Alzamiento frustrado

Elio Delgado Legón

M-26-de-JulioHAVANA TIMES — Poco tiempo después de comenzar Fidel Castro la guerra contra la dictadura de Batista en la Sierra Maestra, yo le propuse a la dirección del Movimiento 26 de Julio en la provincia de Las Villas que me enviara a combatir en aquel frente de batalla, pues en la clandestinidad me resultaba muy difícil, porque ya estaba fichado por la policía y me controlaban todos los movimientos.

La respuesta del Movimiento fue que no era posible, porque en la Sierra no había armas para todos los combatientes y había muchos desarmados. A finales de 1957 volví a plantear la necesidad de trasladarme hacia la Sierra Maestra, pero tampoco me fue aceptado y me plantearon que en cuanto fuera posible me avisarían para que me incorporara al frente abierto en la provincia por el compañero Víctor Bordón Machado.

En los primeros días de abril de 1958, el coordinador del Movimiento en mi pueblo me avisó que ese mismo día debíamos trasladarnos tres compañeros con él al campamento del Comandante Bordón, que estaba en unos montes a los cuales se podía ir a pie y él sabía cómo llegar por haber ido antes.

Al atardecer, ya casi de noche, para no ser vistos, nos reunimos los cuatro en las afueras del pueblo y salimos a internarnos en los montes para tratar de llegar al campamento antes del amanecer. Caminamos toda la noche y el único que sabía el camino dio muestras de estar perdido. Durante el día siguiente, trató de orientarse y por la noche llegamos a la casa de un carbonero, que nos dijo que Bordón había salido con su tropa con rumbo a Quemado de Güines. La decisión del coordinador, que era nuestro jefe, fue la de regresar al pueblo antes de que la policía se percatara de nuestra ausencia.

Mi camisa estaba hecha jirones, de andar por entre los montes de marabú, por lo que no podía dejar que nadie me viera. Caminamos toda la noche y casi al amanecer nos acercamos al pueblo. Cada uno tomó un rumbo distinto para llegar a su casa, pero yo tenía que adentrarme en el pueblo y necesitaba una camisa.

Decidí entonces tocar a la puerta de un revolucionario, aunque de otra organización, que vivía en las afueras del pueblo. El hombre, que se llamaba Ernesto León, se levantó y me ofreció una de sus camisas, pero era mucho más corpulento que yo, que era muy delgado. Aun así, me puse la camisa y la acomodé por dentro del pantalón para que no se notara mucho.

Con los primeros claros del día, entré al pueblo y fui hasta la casa del dueño de la ferretería donde yo trabajaba hacía poco más de un año y cuyas hijas eran revolucionarias, y también porque vivía en un lugar al que se podía llegar sin exponerme demasiado. Desde allí, mandé a buscar alguna ropa a mi casa y cuando me cambié fui para la ferretería a trabajar.

Después supimos que Bordón había dejado algunos hombres en el campamento para esperarnos y que la orden de alzarnos obedecía a que para el día nueve estaba programado una huelga general y la columna debía participar en acciones de apoyo a la huelga.

Después de este alzamiento frustrado tuve que esperar hasta el mes de octubre para incorporarme a otro campamento guerrillero que operaba en la zona bajo el mando del capitán Julio Chaviano, pero este será tema de otro post.

Elio Delgado Legon

Elio Delgado Legón: Soy un cubano que ha vivido ya 80 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.


10 thoughts on “Alzamiento frustrado

  • el 26 noviembre, 2014 a las 8:08 pm
    Permalink

    Porque la “dictadura” que vivió Elio fue mas benevola de la que vino después. Con cada testimonio que nos trae Elio, no nos puede quedar mas claro.

  • el 26 noviembre, 2014 a las 6:13 pm
    Permalink

    Elio en tu artículo dices que la policía del pueblo te tenía fichado y que controlaban todos tus movimientos. me pregunto porque no te dieron varios años de prisión por hacer actvidades contrarias al Estado, como sucede ahora en el actual Estado con opositores por los mismos cargos, a veces hasta por menos que lo que hacías vos.

  • el 26 noviembre, 2014 a las 6:02 pm
    Permalink

    Otra vez este senor con su “MATRACA” POLITICO-HISTORICO-IDEOLOGICA”, como dice uno mas arriba, este senor se pasa la vida viviendo en el pasado, como parece que en su casa y barrio ,NADIE LE HACE CASO, por que no acaba de de dedicarse a escribir cuentos para ninos y deja este espacio para la juventud CON IDEAS FRESCAS, DIOS MIO YO pense que ya no hiba a ver a este por aqui publicando estas “senilidades” ME DA LA IMPRESION DE QUE ESTOY LEYENDO EL GRANMA

  • el 25 noviembre, 2014 a las 5:23 pm
    Permalink

    para suerte del señor elio todo sus testigos estan muertos, y si queda alguno vivo esta con halzaimer, no se acuerda de este tipo de fabula que este hombre cuenta.

  • el 25 noviembre, 2014 a las 3:23 pm
    Permalink

    Vivir en el pasado es síntoma de depresión…..Elio, estará Ud. deprimido por ver frustrados sus anhelos de libertad? Ahora bien, al parecer Ud. intenta competir con el mariscal Zhukov y escribr unas Memorias de la Guerra….??????

  • el 25 noviembre, 2014 a las 12:21 pm
    Permalink

    la han cagado en gran forma y estilo pero no lo quieren reconocer, hasta que todos ellos no pasen a mejor existencia el problema de cuba no se va a resolver porque estos senores tienen un pais secuestrado donde hay que hacer las cosas a como ellos dicen.

  • el 25 noviembre, 2014 a las 8:10 am
    Permalink

    por que elio no cuenta algo del jefe guerrillero una vez colocado en el poder?? de su vida de cacique,de su poder,de su vida de delgado del micons en matanzas,de su oficina al lado del Internacional,en fin del fruto de su lucha,de su sacrificio.Por ahi viene la cosa por el ascenso meteorico de elio de ayudante de ferreteria,a personaje del periodismo…vaya como los sargentos de batista mas o menos!!!! asi todos lo entenderiamos mejor,si narrara el producto final de su rebeldia,de su exito,aunque sea condenando a todo un pais a la miseria,al caos,a la desintegracion,en fin,la historia de los ascensos personales,una sencilla historia de oportunismo,de ventajismo.

  • el 24 noviembre, 2014 a las 9:13 pm
    Permalink

    ¿En que monte estaba Bordón?

    En esa epoca no existia la presa Alacranes. Entre Santo Domingo y Quemado de Güines habia una carretera, mas alla de Ulacia, que todavia se puede recorrer a pie aunque esta bajo el agua.

  • el 24 noviembre, 2014 a las 8:05 pm
    Permalink

    Ahora voy entendiendo a este señor.
    El problema de él es que su subconciente le impide ver la realidad. Debe serle muy doloroso aceptar la gran cagada que han hecho.

  • el 24 noviembre, 2014 a las 4:47 pm
    Permalink

    Bueno, siempre es mejor que cuente estas historias de nostalgia guerrillera a que se meta a “reflexionar” como su Máximo Líder.
    Aunque parezca que confunda a Havana Times con la revista “Verde Olivo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *