La guerra mediática contra Venezuela

El ejemplo más reciente fue el atentado terrorista con drones explosivos contra el presidente Nicolás Maduro y los principales jefes políticos y militares de la nación.

 

Elio Delgado Legón

HAVANA TIMES – Los que se autoproclaman defensores de la democracia, dígase el Gobierno imperialista de Estados Unidos y la derecha internacional, pilares del capitalismo neoliberal, dan muestras constantemente de que la verdadera democracia les importa muy poco.

Cuando esta les facilita hacerse con el poder para desplegar todas sus potencialidades para la corrupción, la defienden a capa y espada; pero cuando la democracia favorece a los políticos de izquierda, que solo buscan el poder para ayudar a la población, entonces no respetan la democracia y tratan por todos los medios de derrocar a los que fueron legítimamente elegidos por el pueblo.

Ejemplos de lo que digo hay muchos, pero ahora me voy a referir, por su actualidad, al caso de Venezuela. Contra el Gobierno de ese país, legítimamente elegido lo han intentado todo: boicot económico, paro petrolero, golpe de estado e intento de magnicidio contra el presidente Hugo Chávez, guerra económica de desabastecimiento, guarimbas y violencia armada en las calles, con el asesinato de decenas de personas, y como han fracasado con todas esas variantes, la más reciente fue el atentado terrorista con drones explosivos contra el presidente Nicolás Maduro y los principales jefes políticos y militares de la nación.

Pero todo lo señalado hasta ahora no ha venido solo, siempre lo ha acompañado la guerra mediática, cargada con mentiras, tergiversaciones, ocultamiento de la verdad y clichés que han estado sembrando desde el inicio contra el socialismo y lo que significa un gobierno socialista, mintiendo descaradamente para que el pueblo no pueda valorar los beneficios del sistema más justo que ha existido jamás, un sistema humanista y solidario, que defiende por encima de todo los intereses de los humildes, los trabajadores, los explotados de siempre.

En el caso del atentado terrorista contra el presidente Nicolás Maduro, resulta indignante la forma en que los principales medios, al servicio del capital internacional y del imperialismo se han referido al hecho, poniendo en duda la veracidad de lo acontecido, con frases como supuesto atentado, presunto intento de atentado, supuesto drone, escribiendo la palabra atentado entre comillas para expresar duda, y en algunos casos se ha acusado abiertamente al presidente Maduro de ser el autor del acto criminal fallido contra la tarima presidencial.

A los periodistas y pseudoperiodistas que escriben y publican esos engendros que el periodista español Pascual Serrano denominó drones mediáticos contra Venezuela, no les importa la realidad de los hechos, que ha sido demostrada con la detención de una buena parte de los implicados, quienes han confesado cuáles eran los planes, quiénes los financian, dónde fueron entrenados, en fin, toda la información que se ha estado ofreciendo al mundo a través de los medios serios y veraces del sistema socialista, cuya regla ética fundamental es jamás publicar una mentira.

Pero además, como si todo lo anterior fuera poco para demostrar la veracidad y la índole criminal del atentado, un grupo terrorista autodenominado Soldados de Franela dio a conocer desde Miami, un comunicado que fue leído por Patricia Poleo, una periodista y activista antichavista, en el que reivindicaban la autoría del atentado, al que le dieron el nombre de Operación Fénix

Para los que no tienen acceso a nuestros medios, les puedo informar que ya hay detenidos 18 implicados y faltan otros que están en Miami y en Colombia, pero los detenidos, como todo mercenario, cuya ideología es solo el dinero, han declarado que por ese “trabajo” les habían ofrecido 50 millones de dólares y la residencia en Estados Unidos, lo que significa que Estados Unidos estaba al tanto de la operación terrorista, así como también la prensa internacional acreditada en Venezuela, que nunca cubre las actividades del presidente Maduro, pero esta vez estaban todos presentes. ¿Sería casualidad o parte de la guerra mediática contra Venezuela?

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


6 thoughts on “La guerra mediática contra Venezuela

  • el 23 agosto, 2018 a las 6:04 am
    Permalink

    Contundente respuesta.

  • el 15 agosto, 2018 a las 9:39 am
    Permalink

    “la prensa está para servir al pueblo, NO AL GOBIERNO”

    Esa fue la respuesta de la Corte Suprema de EEUU en el litigio del gobierno contra el Washington Post por divulgar información sobre la geurra de Viet Nam. Elio debía ver la película para que aprendiera algo sobre la prensa y la ética periodística y ciudadana. Es excelente, así como las actuaciones de Tom Hanks y Meryl Streep, pero Elio sigue en el error de confundir gobierno con patria, pueblo y nación. Y sigue creyendo que ser patriota es aguantarle todo al gobierno, hasta lo más aberrante.

  • el 14 agosto, 2018 a las 12:32 pm
    Permalink

    Todo es mentira mediática. Por suerte, a Maduro se le apareció un pajarito que se lo dijo. “Piri,piri, pripi”, me silbó , yo le silbé también.

  • el 14 agosto, 2018 a las 9:02 am
    Permalink

    Los medios de prensa capitalista, según usted, Don Elio, sirven al imperialismo y al neoliberalismo y bla bla bla. ¿Ha visto o escuchado por al menos 3 días consecutivos a CNN? ¡Dígame que defienden al Presidente “ELECTO” de los Estados Unidos de América! ¡¡Para CNN no hay más posibilidades de criticar al Sr Trump!! ¿Cuántas ediciones impresas del “New York Times” le llegan a su residencia? ¿Cuántos noticieros de “ABC”, “NBC” o “CBS”, por citar algunas de las cadenas de televisión nacionales de los Estados Unidos, escucha con asiduidad en la comodidad de su hogar?
    La verdad debe llegar sin palabras rebuscadas, sin lenguaje complicado, debe ser sencilla y profunda. El periodista está para escribir sobre la autenticidad o no de la historia, investigar sobre ella, manifestarnos y hacernos parte de esa verdad en sus artículos; la prensa está para servir al pueblo, NO AL GOBIERNO. La línea editorial les puede llevar por una tendencia, pero estilos hay infinitos y somos nosotros quienes tomamos de todas esas tendencias y estilos y hacemos nuestras conclusiones.
    Yo le propongo a usted, que se autoproclama defensor de los pobres, de los trabajadores, de los humildes, de las democracias de izquierda, que nos escriba sobre el “Remolcador 13 de Marzo” hundido por los militares castristas mientras los asesinados que trataban de escapar de Cuba, eran parte del pueblo. Que nos hable Don Elio, usted, el defensor de los pobres, de Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero Escalante asesinados por los esbirros castristas… ellos dos recolectaron más de 10 mil firmas del pueblo y las llevaron a la Asamblea Nacional…
    Yo le propongo que nos escriba sobre el “vaso de leche prometido por el General Presidente”, ese vaso de leche se supone iba a ir a las mesas de los pobres de la Isla. ¿Por qué no llegó? Le propongo que me hable del fusilamiento de los 3 negros que robaron una lancha para largarse de la Isla y de las firmas aprobando tal acto de Omara Portuondo y Amauri Pérez Vidal entre otros. Esos 3 negros eran pueblo, gente pobre, humildes.
    Le propongo, sí, a usted mismo Don Elio, que nos hable sobre los actos de repudio a quienes por decisiones personales abandonaban la “Isla de la libertad”; de las agresiones a las Damas de Blanco (supongo que en su prensa libre y democrática, ellas no existen o son mercenarias, pero forman parte del pueblo y son pobres). Háblenos además del biólogo encarcelado Ariel Ruiz Urquiola. Háblenos de Mariela Castro Espín, “La Infanta de la Re-involución” y única “jinetera” oficialmente permitida del régimen (no puedo olvidar tan excelente tema). Háblenos con igual firmeza con la que nos habla contra el imperialismo de ella y de su primo Antonio Castro Soto del Valle, que se pasea de vacaciones en yates de lujo en Grecia dilapidando el erario público cubano, porque suponiendo lo pobres que son, gente de pueblo, humildes, ellos no deben tener fortuna. ¿O sí tienen fortuna acumulada, Don Elio, y cómo la hicieron en un estado socialista de humildes para humildes?
    Háblenos del narcotráfico del General Ochoa y a todos los que salpicaba. ¡Hum, excelente tema!
    Háblenos de “Juraguá” y tantos recursos invertidos allí mientras las casas del pueblo cubano languidecen, y son casas de pueblo, gente de bajos recursos, pobres.
    Háblenos de éxodo del Mariel y a todos los que “convoyaron” en las lanchas antes de salir del puerto, chantajeando a las familias cubanas para dejarlas abandonar la Isla Paradisiaca.
    Háblenos de la dependencia de Cuba después del 1959. No sólo nos mencione la anterior a ese año.
    Háblenos sobre las sumas acaudaladas por la dictadura por el cobro de los servicios médicos a otros países. ¿Saldrán de esos servicios cobrados las vacaciones de “Tony” Castro?
    Háblenos de la persistente emigración de cubanos a Estados Unidos, para muchos, una señal de las limitaciones de la Re-involución Cubana.
    Háblenos de cómo contaban los visitantes extranjeros sobre los nuevos y relucientes hoteles de Varadero que surgieron en la década de 1990, mientras los cubanos que se veían en esos sitios eran sirvientes, no huéspedes.
    Háblenos Don Elio de los cientos de miles de muertos regados por el mundo que dejó el dictador “Castro I”; que exportó su modelo tenazmente hacia casi toda la América Latina y África, así como a países de Oriente Próximo, mediante intervenciones armadas, terrorismo y subversión. Los ejemplos sobran. Las víctimas del castrismo incluyen estadounidenses asesinados en el corazón de Wall Street en Nueva York por el grupo terrorista puertorriqueño FALN, apoyado, adiestrado y financiado por Cuba. En Venezuela, las bandas criminales que hoy día siembran el terror y ya se han cobrado miles de vidas fueron entrenadas por Cuba. Así, el dictador cubano tejió una historia de terror, sangre, y dolor que comienza en las montañas, paredones y calabozos tropicales, se desparrama por una enorme tumba en el mar Caribe y se extiende por el mundo entero. Pinochet no le llega a los tobillos…
    Cuando se ATREVA a escribirnos sobre esos temas y muchas otras cosas que nos hurgan como pueblo, al pueblo cubano, a usted, a mí y al vecino mío… entonces podremos echar una mirada a Nicolás Maduro y los hechos ocurridos. ¡¡Gane credibilidad, le hace falta en un lugar tan plural como “Havana Times”!!

  • el 14 agosto, 2018 a las 7:38 am
    Permalink

    solo en HT podemos leer a Caridad y a Elio Delgado hablando ambos sobre Venezuela.

    Espero nadie pida censuren a ninguno de los dos por pensar como piensan, por muy equivocado que debe estar alguno si el otro tiene razón.

  • el 13 agosto, 2018 a las 6:03 pm
    Permalink

    Elío ,Venezuela hace rato que es un estado fallido,y más q eso hace rato q es un narcoestado.
    Me mata la curiosidad en que irá a parar toda esta historia de Maduro y sus secuaces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *