El periodismo terrorista

Elio Delgado Legón

malecon-ernesto-g
Foto: Ernesto González

HAVANA TIMES — Los enemigos de la Revolución Cubana, que no tienen otro calificativo que contrarrevolucionarios, no cesan de agredir, como les ordena el imperio. Cada vez que en Cuba se toma una medida, por intrascendente que sea, la adornan con mentiras o la tergiversan, de manera que aquellos que no están muy bien informados se formen una idea negativa del gobierno revolucionario.

No es otra cosa que la guerra sicológica que, como señala Fabián Escalante en un  reciente artículo “se concibe con el objeto de confundir, manipular y engañar, y no solo pretende ganar las conciencias, sino además desacreditar, calumniar y confundir, bajo una apariencia ingenua y neutral. Se propone dirigir el pensamiento colectivo o la mente individual en una dirección deseada.”

Así, por ejemplo, bastó que se informara sobre la necesidad de disminuir el consumo de combustibles y electricidad en el segundo semestre de este año, para que se dispararan las opiniones de que Cuba entraría en un nuevo período especial.

Cualquiera que tenga algunas neuronas pensantes sabe que la situación que se dio en la década del 90 del siglo pasado no volverá a repetirse, pues en la actualidad Cuba tiene relaciones y puede comerciar con todos los países, excepto Estados Unidos, y si se levantara el bloqueo, podremos tener también un creciente comercio con este, pues Cuba tiene muchos productos que son de interés de los estadounidenses, de los cuales se podría aumentar la producción para satisfacer ese comercio, además de que se podría importar una amplia gama de productos, sobre todo, alimentos y medicina.

Podemos agregar a lo señalado el creciente arribo de turistas, que no existía cundo se dieron las condiciones que nos llevaron al llamado período especial. Por lo tanto, los alarmistas, mal intencionados o no, pueden ir guardándose sus vaticinios.

Pero ese no es el único caso de tergiversación y mentiras para desacreditar a la Revolución. Recientemente se dio a conocer y se analizó ampliamente en la prensa, la aplicación del impuesto sobre ingresos personales al salario de los trabajadores de las empresas, que sobrepasen los 500 pesos al mes. Pero repito que son los trabajadores de empresas, muchos de los cuales ganan más de mil pesos y algunos más de dos mil. NO se trata de todos los trabajadores estatales.

Sin embargo, he visto publicada recientemente la siguiente afirmación: “El gobierno cubano acaba de tomar dos medidas económicas clásicas de la economía política del capitalismo: imponer impuestos a los salarios de los trabajadores estatales y congelar los salarios de los maestros. Pero no solo se han tomado esas disposiciones, también se han reducido los gastos de la seguridad social, la salud y la educación.”

Si esto no es insidia contra la Revolución, que alguien me explique qué nombre ponerle, porque todo lo que dice ese párrafo es una gran mentira.

En cuanto a la congelación de salarios a los maestros, en Cuba nunca se han congelado salarios y se ha informado que recibirán aumentos salariales los sectores presupuestados, según lo permitan las condiciones económicas, mientras que el sector no presupuestado, es decir, el empresarial, tiene plena libertad para pagar salarios según su productividad, y cada obrero gana según sus resultados.

También es una soberana mentira que se han reducido los gastos a la seguridad social, la salud y la educación. Eso no ha sucedido ni en los años más difíciles del llamado período especial. La mayor parte del presupuesto cubano es precisamente para la seguridad social, la salud y la educación, pues los demás gastos del Estado se han reducido considerablemente.

El papa Francisco acaba de calificar de terrorismo al periodismo basado en rumores. ¿Cómo se calificaría el basado en mentiras con el deliberado fin de desacreditar al gobierno revolucionario? No existe calificativo para eso.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


32 thoughts on “El periodismo terrorista

  • el 1 diciembre, 2016 a las 4:19 pm
    Permalink

    Meresbala, debería de abstenerse de hablar del Quijote de esa manera… pues bien se ve que no la ha leído o no se enteró de nada! Y por otro lado tiene razón Lucía que esa frase no sale en el Quijote…

  • el 1 octubre, 2016 a las 6:50 am
    Permalink

    En tu caso, Elio, no ladramos: nos reímos.

  • el 30 septiembre, 2016 a las 4:36 pm
    Permalink

    Elio, yo no uso pseudonimos, escribo con mi nombre real, mi nombre completo, para que lo informes a tus jefes, es Lucia Alejandra Gonzalez Almaguer y vivo en Ottawa, Ontario, Canada. A proposito, El Quijote NUNCA dijo tal frase, señal de que ud “periodista” necesita informarse.

  • el 29 septiembre, 2016 a las 2:53 pm
    Permalink

    pero Elio tu te escondias en la maleza como un cobarde mas para dispararle a ambulancias con civiles dentro. de que valentia hablas tu?

  • el 29 septiembre, 2016 a las 12:24 pm
    Permalink

    como se te recome el hígado por no saber quienes somos y no poder mandarnos a matar como es costumbre… si viviéramos en Cuba fuera fácil, nos localizas y nos mandabas a uno de los sabuesos del G2 para que nos diera una tunda de palos solo porque no te gustan nuestros comentarios…pero estas jodido porque nosotros sí sabemos quien eres y no nos vamos ni a molestar en irte a ajustar cuentas, te vas a morir solito de la depresión ahogado en tu propia mierda, lentamente… tic tac tic tac… no te olvides que cayó Hitler, Mussolini, Tito, Franco, Stalin, Hussein, Mubarak, Gaddafi, Allende y así de simple va a caer el Castrismo con sus esbirros, el Chavismo, Korea del Norte y cualquier otro comemierda que quiera seguir los pasos de todos esos criminales…

  • el 29 septiembre, 2016 a las 12:08 pm
    Permalink

    muy buen ejemplo porque el Quijote era un loco con delirios de caballería y Sancho su escudero era un vividor que le seguía la corriente montado en un burro. El Quijote luchando contra molinos de viento pero se creía que estaba librando batallas…. ese un Quijote, Elio. Sigue luchando contra molinos de viento, sin escudero…

  • el 29 septiembre, 2016 a las 8:29 am
    Permalink

    Ahora veo que el título debería ser:

    ELIO: EL PERIODISTA TERRORISTA

  • el 29 septiembre, 2016 a las 1:45 am
    Permalink

    Elio, el día que HT no te publique más tus disparates, “es”, cuando de verdad te vas a preocupar. Todo lo que se te dice aquí te revienta el hígado, y si estuviera en tu poder nos tiraras tiros para sabotear la libertad que tenemos de decirte las verdades. Antes, recurriste a la “cobardia” de esconderte en los matorrales y dispararle a civiles (dicho por tu propia boca), y ahora ya de viejo en vez de asumir valientemente tu miserable pensión, e irte a una esquina a vender maní para poder completar el mes, tienes que venir aquí aunque tengas que tragar bilis. Acepte el sacrificio revolucionario y no se nos ponga farruco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *