Igualdad y solidaridad, principios del socialismo

Elio Delgado Legón

HAVANA TIMES – Mucho se ha hablado y escrito sobre la igualdad y la solidaridad en el socialismo y por lo tanto en la Revolución cubana. En el sistema económico-social capitalista prima la desigualdad, la discriminación y el egoísmo, términos que son la antítesis de la igualdad y la solidaridad. En el capitalismo se discrimina al pobre, al negro, al indígena; prima la ley del más fuerte y del que más tiene, que lejos de solidarizarse con los pobres, los explota, aprovechándose de su necesidad.

Este tema es muy amplio y tiene muchas aristas, pero trataré de sintetizarlo en el espacio de que dispongo para este comentario. La Revolución cubana, desde su comienzo hace 150 años, se opuso a la discriminación y la esclavitud dándoles a todos la condición de ciudadanos. Sin embargo, las ideas de esa Revolución no pudieron ponerse en práctica hasta 1959 cuando, al fin, llegó al poder con el respaldo de todo el pueblo, sin ningún tipo de discriminación.

Las leyes revolucionarias, escritas y no escritas barrieron con la odiosa discriminación racial que arrastramos durante 60 años de república neocolonial, dependiente política y económicamente de Estados Unidos. De allí también recibimos la enorme influencia que hizo de la nuestra una sociedad racista, donde hasta los parques se dividían en zonas para blancos y zonas para negros.

Desde luego que las leyes y disposiciones revolucionarias pueden modificar la situación desde el punto de vista objetivo, pero el subjetivo necesita mucho tiempo para modificarse y en ello influye la familia, por la experiencia vivida y la escuela, que tiene que hacer mucho énfasis en la igualdad y la solidaridad, sin mencionar esos términos, sino viéndolo como algo natural, para que los niños crezcan sin verse en la necesidad de hacer comparaciones.

Otras de las aristas de estos temas, que incluso han quedado recogidas en el artículo 42 de la nueva Constitución de la República, son las siguientes: “Todas las personas son iguales ante la ley, reciben la misma protección y trato de las autoridades y gozan de los mismos derechos, libertades y oportunidades, sin ninguna discriminación por razones de sexo, género, orientación sexual, identidad de género, edad, origen étnico, color de la piel, creencia religiosa, discapacidad, origen nacional o territorial, o cualquier otra condición o circunstancia personal que implique distinción lesiva a la dignidad humana.

“Todas tienen derecho a disfrutar de los mismos espacios públicos y establecimientos de servicios.

“Asimismo, reciben igual salario por igual trabajo sin discriminación alguna.

“La violación del principio de igualdad está proscrita y es sancionada por la ley”.

No creo que haya otras constituciones en el mundo que traten, como la nuestra, el tema de la igualdad.

La solidaridad es otro de los aspectos en los que la Revolución cubana ha dado muestras de firmeza y ha sido ejemplo para el mundo. Desde la solidaridad con los pueblos que han sufrido catástrofes, enviándoles médicos, medicinas y hasta sangre. Y no pongo ejemplos porque son muchos y bien conocidos, hasta la solidaridad con los pueblos en lucha por su liberación del colonialismo y de agresiones externas.

Por otra parte, la solidaridad como principio en el socialismo ha calado muy hondo en el pueblo cubano y se expresa cada vez que el país sufre los embates de algún fenómeno meteorológico en una o varias provincias, pues el resto del país acude prontamente a colaborar en el restablecimiento de las condiciones normales de vida del pueblo. Y cuando el daño ha implicado pérdida de propiedades como ropa, zapatos, etc. Todos han contribuido con artículos para hacer donaciones a los necesitados. Son principios arraigados en la conciencia del pueblo, que muy pocas veces podemos ver dentro de un sistema capitalista, lo que no niega que haya personas solidarias y revolucionarias en cualquier medio, pero de manera general, la igualdad y la solidaridad son principios de la sociedad socialista.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

Elio Delgado Legon has 231 posts and counting. See all posts by Elio Delgado Legon

6 thoughts on “Igualdad y solidaridad, principios del socialismo

  • Elio con el mayor respeto , usted ha persido el contacto con la realidad , esta en una nube ? O usted es la creacion del mismisimo hombre nuevo ? .
    Que pena me da el daño antropologico que ha sufrido .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *