La nueva Constitución cubana, proceso democrático y participativo

Elio Delgado Legón

La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba en sesión. Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES – El proceso de reforma general a la Constitución de la República ha generado diversas expectativas y comentarios, sobre todo, en aquellas personas que aspiran a que en Cuba se produzca un retroceso hacia el capitalismo, con lo cual le hacen el juego al imperialismo estadounidense, que lleva ya 60 años tratando de destruir la Revolución cubana.

Entre las observaciones que he leído, las más descabelladas proponen retomar la Constitución del 40, que en su momento puede haber sido progresista, pero el tiempo pasa y después de casi 80 años, hoy el país es otro: una nación en revolución, que es lo que no quieren o no pueden entender los que viven aún con pensamientos neoanexionistas, los que sueñan con el neoliberalismo, que tan nefastas consecuencias ha traído ya a los pueblos de América y los que están unidos por el cordón umbilical al imperialismo yanqui.

Otros, que no están tan en las nubes, pero que igualmente aspiran a revertir el proceso revolucionario, proponen eliminar el carácter socialista de la Revolución e implantar el multipartidismo, argumentando que no todos los cubanos son socialistas, y la Constitución debe ser para todos.

Es cierto que no todos los cubanos son socialistas ni revolucionarios. Siempre que se hace una revolución progresista, con todos y para el bien de todos, como quería Martí, hay una pequeña parte de la población en la que prima el egoísmo y solo piensan en convertirse en grandes capitalistas, sin importarles el sufrimiento del resto del pueblo, pero la inmensa mayoría de la población cubana apoya a la Revolución socialista y el sistema autóctono creado por nosotros mismos, y la prueba está en que la Constitución que rige actualmente fue votada en referéndum y aprobada por más del 97 por ciento de los electores. ¿Acaso tendríamos que tener dos constituciones, una para el 97 por ciento y otra para el tres por ciento? Como eso es imposible, el tres por ciento tiene que acatar lo que apruebe el 97 por ciento. Así es como funciona la democracia.

De lo que no me cabe ninguna duda es que nuestra proceso es la más democrática y participativa del mundo. Primeramente, porque la comisión que tuvo a su cargo la redacción del anteproyecto estuvo integrada por un grupo amplio de diputados, en representación de todos los sectores de la sociedad. Posteriormente fue discutido en el Buró Político del Partido y en el Pleno del Comité Central, donde se propusieron un grupo de modificaciones. Seguidamente fue minuciosamente analizada y discutida en la Asamblea Nacional, donde también se sugirieron numerosas modificaciones, que serán analizados e incorporados por la comisión y el resultado será impreso y distribuido para que toda la población lo estudie y proponga las modificaciones que estime pertinentes.

El resultado de todo ese proceso, que se publicará de nuevo para que el pueblo lo conozca, será sometido a la aprobación de los electores, en un plebiscito que se efectuará el 24 de febrero de 2019. Si eso no es democracia participativa, ¿qué nombre le damos?

Por supuesto que los que esperan grandes cambios en el sistema, hacia el capitalismo, hacia el multipartidismo y toda esa tontería, se quedarán frustrados, pues los principios fundamentales de nuestro sistema no serán cambiados, ni ahora ni después. Seguiremos construyendo y perfeccionando una sociedad socialista, próspera y sostenible, donde el Partido Comunista seguirá siendo la fuerza política superior de la sociedad.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


12 thoughts on “La nueva Constitución cubana, proceso democrático y participativo

  • el 1 agosto, 2018 a las 8:22 am
    Permalink

    Elio multipartidismo no es ninguna tonteria, a que le tiene miedo, estoy seguro que mañana en cuba pueden existir 50 partidos y si la gente vota por el pcc pues es el que manda y sino pues hay que respetar la decision de la mayoria, pero en Cuba no hay opciones el PCC esta por encima de todo y eso no es democratico, ¿por qué no se hace un referendo con la pregunta usted cree que debe existir un solo partido?

  • el 30 julio, 2018 a las 5:43 am
    Permalink

    Y 1 de cada 10 mil militante del PCC goza de privilegios y elevado nivel de vida inaccesibles para el resto de los militantes de PCC y el pueblo.

  • el 29 julio, 2018 a las 4:17 pm
    Permalink

    Uno de cada 10 cubanos pertenece al partido, el partido esta por encima de la constitucion de todos los cubanos. Por tanto, 1 de cada 10 cubanos esta por encima de los restantes 9: Vaya proceso democratico! XD

  • el 27 julio, 2018 a las 7:38 am
    Permalink

    Increible como Elio habla de la Constitucion de 1940 por la cual supuestamente estuvo dispuesto a dar su vida en la guerrilla y que jamas restituyeron cuando llegaron al poder. Me pregunto si Elio alguna vez le pregunto a su comandante que cuando se harian las elecciones democraticas que supuestamente Batista suspendio con golpe de estado. Estos dictadores y sus papagallos mediaticos creen que los cubanos no tenemos memoria historica.

  • el 25 julio, 2018 a las 3:40 pm
    Permalink

    Mas ciego que un topo. Elio, despierta que el pais se llena poco a poco de una nueva clase acomodada, propia del capitalismo, con privilegios inalcansables para la mayoria de la poblacion. Ve reservando tu camita en un asilo privado, pues como esta la Seguridad social en Cuba vas a terminar vendiendo mani en lel Parque de la Fraternidad mientras sigues soñando con el socialismo luminoso.

  • el 25 julio, 2018 a las 1:38 pm
    Permalink

    ese era el mismo ejemplo que queria poner, una ligerisima discrepancia y enseguidita salieron a taparle la boca al “delegado”, ya saben si se pone a discutir el companero Barniz

  • el 24 julio, 2018 a las 9:50 am
    Permalink

    “hacia el multipartidismo y toda esa tontería”, pero no se te ocurra jugar a esto alguna vez en la vida porque te vas a quemar. Muy refrescante tu comentario. Disfrútalo tu porque ya vas perdiendo tus foristas.

  • el 24 julio, 2018 a las 8:34 am
    Permalink

    Elio, sutilmente me sentí referido en tu trabajo, aunque tergiversado. Crees que un boxeador que gana oro olímpico por no presentación porque antes liquidó a sus contrincantes, es realmente vencedor? Tu gallo está untado, averigua qué significa. En la URSS también el 97% o algo así aprobaba toda votación y al otro día en que llegó un sorbo de democracia ya se volvieron el 5 o cuánto más un 10%. No te engañes o no pretendas engañarnos, la cosecha de bobos ya pasó. Saludos compatriota, la patria es tan tuya como mía y mi idea es tan importante como la tuya. Solo necesitamos igualdad legal para la pluralidad y seremos mayoría visible al instante y ustedes minoría. .ira la guerrilla de Colombia que se decía representante de ese pueblo y nadie vota por ellos. Será una maniobra imperialista?

  • el 24 julio, 2018 a las 8:06 am
    Permalink

    Tan “democratico” es el proceso que cuando Barnet (tambien parte de la elite del poder cultural) pidio que se ajustara la definicion de Traicion a la Patria usada en referencia a aquellos que abandonan el pais, usada para reprimir a aquellos que se oponen al gobierno (como si el Gobierno fuera la Patria)… pues fue burdanememte y cinicamente mandado a callar … menuda democracia

    aqui le dejo a Elio una de las tantas muestras de “democracia”
    https://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/homero-y-el-discurso-del-cinismo-333360

  • el 23 julio, 2018 a las 8:50 pm
    Permalink

    Viendo la poca participación de foristas llego a la conclusión de que Elio, ja, ja, ja, les ganó por cansancio.

  • el 23 julio, 2018 a las 6:48 pm
    Permalink

    Sesenta años de fracasos han sido ÚTILES Don Elio. Hemos aprendido que los objetivos por los cuales “modificamos” la Constitución están hechos con una y sólo una finalidad: permanecer en el poder… y lo lograron.

    El Partido Comunista mantiene su hegemonía y no hay espacio para otras iniciativas, doctrinas o reglamentos divergentes. Con una terquedad desmedida la cúpula castrista continúa invocando la inspiración marxista-leninista del Estado y del gobierno. Sesenta años de fracasos han sido muy útiles. Hemos anulado por completo a quienes pretenden tener oficialmente, después de más de medio siglo de “militantismo por beneficios”, otras formas de asociarse. ¿Democrática la Constitución? ¡¡Misericordia de Dios!!

    Pero hay otro componente más importante y es la agregación de un inquietante “Consejo de Defensa Nacional”, del que se afirma que es “un órgano superior del Estado que dirigirá al país durante las situaciones excepcionales y de desastre”. No se dice, pero se sabe, que esa institución está regida por el coronel Alejandro Castro Espín, único hijo varón de Raúl Castro, y reúne a todas las fuentes de inteligencia y contrainteligencia del país. La vaga definición del CDN y su probable intervención en situaciones excepcionales funciona como una verdadera espada de Damocles que pende sobre las cabezas de todos los del “aparato”, comenzando por la de Díaz-Canel, el hombre más vigilado por la contrainteligencia cubana. ¿Se atreverá el nuevo “Presidente” (sin poder ninguno para tomar decisiones sobre el rumbo del país) a hacer sus propias reformas sin que le suceda lo que al General Arnaldo Ochoa o al Coronel Tony De La Guardia en 1989?

    Las pequeñísimas reformas aperturistas a los cuentapropistas se ven acortadas. Los cubanos radicados en el exterior (sumamos más del 25% de la población cubana, no como usted dice es solo un 3% que no estamos de acuerdo exponiendo razones risibles de egoísmo y capitalismo), no fuimos bienvenidos a participar en esa reforma constitucional. El “Parlamento Cubano” ha sido siempre, sin excepciones, de una “concordia” asombrosamente “unánime”. Me atrevo a decir que casi funciona como un rebaño de ovejas. ¡Y aclaro, que me perdonen las ovejas! Enriquecerse se ha hecho un pecado capital en la Isla. En muy pocos lugares de este planeta y la Isla está entre ellos, se considera detrimento el poder hacer fortuna con el trabajo esforzado o de forma emprendedora pero es que el dinero genera poder e independencia. Claro, esto tiene la excepción de si los que se enriquecen llevan el apellido “Castro” como pedigrí.

    En el caso de los Castros, es imposible creer en la posibilidad que unos cuantos ambiciosos que se otorgaron todo el poder en Cuba (la mafia castrista), ofrezcan a millones de conciudadanos la posibilidad de ser libres, prósperos y finalmente dignos y felices. A ellos nunca les ha interesado el verdadero bienestar de los cubanos. Prefieren, a cambio de acceder a los caprichos de sus codicias, mantener indigno, oprimido, avergonzado y enjaulado a un pueblo entero de millones de individuos.

    Se habla de la discriminación sexual y del matrimonio igualitario… ¿Y cuando nos permitirán “divorciarnos” del Partido Comunista? ¿Cuándo habrá espacios en los medios de comunicación nacional para ese casi 65% (soy muy tímido con esta cifra, lo reconozco) de los que no comulgamos con el comunismo? ¿Cuándo podremos manifestar nuestros desacuerdos con las políticas del “gobierno” sin que nos apliquen la mordaza?

    ¿Que no han aprendido mucho ustedes los comunistas? Demasiado fue el aprendizaje de más de medio siglo Don Elio, tanto que esa “modificación” de la Constitución, sigue persiguiendo lo primero, lo fundamental, lo importante, lo único, lo básico que a los del poder les interesa. Lo ha sido siempre… permanecer hasta la muerte en el pedestal.

  • el 23 julio, 2018 a las 12:05 pm
    Permalink

    “De lo que no me cabe ninguna duda es que nuestra proceso es la más democrática y participativa del mundo. ”

    Nunca confundas la democracia con un circo de focas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *