Estados Unidos arrecia el bloqueo contra Cuba

Elio Delgado Legón

Toda Cuba fue y es afectada por el Embargo económico. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES – La política de bloqueo contra Cuba, que se ha convertido en una guerra económica y una obsesión de persecución por todo el mundo, es una política fracasada, y así lo reconoció Barack Obama cuando era presidente, y agregó que solo había servido para causar daño al pueblo cubano.

Precisamente, ese fue siempre el objetivo del bloqueo: causar hambre, necesidades y desesperación en el pueblo cubano para que se rebelara contra el Gobierno revolucionario.

Sin embargo, el presidente Donald Trump y sus asesores ultrarreaccionarios siguen tomando medidas para arreciar el bloqueo, sin importarles el sufrimiento que puedan causar a la población de la Isla, y declaran hipócritamente que lo hacen para ayudar a esta.

Durante 27 años consecutivos, la Asamblea General de la ONU ha aprobado, de manera casi unánime, con la sola excepción de EE.UU. y su socio Israel, la Resolución titulada Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de Estados Unidos contra Cuba. Es unánime la opinión en el mundo de que el bloqueo lo único que hace es hacerle más difícil la vida a los cubanos, al no poder comprar en ese país, que está sólo a 90 millas de Cuba, muchos productos que hay que traerlos de Europa o de Asia, a precios superiores y pagando enormes cantidades en fletes.

Resulta completamente irracional y cruel que se le niegue a un país la posibilidad de comprar un medicamento para salvar la vida de un niño y después declaren que todo eso lo hacen para ayudar al pueblo de Cuba. Y yo me pregunto: ¿Cuándo el pueblo de Cuba le pidió ayuda a Estados Unidos?

Numerosas voces en el mundo han manifestado su preocupación por las nuevas medidas contra Cuba y califican de ilegales e ilegítimas todas las sanciones unilaterales, pues ese tipo de medidas solo pueden ser tomadas en instancias internacionales, como la Organización de Naciones Unidas.

Países tan importantes económica y políticamente como Rusia, China, Canadá, España, México y la Unión Europea se han manifestado en contra de las medidas que Washington está tomando en relación con la aplicación de la Ley Helms-Burton, engendro jurídico violador del derecho internacional.

Se ha convertido para Estados Unidos en una práctica habitual imponer multas multimillonarias a bancos extranjeros que realicen operaciones con Cuba y otros países a los que Washington les ha decretado sanciones. Sin embargo, tanto las mencionadas sanciones como las multas a los bancos son ilegales a la luz del derecho internacional.

Ningún país unilateralmente tiene facultad jurídica para sancionar a otro, ni para imponer multas a ninguna empresa extranjera, basándose en leyes que pretenden tener un alcance mundial y que convierten de hecho a Estados Unidos en una dictadura universal.

El poderoso país del norte, basándose en su poder militar y económico, marcha en una dirección completamente contraria a las gestiones de la ONU para alcanzar los objetivos de Desarrollo Sostenible hasta el 2030. El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, declaró recientemente: “El 2019 es un año decisivo para la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París. Hasta ahora no estamos manteniendo el ritmo. Enfrentamos serios desafíos y riesgos crecientes”.

Y no es para menos, si el país más poderoso y con más recursos se retiró del acuerdo de París, y en vez de contribuir con la ONU en los esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, lo que hace es imponer sanciones a numerosos países para obstaculizar su desarrollo, creando situaciones económicas difíciles, con la pretensión de lograr cambios de régimen en todos los que no son de su agrado, porque llevan adelante una política exterior independiente y medidas sociales, en el plano interno, que beneficien a los más necesitados y no a las empresas trasnacionales.

Según la Carta de la ONU, cada país tiene derecho a organizar su sociedad como mejor entienda su pueblo, sin que ningún otro tenga derecho a injerir en sus asuntos internos; pero Estados Unidos, ni respeta la Carta de la ONU, ni respeta las decisiones soberanas de los pueblos. Contra Cuba ha ensayado todas las vías posibles y ha fracasado. Ahora intenta arreciar el bloqueo con nuevas medidas, pero ante nuestro pueblo, unido firmemente junto a su Partido y su Gobierno, también fracasará.

 

 

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

Elio Delgado Legon has 231 posts and counting. See all posts by Elio Delgado Legon

6 thoughts on “Estados Unidos arrecia el bloqueo contra Cuba

  • La posicion del gobierno de Cuba ante las amenazas imperiales es, como siempre, de principios. Si el payaso de Donald Trump cumple sus amenazas de embargo total y completo y el pueblo cubano tiene que vivir del aire, los convocamos a otra combativa manifestacion de protesta en la Plaza de la Revolucion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *