Los casos Sanders y Trump en EE.UU.

Por Elio Delgado Legón

Donald Trump
Donald Trump

HAVANA TIMES — En los Estados Unidos de Norteamérica, hace algunos años vienen sucediendo cosas que demuestran que el electorado de ese país está decepcionado de los políticos tradicionales, ya sean republicanos o demócratas y les dan apoyo a aquellos candidatos que les puedan ofrecer un cambio.

Precisamente el cambio, con la afirmación “Sí se puede”, fueron los lemas fundamentales de la campaña política de Barack Obama, a quien muchos analistas no lo daban como posible ganador en las elecciones de 2008, por ser negro en un país profundamente racista.

Sin embargo, Obama triunfó en las primarias frente a Hillary Clinton y después venció en las elecciones al candidato republicano, con una holgada diferencia y, a pesar de que en su primer mandato no cumplió ninguna de sus promesas de campaña, fue reelecto para un segundo período, quizás con la esperanza de que cumpliera lo prometido.

Indudablemente, el electorado estadounidense está en busca de algo nuevo, que ofrezca un cambio en sus vidas, y ello se demuestra con el apoyo brindado a Donald Trump, hasta ahora, en las primarias, un hombre que no es político ni se comporta como tal, que ha cometido numerosos desaciertos, por llamarlos de alguna manera, en sus intervenciones públicas, en las que, además, no ha ofrecido un programa político coherente, sino se ha dedicado a criticar la política existente en su país y a lastimar y ofender a minorías étnicas, inmigrantes, incluso, a las mujeres.

Aun así, Donald Trump se mantiene al frente en las encuestas dentro del Partido Republicano. Que llegue a ser candidato a la presidencia, no lo creo, pues jamás ganaría unas elecciones frente a los candidatos demócratas, pero el apoyo recibido hasta ahora demuestra el cansancio del electorado en ese país.

Bernie Sanders
Bernie Sanders

Otro caso curioso, que también corrobora lo que he afirmado hasta aquí, es el de Bernard (Bernie) Sanders, un hombre que siempre se ha autodefinido como socialista demócrata y que aun así ganó las elecciones para senador, como independiente, en el estado de Vermont, desde 2007, y en la carrera hacia la nominación por el partido Demócrata, ha ido ganando en las encuestas, en la misma medida en que Hillary Clinton ha ido perdiendo terreno, aunque aún se mantiene al frente con una holgada ventaja.

Claro que Hillary Clinton está siendo afectada por la investigación en su contra que lleva a cabo el FBI por haber utilizado, cuando era Secretaria de Estado, un servidor privado para asuntos oficiales, lo que está prohibido por la ley. En el supuesto caso de que la Clinton tenga que retirarse de la contienda, disputarían la nominación Sanders y el actual vicepresidente Joseph Biden, y en ese caso Sanders tiene muchas posibilidades de ganar la nominación, si tenemos en cuenta las multitudes, sobre todo, de jóvenes, que asisten a sus meetings para escucharlo, y la nada despreciable cifra de 3,6 millones de seguidores en Facebook, red social donde Hillary Clinton tiene 1,4 millones.

De ganar Sanders la nominación por el partido Demócrata, tiene muchas posibilidades de ser electo para presidente de los Estados Unidos, aun cuando se autodefine como socialista demócrata y propugna un cambio profundo en la política estadounidense, sobre todo, la exterior, algo impensable en ese país hace solo unos años, cuando la palabra socialista era una mala palabra. Pero los tiempos van cambiando y las mentes, sobre todo, las de los más jóvenes, están más abiertas y ya no esperan nada de las políticas tradicionales y apoyan a quien les ofrezca algo nuevo, sin importarles el nombre que tengan.

 

 

 

9 thoughts on “Los casos Sanders y Trump en EE.UU.

  • el 18 octubre, 2015 a las 8:02 pm
    Permalink

    antes que nada despues de la Guerra de irak -afganistan y la crisis economica,la cual hiso que instituciones le pusieran un ligar bajo a usa como confinable economicamente cualquier candidato que no fuera republican ganaba la presidencia.quedo un vacio de credibilidad politica en usa[esto es sumamente grave en cualquier pais]por esta razon gano Obama,que pudiera llamarse Antonio,o juan chin chin,no era el hombre,sino el momento y el logro calar en la aspiracion nacional.han pasado 8 anos donde se constatan varios resultados en muchos ordenes,desde el economico,politico hasta el sector de la salud[obamacare,que no es perfecto,pero cubre espectativas de millones de ciudadanos con derecho al voto,lo que define la presidencia]el 2016 no es el ano 2008 y hay una diferencia abysmal.trump representa la extrema derecha,asi como sanders la izquierda.como obra de gobierno[curriculum vitae]no han aportado nada en eua,amen de la Carrera politica de sanders y sus resultados.en este ano que comiensa el pais tiene que atravesar muchas circunstancias y es aqui donde la campana del candidato jugara su papel y eligira al mas capacitado para contender con el otro oponente.si en estas circunstancias=desde hoy que escribo hasta noviembre 2016 no hay un tsunami politico,no dudemos que Hillary sera la denominada por los democratas.el bando republican es mas complejo,teniendo en cuenta las diferentes tendencias de los republicanos no creo que en las primarias ese partido se suicide politicamente eligiendo al caballero trump.fiorina bush y en ultima el cirujano son los que mas posibilidades tienen,pero esto siempre jugara con las circunstancias que se vayan creando y por ende el sistema vaya moldeando la mentalidad de los votantes,todos sin excepcion.valga la redundancia,si no hay un terremoto politico ni trump ni sanders representaran a sus respectivos partidos.espero mis palabras no ofendan a nadie,de ser asi les pido disculpas.muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *