Los pretextos en la política exterior de Estados Unidos

Elio Delgado Legón

Una calle de La Habana. Foto: Alejandro Arce

HAVANA TIMES – Nadie debe extrañarse de que hoy, el actual presidente de Estados Unidos, con el fin de retrotraer las relaciones con Cuba a la época de la guerra fría, utilice un pretexto.

No cabe ya la menor duda de que todo el alboroto formado alrededor del supuesto ataque sónico a personal diplomático estadounidense, forma parte de un plan de la CIA, a petición de la mafia cubano-americana para dar al traste con los avances logrados durante la última etapa del gobierno de Barack Obama.

Han creado la situación perfecta para que el actual presidente del imperio, totalmente ignorante de la realidad cubana y de lo que debe ser un presidente de una nación que pretende ser líder del mundo, tome medidas descabelladas, posiblemente solicitadas desde Miami, para disminuir al mínimo las relaciones con Cuba.

Acusar a Cuba de realizar el ataque, o de no haber impedido que otros los realicen, carece totalmente de sentido. ¿Quién se beneficia de la situación? Precisamente los que han tratado por todos los medios de que no mejoren las relaciones entre los dos países, porque han hecho del diferendo Cuba-Estados Unidos y de la contrarrevolución, un gran negocio, que se les puede echar a perder.

Si los aludidos ataques sónicos fueran ciertos y no un invento de la CIA, se hubiera permitido a los investigadores, tanto cubanos como norteamericanos, entrevistar a los afectados y a los médicos que los diagnosticaron. Si no se ha permitido que la investigación avance, es por temor a que se descubra la falsedad de los hechos.

La noticia más reciente es que les encargaron a los agentes Fox Mulder y Dana Scully la investigación del caso. A su llegada al aeropuerto José Martí, de La Habana, ambos declararon lo mismo, uno en inglés y otro en español: “La verdad está allá afuera”. Por lo tanto, coincidimos, allá es donde tienen que investigar y encontrar la verdad.

En el arte de fabricar pretextos, los Estados Unidos de América tienen todos los récords. En el siglo XIX, mientras los cubanos luchaban por independizarse de España, los gobiernos del norteño país hacían todo lo posible por evitar que los revolucionarios cubanos prepararan expediciones para ir a libertar a su país. En más de una ocasión trataron de comprarle a España el territorio de Cuba, sin éxito; pero cuando los cubanos tuvieron la guerra casi ganada, acudieron al pretexto de la explosión del acorazado Maine, en el puerto de La Habana para declararle la guerra a España, que ya estaba exhausta y vencida. Así se apoderaron de Cuba, de Puerto Rico y de Filipinas. Un negocio redondo, diría hoy Trump.

En el arte de ganar guerras después que otros han puesto los muertos, le siguió la Segunda Guerra Mundial, en la que intervinieron después que la Unión Soviética había hecho retroceder a los ejércitos alemanes, al costo de 20 millones de muertos. En realidad intervinieron no para derrotar a Alemania, que ya estaba derrotada, sino para impedir que la Unión Soviética siguiera avanzando y tomara toda la ciudad de Berlín, con lo cual dejaron a la ciudad y al país divididos.

En el arte de los pretextos, recordemos el incidente, también fabricado, del golfo de Tonkin para iniciar la cruel y cruenta guerra de Viet Nam, de donde tuvieron que irse derrotados. Más recientemente, podemos mencionar el pretexto, también inventado para invadir a Irak; el ataque a las Torres Gemelas, que pudo evitarse y no lo hicieron, sirvió para atacar a Afganistán.

Más recientemente, con el objetivo de cambiar el régimen en Siria, porque no es del agrado de ellos ni de Israel, han armado y apoyado el terrorismo, incluso con armas químicas, en ese país, y han tratado de culpar al gobierno sirio de ataques químicos a su propio pueblo, idea totalmente descabellada, para tener un pretexto más que les permita realizar ataque contra el ejército sirio y también contra zonas pobladas, donde han muerto cientos de civiles.

Podría haber citado muchos más, pero con estos creo que queda demostrado que los pretextos han sido a través de la historia un recurso en la política exterior de Estados Unidos.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


12 thoughts on “Los pretextos en la política exterior de Estados Unidos

  • el 20 octubre, 2017 a las 2:25 pm
    Permalink

    A ver Elio, si contribuyo a desintoxicarte un poquito,

    De Decisiones Dificiles, de Hillary Rodham Clinton:

    La entrega gratis de arroz, trigo y otros productos de primera necesidad…fomenta la dependencia y no genera soluciones sostenibles.

    Decidimos probar otra estrategia… El Programa Feed the Future ha llegado a mas de 9 millones de hogares y atendido a mas de 12 millones de ninnos menores de 5 annos (Hillary Menciona a Tanzania y Malaui) Lugo habla de 17 millones de dolares que destinan a ayudar a las mujeres abusadas en el Congo. !Nah! Pero tu sigue con tus manuales de la Academia de Ciencias de la URSS.

  • el 19 octubre, 2017 a las 1:40 pm
    Permalink

    si pero no quieren reconocer que les salio todo mal y que 60 anos despues estan solos y arruinados, a ver donde les quedo todo aquel triunfalismo de cuando existia el hoy extinto campo socialista..??? pq mira que se creian invencibles que el el capitalismo iba a desaparecer aplastado por el comunismo triunfante..jajajajaja mira donde ha quedado todo aquello, en un par de paises ruinosos lloriqueones y quejones…

  • el 19 octubre, 2017 a las 10:24 am
    Permalink

    Elio, desde la época antigua la política de los imperialistas ha sido la manipulación mediática, solo con mirar el imperio romano uno ve que los políticos de la derecha en EEUU no hacen más que copiar y pegar con alguna que otra modificación del discurso. Veremos qué sucederá allá afuera, porque aquí adentro muy poco importara el destino de las relaciones diplomáticas, podemos estar otro medio siglo jugando al matrimonio disfuncional.

  • el 19 octubre, 2017 a las 10:02 am
    Permalink

    por mucho el señor elio es el mas comentado aqui en este sitio web, esta en el top 3 jajaja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *