El tiempo y la vida

Por Elio Delgado Legón

Elio Delgado Legón (izq) con Julio Chaviano Fundora

HAVANA TIMES – Desde muy joven, hasta hace poco tiempo, siempre viví apurado, tratando de realizar la mayor cantidad de tareas posible, porque había mucho que hacer y las 24 horas del día no eran suficientes. Al cabo de los años me he dado cuenta que con el apuro se me ha ido el tiempo y también la vida.

Ahora ya no es mucho el tiempo que me queda por delante y tengo que vivirlo sin apuros, disfrutando cada minuto, cada hora, cada día, porque puede ser el último.

Hace unos ocho años comencé a escribir para Havana Times, con el interés de llevar a muchos lectores, en español y en inglés, la realidad de Cuba, como yo la veo y la vivo desde adentro, pues hay mucha gente que escribe sobre nuestro país, pero algunos sin conocerlo a fondo, porque no residen en él, solo para complacer a los enemigos de la Revolución. Otros escriben desde adentro, pero también con una tremenda falta de objetividad, porque miran la realidad con gafas oscuras para no ver la luz que nos ofrece el sol, sino solo las manchas que pueda tener.

La falta de objetividad y el deseo de complacer a los enemigos de la Revolución es tal que podemos leer decenas de trabajos sobre Cuba en este sitio y en ninguno encontramos una alusión a los logros de la Revolución, que son reconocidos por todo el mundo, ni una mención del daño que le hace a la economía del país y a la vida del pueblo, el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos hace casi 60 años, política condenada por casi todos los países del mundo y reconocida por dos expresidentes de Estados Unidos, que daña al pueblo cubano sin lograr ninguno de los objetivos propuestos.

Yo he dejado escritas en estos ocho años mis ideas sobre la realidad cubana, en trabajos que pueden ser consultados en el archivo de Havana Times. Por el momento, este será mi último comentario en este sitio, pues el poco tiempo de que dispongo tengo que dedicarlo a otras tareas y ya no puedo andar corriendo.

En cuando al bloqueo, aunque muchos lo ignoren y quieran hacer ver que no existe, sigue haciéndonos mucho daño, pero a pesar del imperialismo, el pueblo cubano resiste heroicamente y la Revolución avanza hacia el desarrollo, paso a paso, con muchos obstáculos, pero sin retroceder un milímetro.

El imperio del norte trata de convencer a todo el mundo de que el sistema socialista es inviable y fracasará, pero la realidad lo desmiente constantemente, pues solo los sistemas sociales solidarios con los pobres, aunque no se llamen socialistas, avanzan y resuelven los problemas del pueblo, mientras los sistemas capitalistas neoliberales han fracasado en todo y tienden a desaparecer.

En la historia de la humanidad hubo muchos imperios que se creyeron invencibles, pero al final desaparecieron. Lo mismo le sucederá al imperio estadounidense, que se cree inexpugnable porque tiene muchas armas; pero las armas no sirven de nada si no están para defender causas justas y la única causa justa que merece ser defendida es la que se pone del lado de los pobres.

Eso no lo dicen solo los que defienden el socialismo, lo dice la Biblia y lo dijo Jesús de Nazareth en sus prédicas y por eso fue condenado a morir en la cruz. Los poderosos de hoy tratan de condenarnos a morir de hambre y enfermedades, con sus bloqueos y sanciones, pero no pueden ocultar que los sistemas sociales que defienden a los pobres y son solidarios con los más vulnerables, son los más exitosos, mientras el imperio va de fracaso en fracaso hasta que desaparezca como desaparecieron todos los imperios.

Yo por mi parte, me siento confiado en que las ideas justas triunfarán, y aunque se me acaben el tiempo y la vida, la historia seguirá su curso y me dará la razón.

 

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


7 thoughts on “El tiempo y la vida

  • el 21 abril, 2020 a las 6:04 am
    Permalink

    Elio, se esta muriendo kim jung un, que alegria !

  • el 19 abril, 2020 a las 8:58 am
    Permalink

    Correr es lo que más hace los cubanos, para no llegar a ningún lado, desde el 59 si algo ha hecho el gobierno ha sido separar las familia, los padres y madres dirigentes, los militantes comunista, que el eslogan primero la revolución, los jóvenes becados en las escuelas en el campo, pequeños esclavos, los trabajos obligados de quince días al campo, si es cierto que éramos comunistas, le saltaron la página que decía la familia es el pilar de la sociedad, para que correr, si lo mas importante estaba en la casa.

  • el 17 abril, 2020 a las 11:07 am
    Permalink

    Nunca leo lo que Elio escribe porque se de antemano lo que expresa , voy directo a deleitarme con los comentarios

  • el 16 abril, 2020 a las 5:52 pm
    Permalink

    Ay, Elio, las ideas justas siempre han terminado triunfando, lo que no triunfa nunca son esos caminos tortuosos y sórdidos que algunos usan so pretexto de hacer el bien, y que solo logran, lejos de eliminar la pobreza, multiplicar el número de pobres y hundir las naciones a las que usan de pedestal, que es lo que tú has defendido por demasiado, realmente demasiado tiempo; y es lo que ha convertido a Cuba en un ripio de lo que fue, para que una caricatura de forajido de manigua como tú pudiera ufanarse de tirotear ambulancias. Trata de sobrevivir al coronavirus que en mi caso, no te extrañaré en absoluto.

  • el 16 abril, 2020 a las 4:44 pm
    Permalink

    Le deseo larga vida con salud. En cuanto al teque regurgitado que usted ha depositado en estas páginas durante ocho años, francamente vale menos que un rollo de papel sanitario. Usted vive en un mundo irreal desde que empezó siendo un terrorista disparando a vehículos civiles en las carreteras de Cuba. Su “revolución” ha sido un tétrico teatro de horrores desde siempre, personas de su calaña (por propia y orgullosa confesión) jamás podrían construir nada mínimamente positivo. Creo que nadie le echará de menos aquí.

    Adios.

    ¡Gracias Fidel!

  • el 16 abril, 2020 a las 2:22 pm
    Permalink

    Hubiera sido de gran utilidad que esas “verdades” que usted quizo llevar a sus lectores, las hubiera discutido o al menos mejor documentado y rebatido, cuando sus leyentes les cuestionaban sus palabras.
    Perdió credibilidad, total credibilidad, al exponer lo que usted mismo no tenía pilares para sostener, porque la realidad de Cuba, no es ni remotamente parecida a lo que nos dejaba leer en sus malintencionadas vías de culpar de todos los problemas, al capitalismo (entiendase, los EE.UU.).
    Hizo, como todo buen comunista, incendiar a sus lectores, y esconderse para preservarse. No lo voy a extrañar. Ya es hora que deje de arrojar lo que ha ido tragando en Prensa Latina. Adios Don Elio. Siga en su mismísima bola de cristal viviendo el ensueño de su “sociedad perfecta”.

  • el 16 abril, 2020 a las 7:45 am
    Permalink

    que alegria elio que hayas perdido el tiempo, porque imagino siendo un individuo que ametrallaba ambulancias todo el dano que hubieses provocado si hubieses estado activo bajo el mando de la seguridad del estado.
    lo que te quede de existencia tambien dedicalo a pensar en todo el dano que gente como tu y el “lider” de ustedes le causaron al pueblo de cuba innecesariamente.
    y antes del embargo americano tambien dale un poco de seso (si puedes) al embargo interno que le han impuesto a la nacion desde 1959.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *