La tragedia migratoria en Europa

Por Elio Delgado Legón

La guerra y la desesperación ha llevado a la crísis migratorio.  Foto: wikipedia.org
La guerra y la desesperación ha llevado a la crísis migratorio. Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES — La mayoría de los medios de prensa en el mundo se hacen eco en los últimos meses, cada día con mayor frecuencia, de un llamado flujo migratorio o crisis migratoria en Europa.

Después de seguir durante varias semanas el tema de la migración de África y el Medio Oriente hacia Europa, considero que el término más adecuado para referirse a ese fenómeno es el de tragedia migratoria.

Históricamente, los éxodos de los países que fueron colonias, hacia sus antiguas metrópolis, ha sido un fenómeno normal, que ha sido aceptado por dos razones: una económica, pues constituye una fuerza de trabajo barata en países donde esta escasea, y otra moral, pues esas metrópolis son las responsables del atraso y el subdesarrollo de los países excolonias.

Antes de la llamada guerra contra el terrorismo, emprendida por una coalición liderada por Estados Unidos, los países del norte de África y del Medio Oriente mantenían una estabilidad política y económica aceptable, lo que hacía que los flujos migratorios fueran normales.

Sin embargo, los ataques a Irak y Afganistán, y posteriormente la masacre cometida contra Libia por los países de la OTAN, convirtieron a los tres países en un caos ingobernable, que unido a la gran cantidad de armas entregadas a los grupos irregulares y mercenarios, en los que se incluye también el caso de Siria, han traído como consecuencia la formación oportunista del autodenominado Estado Islámico, famoso ya por las ejecuciones masivas, las decapitaciones y la destrucción de todo lo que represente a las culturas ancestrales de esos pueblos.

Así las cosas, los habitantes de estas cuatro naciones, sobre todo de Siria, han visto como única salida para salvar la vida de sus familias, emigrar y pedir refugio en Europa.

A lo anterior se unen las oleadas de emigrados de África Subsahariana, que han llegado en los últimos meses a las costas de Italia y de Grecia, huyendo del hambre y de los ataques armados de grupos irregulares que siembran el terror en la población.

La Unión Europea se reúne y discute cómo enfrentar el problema, pero no encuentra la solución y hay varios países que no quieren aceptar inmigrantes y otros, aceptan unas cuotas muy alejadas de la realidad y de la gravedad del problema. El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha dicho que aceptará a 10 mil sirios el año próximo, pero, mientras tanto, la tragedia mayor se avecina.

El crudo invierno europeo se acerca rápidamente, mientras las oleadas siguen llegando, y seguirán, si no se resuelven los problemas que crearon la situación actual. Miles y miles de seres humanos, incluidos niños, estarán sin techo ni calefacción ni comida caliente, tratando de alcanzar algún país que los acoja. Muchos podrán morir congelados en una tierra extraña, que es peor que morir baleado en tierra propia.

Algunos países intentan detener la avalancha construyendo muros y alambradas, pero no es con muros como se detiene el éxodo de personas desesperadas, sino corrigiendo los errores que dieron origen a toda esta debacle.

Es impactante el llamado que hizo un niño de 13 años a través de la cadena de televisión Al Jazeera: “Por favor, ayuden a Siria. No queremos ir a Europa. Siria necesita ayuda ya. Paren la guerra en Siria, solo hagan eso.” Parar la guerra en Siria, parar el suministro de armas a los terroristas y combatirlos hasta que vuelva a reinar el orden, es lo que se impone para revertir la tragedia migratoria en Europa.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


13 thoughts on “La tragedia migratoria en Europa

  • el 5 octubre, 2015 a las 1:17 pm
    Permalink

    ?En Europa? !ah! ?Y en la Cuba no hay? Que el que nace pa´ mamerto del cielo le caen las piezas.

  • el 4 octubre, 2015 a las 8:05 pm
    Permalink

    en todos estos casos de emigracion existen muchos factores.el periodista expone algunos que tienen validez,pero le voy a exponer algo sencillo.todos los movimientos humanos en la historia de la humanidad han tenido que contar con el factor economico.desde las piramides de egipto hasta las computadoras creadas por bill gate.cuando se suman por anos tantos fallos/errors/inmovilismo economico se suceden los problemas sociales,que posteriormente redundan en crisis politicas ,guerras y exodo de conciudadanos,no importa la ideologia ,geografia o credo religioso.esta es la esencia de estas estampidas.hay que analizar todos los factores nacionales e influencias foraneas y de esta manera ser mucho mas objetivo.

  • el 1 octubre, 2015 a las 9:52 pm
    Permalink

    La realidad: La estampida de cubanos hacia a EEUu se ha incrementado un 60% respecto al año anterior, sobre todo después del pasado día de San Lázaro.

    ¿Algo que decir, Elio?

  • el 30 septiembre, 2015 a las 6:29 am
    Permalink

    La columna del humor, jeje.

  • el 29 septiembre, 2015 a las 10:57 pm
    Permalink

    En medio de la alharaca que formó EE.UU, en la ONU, y en cuanto foro internacional y local le fue propicio antes de 2003, azuzando el falso espectro de las Armas de Destrucción Masiva de Sadam Husein, quedó asordinado aquel clarividente argumento del entonces ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, Amro Musa, quien advirtió al mundo que una invasión armada de Irak abriría definitivamente la Caja de Pandora del Medio Oriente.

    Lo que hoy estamos viendo en Europa, como desinencia de la crisis en que vive sumida buena parte del Medio Oriente, es la concreción de aquel funesto augurio. De nada sirvieron las guerras contra Irak y Afganistán, así como el oportunista cerco tendido a la Libia de El Gadafi. Hoy todo está peor: hay más terrorismo que antes y más gente empeñada en practicarlo, se acentúan como nunca los cismas étnico-confesionales y, a resumen de cuentas, Rusia está ocupando el espacio que EE.UU. y la OTAN no han sido capaz de arrebatarle. Porque, en primer lugar, no han logrado ningún avance efectivo sobre el Estado Islámico, mucho menos derrocar a El Assad con las fuerzas irregulares que lanzaron en su contra.

    Tomen asiento, que esto es apenas el comienzo del drama.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *