Fidel Castro se multiplicó en millones

Elio Delgado Legón

Foto: prensa-latina.cu
Foto: prensa-latina.cu

HAVANA TIMES — Se equivocan los que sin conocer a Fidel Castro ni al pueblo cubano y su historia de luchas, lo han calificado de dictador que oprimió a su pueblo. Cuba jamás ha aceptado dictadores ni opresores y siempre luchó y pagó con la vida de sus mejores hijos un alto precio por su libertad.

Fidel dejó de respirar el pasado 25 de noviembre a las 10:29 pm y desde que se dio a conocer la noticia, el pueblo mostró su tristeza y conmoción. Nunca habíamos visto en Cuba una manifestación de duelo tan sentida y tan masiva.

Millones de cubanos acudieron a firmar el juramento de adhesión al concepto de Revolución expresado por Fidel el primero de mayo del 2000 y a rendirle tributo en los lugares preparados con su foto de guerrillero, principalmente en el Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución de La Habana, donde el día 28 se mantuvo la fila de personas desde las nueve de la mañana hasta cerca de las doce de la noche y el día 29 hasta pasadas las doce del medio día.

Ese mismo día 29 se realizó un acto de masas en la Plaza de la Revolución, al que asistieron cientos de miles de personas de todas las edades, en el que predominó la juventud y todos coreaban ¡Yo soy Fidel! ¡Yo soy Fidel, como muestra de adhesión a sus ideas.

Todas las personas, de cualquier edad, mostraban su dolor y la convicción de que Fidel no ha muerto, porque sus ideas viven y vivirán en la mente y el corazón de cada cubano.

No puede morir el hombre que encabezó una revolución que ha tenido y tiene el apoyo inmensamente mayoritario del pueblo; que le dio al país educación, salud, deportes, cultura, igualdad social; que luchó toda su vida contra el subdesarrollo; que logró el desarrollo de la ciencia y la medicina hasta niveles de países desarrollados y contribuyó con su ayuda solidaria al mejoramiento de otros países en América y otras partes del mundo.

No puede morir un hombre que mostró excepcionales valores humanos, coraje y valor para enfrentar las dificultades, moral sin tacha, fidelidad a los principios; que sacrificó su vida que hubiera podido vivirla cómodamente, ya que no procedía de una familia pobre y además era un abogado brillante, pero prefirió sacrificarse por los humildes. Por eso y por muchas razones más que no cabrían en el espacio de este comentario, casi ocho millones de personas han manifestado que no lo dejarán morir.

El traslado de las cenizas desde La Habana hasta Santiago de Cuba fue una inédita manifestación de duelo popular y en todas partes se escuchaba la consigna ¡Yo soy Fidel! Y ¡Fidel, amigo, el pueblo está contigo!

En el acto de masas celebrado en la Plaza Antonio Maceo, en Santiago de Cuba, el General de Ejército Raúl Castro, presidente de los consejos de Estado y de Ministros, dio a conocer la última voluntad de Fidel, que siempre fue enemigo del culto a la personalidad, de que se prohíba por ley erigir bustos ni estatuas ni ponerle su nombre a calles o instituciones.

Los que lo conocieron más íntimamente coinciden en afirmar que fue un hombre sencillo, austero, delicado, sensible, caballeroso, preocupado por los más humildes, de Cuba y de otros países, y muy trabajador. Su jornada de trabajo siempre terminaba bien entrada la madrugada, muchas veces al amanecer.

Fidel fue un gigante en todos los sentidos, pero personas pequeñas no pueden comprender la obra de los gigantes.

Millones de cubanos han expresado en esos días de duelo popular, sobre todo, la juventud, que están dispuestos a no dejar morir sus ideas, por eso podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que Fidel no murió, se multiplicó en millones.

 

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


46 thoughts on “Fidel Castro se multiplicó en millones

  • el 20 diciembre, 2016 a las 2:12 pm
    Permalink

    Opino que si Elio no existiera habia que inventarlo.Sus opiniones desatan los mas virulentos debates por la simplicidad y atrevimiento de sus planteamientos,se la pone dificil a los defensores del gobierno,pero aun mas a sus criticos..Por que?..Bueno como UD refuta a alguien que le dice que depues de la muerte le esperan un monton de virgenes para hacerle la eternidad placentera o que cuando se termine de construir el socialismo tendremos la sociedad perfecta?

  • el 19 diciembre, 2016 a las 9:53 pm
    Permalink

    Don Pepe:

    Afirma Ud. tener unos 70 años de edad. Amigo, a estas alturas no le queda mucho más que lamentarse y soñar con que vuelva el Country Club…Quizás para la próxima república…

  • el 19 diciembre, 2016 a las 9:51 pm
    Permalink

    Jorgealejandro:

    Ante todo, trato de quedar bien con mi conciencia y mi credo…(¿estás bien tú con la tuya? Supongo que sí, pues a mi juicio el confort floridano entraña notable acicate en la lucha prodemocrática). No sé a qué le llamas “vacilar el comunismo”, porque soy de familia humilde de siempre. Si un día te atreves a volver a Cuba y coincidimos, te pasearé por mi árbol genealógico y te mostraré dónde y cómo viven mis parientes … Viví como muchos otros en la Isla la época del desabastecimiento que siguió a la Ofensiva Revolucionaria (de 1968 a 1975); me pasé cinco años en África, en condiciones similares a las de los reclutas que fueron a combatir allá (incluso, a veces peor, pues más de una vez comí gracias a las latas de sardinas rusas que me regalaban los militares). Luego sufrí junto a mi familia y a millones de otros cubanos lo peor del Periodo Especial (de 1991 a 1995), y nunca he tenido privilegios adicionales a los del cubano promedio. Pero a pesar de todo eso trato de vivir feliz y, sobre todo, sin hacerme la vida un yogur ( y mucho menos escribir aquí para hacérsela a los demás )…

  • el 18 diciembre, 2016 a las 7:19 pm
    Permalink

    Pero, claro, ¿De qué te vas a quejar tu que, después de vacilar el comunismo te fuiste para China? Tú nunca has sido un opositor. Con jugar a la carta de “repatriado”, te basta. Tú has sabido muy bien quedar con dios y con el diablo.

  • el 18 diciembre, 2016 a las 5:50 am
    Permalink

    No compañero VF, no lo lleve por el camino de la ilegalidad. Las plañideras cuentapropistas aun no estan aprobadas por el PCC.

  • el 17 diciembre, 2016 a las 7:20 pm
    Permalink

    Elio, verdad que usted se cree toda esas estupideces que ha dicho! Bueno, usted no podra negar que FC ha sido un hombre que ha gobernado con mano de hierro y no ha permitido que otros gobiernen el pais desde 1959? Por lo tanto para los que sufrieron bajo el no es mas que un Tirano. Si UD. se sentia comodo bajo su tutela pues disfrutelo y llorelo. Hacen falta plañideras.

  • el 17 diciembre, 2016 a las 11:33 am
    Permalink

    Isidro: es verdad…para que llorar, verdad ?? Me hubiera gustado mas poder votar, pero los Iluminados y sus Mejores no me dejan !!Es una lastima que después se quejen de que los tiren de los aviones para el mar…..Ellos, que respetan tanto la dignidad de los demas y los hacen vivir diciendo y actuando lo que el Poder manda !! Pero bien, por el momento, nos toco perder !

  • el 17 diciembre, 2016 a las 11:31 am
    Permalink

    Fíjate que economía que funciona bien, que para empezar tiene como tres monedas, te pagan con una con absoluto valor en el mercado y tienes que comprar con otra que de dónde la sacas?, cuéntanos de otro país que sea así?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *