ser del conocimiento de todos, especialmente, de nuestros jóvenes. Admiro que no olvidas tu ciudad natal. En forma sencilla ha transmitido historia y dejas entrever un halo de nostalgia. A reserva de lo que puedan decir algunos desmemoriados, para tí, para mí, para muchos la Revolución sí nos ha servido de mucho y a ella vivimos agradecidos y tenemos confianza y fe. Solo quiero hacerte una breve acotación, real y sin sonrojarnos: la Policía en todos los regímenes constituyen un medio de represión, en virtud, de que atendiendo a una concepción clasista, son objeto de represión todos aquellos que atenten contra el orden legal establecido.

  • Elio la revolución no sirvió de nada compañero, acabe de reconocerlo y no sufra mas.

  • Siempre me ha llamado la atención que en la Habana la PNR recupero los cuarteles de antes del 59. Por ejemplo, el que está frente al Hosp. Fajardo fue una escuela de enfermería pero hace volvió a si función primaria.

  • Bueno Elio, ahora a lo mejor no puedes asistir siempre a la reunión de la Asociación de Combatientes ( a la que imagino debes pertenecer), porque los precios de los “almendrones” están por las nubes y si te subes en una guagua “reguetonera” (por la música estridente que poinen los aseres choferes) posiblemente te infartes. Por lo que cuentas parece que Santa Clara está más cuidada y limpia que La Habana, donde la suciedad y la cochambre campea por sus respetos en la mayor parte de la ciudad; igual sucede con los adolescentes santaclareños, que por lo que dices parecen ser ejemplo de sana algarabía juvenil (nada que ver con los “reparteros” y “miquis” habaneros, verdaderos pichones de delincuentes), edulcorado su post, al mejor estilo de los años 70.

  • Pero si ahora ocurre exactamente lo mismo con lo que gana de estipendio un estudiante universitario no alcanza ni para comprar 2 pizzas, cuantos estudiantes no trabajan tambien por la noche para poder satisfacer sus necesidades en una ciudad tan cara y a favor el turismo como la Habana.
    La parte que mas me gusta y cito al articulista: porque hoy la policía es la garantía de la seguridad ciudadana, no su represora como era cuando yo conocí ese lugar.
    Que manera de ver las cosas solo a la manera de Elio, Elio la policia es un cuerpo represor en todos los sistemas, la policia de aquella epoca daba las tundas que tenia que dar(amend e las grandes injusticias ), en serio crees que la de ahora no esta preparada para dar esas tundas o peores que la de antes, con un armamento mas moderno, , transporte blindado, drones, sobretodo en los barrios marginales y desfavorecidos que quieren mantener a raya y en la miseria pero al mismo tiempo esa poblaciones el escudo que alimenta a esa clase represora y que defiende el sistema a toda costa a pesar de que siguen marginados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *