La cultura cubana en la Revolución

Elio Delgado Legón

Chucho Valdés, uno de los mejores pianistas de América.
Chucho Valdés, uno de los mejores pianistas de América.

HAVANA TIMES — Durante muchos años, la cultura cubana estuvo sepultada debajo de la discriminación racial, y los pocos turistas que visitaban la Isla venían de Estados Unidos, donde imperaba una discriminación aún más férrea que en nuestro país.

Antes de 1959 apenas se escribía en Cuba sobre las raíces de la nacionalidad cubana, las tradiciones y la riqueza de las manifestaciones culturales, salvo honrosas excepciones, como la de Don Fernando Ortiz.

La cultura de origen africano era estigmatizada, como parte de la discriminación racial. Los rituales religiosos se miraban con temor y se echaban a volar leyendas sobre sacrificios de seres humanos, sobre todo, de niños, lo que provocaba en las personas ignorantes de esos temas, muchos de ellos analfabetos, un temor irracional hacia la raza negra.

Con la alfabetización y la educación universal y gratuita para todos los cubanos, comenzó un proceso paulatino de conocimiento de la verdadera historia de Cuba, la formación de la nacionalidad y el papel desempeñado por los descendientes de los esclavos africanos en todo ese proceso y en las guerras libradas por los cubanos para lograr la independencia de la metrópolis española.

Hoy, los ritos y tradiciones africanas que se han trasmitido de generación en generación, forman parte indisoluble del entramado de la cultura cubana, junto con las heredadas de los españoles, con toda su variedad y riqueza, y las chinas, que también se fundieron con nuestra cultura de diversas formas.

Todo ese bagaje cultural ha sido enriquecido a lo largo de los años, con otras tradiciones netamente autóctonas, como pueden ser, por ejemplo, las lecturas de tabaquería, la Fiesta del Fuego, las Romerías de Mayo, etc.

Con el triunfo de la Revolución en 1959, comenzó a ponerse fin a la discriminación racial, lo que fue refrendado en la Constitución de 1976, en su capítulo VI, artículos 41, 42 y 43, especialmente el 42, que expresa lo siguiente:

En Cuba hay numerosas compañías de danza contemporánea.
En Cuba hay numerosas compañías de danza contemporánea.

“La discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana, está proscrita y es sancionada por la ley.

“Las instituciones del Estado educan a todos desde la más temprana edad, en el principio de la igualdad de los seres humanos.”

Todo lo expresado hasta aquí, más el desarrollo vertiginoso de todas las manifestaciones culturales y artísticas, como resultado del sistema educacional del país, muestran a los visitantes y al propio pueblo cubano, una variedad de manifestaciones culturales de la más alta calidad, que son el reflejo de todas las influencias mencionadas y de la educación alcanzada por el pueblo cubano a lo largo de los últimos 57 años.

Algunas cifras pueden ilustrar el desarrollo cultural de nuestro pequeño país, de poco más de 11 millones de habitantes. Cuba posee 123 bandas de conciertos, 37 centros de enseñanza especializados,  siete orquestas sinfónicas, 39 teatros, 354 Casas de Cultura, 16 mil músicos profesionales y más de 25 mil aficionados.

A esos números podemos agregar dos compañías de ballet clásico de fama mundial, varias compañías de danza española de reconocida calidad y otras tantas de danza contemporánea, así como también un fuerte movimiento coral que ha sido elogiado por numerosas personalidades de la cultura de diversos países.

Podríamos añadir un considerable número de museos, encabezados por el Museo Nacional de Bellas Artes, en La Habana, una verdadera legión de pintores y escultores, por citar solo lo más destacado del desarrollo de la cultura cubana en la Revolución, un patrimonio que enorgullece al pueblo de Cuba.

 

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

Elio Delgado Legon has 237 posts and counting. See all posts by Elio Delgado Legon

9 thoughts on “La cultura cubana en la Revolución

  • NO HAY PERO CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER, COMPADRE.
    Cuba posee 123 bandas de conciertos, 37 centros de enseñanza especializados, siete orquestas sinfónicas, 39 teatros, 354 Casas de Cultura, 16 mil músicos profesionales y más de 25 mil aficionados. TE FALTO DECIR QUE TODAVIA ES CENSURADO PARA MUCHOS EL TOTAL ACCESO A INTERNET EN PLENO SIGLO 21, que solo se abrió al público recién hace un año, que a nosotros los propios cubanos, otros cubanos de los Telepuntos nos pedían Pasaporte extranjero para revisar cuentas de Internet, y el que lo permitiera a otro sin el mismo lo botaban de ETECSA.

    Podríamos añadir un considerable número de museos, encabezados por el Museo Nacional de Bellas Artes, en La Habana. Museos en los que en su mayoría las Señoras que allí están intentan vender un billete cubano con la imagen del Ché Guevara o sugieren la dádiva de un cuc por el “favor” de hacerles fotos a los visitantes con sus propias cámaras, lo cual no les critico, pero dí eso también, que los salarios de esas señoras no sirven para una libra de comida, hipócrita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *