Barack Obama y el cambio climático

Por Elio Delgado Legón

Obama observando scenarios del cambio climático.  Foto: voanews.com
Obama observando scenarios del cambio climático. Foto: voanews.com

HAVANA TIMES — El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha convertido en el primer presidente de ese país en mostrar cierta preocupación por los efectos, presentes y futuros, del cambio climático, y ha propuesto un plan para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que ha ocasionado numerosos comentarios, tanto en lo interno, como en el exterior.

En lo interno, varios políticos de la oposición republicana califican el plan de Obama de imposible de aplicar y plantean que votarán en contra en el Congreso. Esas posiciones retrógradas son las que han impedido, hasta ahora, que EE.UU. asuma una posición responsable sobre ese tema, como corresponde a la primera economía mundial y país más contaminante de la atmósfera. Son, además, las que han impedido que esta nación firmara el protocolo de Kyoto y no se haya comprometido con ninguna medida de las planteadas en las Cumbres sobre cambio climático convocadas por la ONU.

Obama pasará a la historia como el primer presidente estadounidense que ha intentado hacer algo para reducir las emisiones de CO₂ a la atmósfera. Sin embargo, a él solo le quedan 17 meses como gobernante, por lo que, aun cuando se aprobara su plan, este se ejecutaría en gobiernos posteriores. Han pasado más de seis años y medio de gobierno, durante los cuales no hizo nada al respecto. Es decir, ha perdido demasiado tiempo en una época en que el cambio climático acelera sus efectos sobre la humanidad.

Por otro lado, el plan propuesto plantea reducir las emisiones de CO₂ en un 32 por ciento hasta el 2030, pero comparado con las emisiones que había en 2005. ¿Por qué no se plantea reducirlas con respecto a las emisiones actuales? La explicación es muy sencilla: en 2005 no había estallado la crisis económica, por lo que las emisiones de CO₂ eran 17 por ciento superiores a las que hay en la actualidad, como consecuencia de la crisis. Es decir, que en los próximos 15 años, hasta el 2030, solo se disminuirían las emisiones en un 15 por ciento con respecto a la situación actual.

El plan de Obama, suponiendo que sea aprobado en el Congreso, y que las administraciones de los próximos 14 años después de su mandato lo puedan llevar a vías de hecho, llega demasiado tarde. El cambio climático ya no es un fenómeno de un futuro cercano, sino que está aquí, presente, y a partir de ahora, cada año se sentirán sus efectos con más intensidad.

Cuando se acordó el Protocolo de Kyoto, hace ya 18 años, todavía estábamos a tiempo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, principales causantes del cambio climático; sin embargo, EE.UU. se negó a firmarlo.

El entonces presidente cubano Fidel Castro alertó, en numerosas ocasiones, sobre el peligro que corría la especie humana si no se actuaba a tiempo. En junio de 1992, en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, planteó: “Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre.”

Tal vez, entonces, algunos pensaron que el presidente cubano exageraba y no le hicieron el caso que debieron hacerle, pues Fidel Castro nunca ha hablado por hablar; cuando plantea una situación tan seria es porque lo estudió previamente, leyendo las opiniones de numerosos científicos de todas partes del mundo, que hace muchos años han venido alertando sobre el problema.

Han pasado más de 20 años desde que Fidel lanzó esa alerta, durante los cuales no se ha hecho muy poco para disminuir el riesgo. Más bien ha aumentado y ya resulta demasiado tarde para lanzar tímidos planes de disminución de emisiones de gases de efecto invernadero. O se acomete un plan ambicioso, general, mundial, controlado por la ONU y con carácter vinculante o las generaciones que nos sucedan tendrán la triste experiencia de ver cómo se destruye la vida en el planeta.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

Elio Delgado Legon has 229 posts and counting. See all posts by Elio Delgado Legon

10 thoughts on “Barack Obama y el cambio climático

  • Gracias Isidro por compartir con nosotros información sobre China. Es bueno mostrar que china aun siendo regida por un partido comunista tiene los mismos problemas o peores que los paises desarrollados y la razón es sencilla pues es algo que no depende del sistema económico. Una de dos o nos devolvemos todos a la Edad Media o nos abrazamos a las nuevas tecnologías. Yo soy partidario de que nos abracemos a las nuevas tecnologías pero teniendo mucho cuidado no meternos en algún callejón sin salida o meternos en un hueco del que no podamos salir.
    Es divertido ver a esta gente que defiende el sistema cubano o que en general defienden una ideología particular como justifican la misma basura que tanto han hablado cuando la paja esta en el ojo del otro!
    Cuando la tienen en su ojo es la paja mas linda que ojos humanos puedan tener :-)

  • Julio, en las ciudades chinas más afectadas por el smog – que tuvieron su período más crítico en el invierno de 2013, cuando el sol sencillamente se esfumó de varias urbes, y por unos cuantos días, a fuerza de quedar tapado por la niebla tóxica -, se están tomando muy en serio el estudio del caso del “Martes Negro” ocurrido en St. Louis, en el estado de Missouri, en 1939. St. Louis es un buen ejemplo para el mundo actual, de cómo revertir los efectos nocivos de la contaminación, con acciones efectivas en la sustitución de materiales usados para la calefacción. Pero para ello es vital que exista una voluntad política, como demostraron las autoridades de esa ciudad estadounidense. Este artículo debería mencionar ese ejemplo.

    Hoy el acelerado desarrollo de países hasta hace poco periféricos está conduciendo a un notable incremento de los efectos de invernadero. Observa que entre los mayores contaminadores mundiales (EE.UU. sigue siendo el segundo), cuatro son miembros del grupo BRICS, a saber, Brasil, China, la India y Rusia.

    China propone en su ámbito doméstico un experimento denominado “compra de derechos de emisión”, con el fin declarado de equilibrar las mismas entre sus ciudades más contaminantes y aquellas libre de ese flagelo. Es decir, los grandes contaminadores compran con efectivo a los que no contaminan una “cuota” para emitir dióxido de carbono. Está por ver si funciona.

  • Elio comenzó bien el post hablando del programa de reducción de emisiones de Obama y de pronto mete a Fidel Castro y lo malo que son los USA. Señor todos sabemos que ud odia al gobierno de los USA pero al menos informese mínimamente antes de hablar públicamente.

    China y los USA son los países de más emisiones de gases efecto invernadero, pero eso esta ligado a su desarrollo industrial y económico. No es tan sencillo reducir emisiones porque eso implica grandes inversiones en cambios de tecnología que muchas veces ni existen las alternativas limpias o son inviables económicamente.

    Los USA es una federación de estados y eso implica que el gobierno central tiene limitaciones para legislar y mucho más cuando implica afectaciones económicas políticas y sociales de cada estado. Además tiene un Congreso que a diferencia de Cuba esta compuesto por representantes que defienden los intereses de sus electores y territorios que representa.

    Obama tiene que convencer, hacer cabildeos y negociaciones para poder pasar leyes de gran impacto económico y social. Y en estos días esta en malas con el Congreso porque lo irrespeto con las mentiras y negociaciones secretas con Cuba. Además que veto un gran proyecto energético que presentaron los Republicanos: el gran oleoducto que va desde Canadá hasta el Golfo de México. Obama cedió a la presión social de los grupos ambientalistas que se oponían a esta monumental obra por los daños ambientales que genera.

  • Jajaja, Fidel Castro nunca ha hablado por hablar!! Elio por favor, ¿es que a Ud no le da pena?

  • Señores no entendieron el sentido del escrito: Obama es el hombre bueno, el mismo que renovó las relaciones con Cuba, los malos son el Congreso, los mismos que no quieren quitar el embargo, USA esta acabando con el mundo, China e India no, ellos tratan de desarrollarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *