Silvio Rodríguez y el anarquismo

Dmitri Prieto

Silvio Rodríguez. Foto: Caridad

HAVANA TIMES 19 dic — En un post anterior, escribí sobre el blog del trovador cubano Silvio Rodríguez. En aquel entonces, celebré su compromiso antiburocrático, y en especial me resultó atractiva la frase: “Libia merece algo más que Gadafi.”

Después, fuimos testigos de una polémica digital indirecta entre Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, dos fundadores y mayores exponentes de la Nueva Trova cubana. Muchos fuimos sorprendidos por el tono irreconciliable de la polémica.

Recientemente, sucedió otra situación polémica relacionada con Silvio.

Marfrey Cruz, joven activista y promotor cultural, cristiano, defensor de posturas ecologistas, pacifistas y anarquistas, organizaba en su pueblo San Antonio de los Baños (también la patria chica de Silvio) un festival artístico ecológico.

Las acciones del festival se apoyaban en una red de colaboradores voluntarios (Marfrey lleva años participando en diversas organizaciones y redes juveniles ecológicas y culturales), y fueron consensuadas con la Dirección Municipal de Cultura. Los promotores llenaron San Antonio de carteles que explicaban los propósitos de las acciones e invitaban a participar.

En mi opinión, cuando las alternativas más visibles para los jóvenes son el formalismo ideológico y el consumismo representado por el reggaetón, la idea de Marfrey y sus amigos debió constituir un ejemplo y recibir todo el apoyo de quienes desean un futuro mejor para Cuba y el planeta.

Pero sucedió lo contrario. El día antes, desconocidos arrancaban los carteles promocionales del festival, y se propagaba la noticia de que la Dirección de Cultura “suspendía” el evento.

Asombrado e indignado por tan arbitraria actitud, Marfrey, que también es poeta, pidió solidaridad a su paisano Silvio Rodríguez a través del blog de éste (Segunda cita).

Es perfectamente normal que un poeta busque apoyo en otro, ¿cierto? Máxime cuando Silvio tenía planificado en breve un concierto en su patria chica.

La respuesta de Silvio a Marfrey no se hizo esperar. Y tuvo un tono bien enrarecedor.

No es propósito mío glosar lo escrito por Silvio (sólo mencionaré que atacó el “oportunismo” y la irresponsabilidad, defendiendo el protagonismo de las instituciones oficiales), un artista que -sabemos- fue censurado durante el periodo inicial de su carrera en Cuba Revolucionaria. Esencialmente, mostró reservas ante el modo autónomo en que Marfrey y sus amigos concibieron su festival.

Pero me resultó interesante en particular un planteo de Silvio donde se opone al anarquismo. Silvio se declara defensor del orden, y sobre todo del “orden social.” Para él, la anarquía es la ley del más fuerte.

Por ello, defensores -como él- del orden deben oponerse al anarquismo. Las declaraciones anarquistas de Marfrey son para Silvio (presumo) sólo síntomas de irresponsabilidad, o de falta de madurez, o de una mala voluntad, oportunista y manipuladora.

No deseo entrar en polémicas sobre el anarquismo (que generalmente no ataca el orden, sino sólo el orden dominador, y defiende por su parte el orden autónomo: “la anarquía es madre del orden,” dice un famoso slogan libertario).

Pero quiero señalar una inconsistencia clara en el pensamiento de Silvio.

Si la anarquía no es otra cosa que el poder del más fuerte, entonces resultaría más que lógico que los sujetos políticos (instituciones y personas) más fuertes del planeta defendieran a capa y espada el anarquismo.

¿Sucede así?

Todo lo contrario. Los fuertes defienden diversas formas de dominación: estatal, militar y capitalista.

Los anarquistas no dirigen corporaciones, ni mandan ejércitos, ni presiden gobiernos.

Sólo parecen ser un puñado de locos que luchan por un mundo sin tales dominaciones. Otro mundo posible, un mundo mejor.

¿Quién tendrá la razón?…

Dimitri Prieto-Samsonov

Dmitri Prieto-Samsonov: Me defino por mi origen indistintamente como cubano-ruso o ruso-cubano. Nací en Moscú, en 1972, de madre rusa y padre cubano; viví en la URSS hasta los 13 años, aunque ya conocía Cuba, pues veníamos casi todos los años de vacaciones. Habito en un quinto piso de un edificio multifamiliar, en Santa Cruz del Norte, cerca del mar. Estudié Bioquímica, Derecho (ambas en La Habana) y Antropología (en Londres). He escrito sobre biología molecular, filosofía y anarquismo, aunque me gusta más leer que escribir. Imparto clases en la Universidad Agraria de La Habana. Creo en Dios y en la posibilidad de una sociedad donde seamos libres. Junto con otra gente, en eso estamos: deshaciendo muros y rutinas.

11 comentarios sobre “Silvio Rodríguez y el anarquismo

  • Al Anarquismo no es la ley del más fuerte. Simplemente supone un vacío de poder que inevitablemente resulta ocupado por el más fuerte. Porque, en contra de lo que sostienen los anarquistas, el vacío de poder es una situación inestable que inevitablemente dura muy poco. Por eso el Anarquismo solo es posible como un fenómeno transitorio.

    La clave no está en evitar ese poder, que es inevitable. La clave consiste en que el poder sea democrático. Es decir, que el poder defienda los derechos y libertades del pueblo.

    Respuesta
  • Pero Gabriel, eso no quita lo que dice Dimitri al final del post, la anarquía en Cuba hizo mucho por la clase obrera, la educación post-revolucionaria solo ha vinculado anarquismo con atentado con bomba y desorden, de la misma manera que Silvio reacciona, parece que el quiere eliminar la burocracia “por las vías autorizadas” por la misma burocracia. Lo más jodido de todo es que Silvio es espejo de muchos jóvenes latinoamericanos. Si la Anarquía no fuera parte de la solución, como explicar el carácter ajerárquico del 15M en el mundo y el descontento con el modo partidista de gobierno de la juventud.

    Respuesta
  • la anarquía no es un vacío de poder que genera que se imponga el más fuerte…es una nueva forma de organizar las relaciones de poder entre las personas para que éstas no generen inequidades y sometimientos de unos contra otros; es decir, es la regulación consciente, participativa y activa de las relaciones de poder y de la supresión de instituciones generadoras de dominación. Además en el proyecto social de la anarquía no existe una desorganización, sino más bien una organización social (social y no política pues lo político es históricamente la enajenación de lo social, es por eso que el Estado actúa contra los interés sociales) con base federal (de abajo hacia arriba desde la célula de la sociedad que son las comuna autónomas) de dinámica asamblearía y que se complemente con la función económica (autogestión social y comunismo anárquico) que se rige segpun las necesidades sociales y no según los indicadores de productividad.

    La clave para los anarquistas está en que las relaciones de poder no se justifiquen en la atribución de las decisiones de problemas colectivos a un individuo o grupo de individuos, sino que las relaciones sean dadas en espacios de decisión colectiva puesto que los problemas también lo son, es por eso que nos suscribimos a la vieja consigna: La liberación de los trabajadores (proletariado) debe ser obra de los trabajadores (proletarios) mismos

    Respuesta
  • Jesús,

    La prueba diaria de que el Anarquismo genera un vacío de poder que inevitablemente es ocupado por algo distinto del Anarquismo, consiste en la constatación de que no existen países anarquistas.

    El día que alguien nos muestre un estado anarquista mínimamente duradero podremos creer en el Anarquismo como algo mas que una situación transitoria e inestable.

    Respuesta
  • Gabriel, tampoco existía en 1200 un estado capitalista. Si alguien hubiera dicho en aquella época que la libre competencia, el trabajo asalariado, etc, podían ser la base funcional de una sociedad, la historia le hubiera tirado luego una sonora trompetilla.
    El anarquismo no genera ningún vacío de poder, ya que presupone el empoderamiento de los sujetos interesados en cada ámbito. Si yo puedo decidir por mí mismo, ejerciendo el poder en decisiones que sólo me afectan a mí, por qué habría de aceptar un poder exterior?
    Los vacíos de poder, en efecto, son ocupados por poderes, y no siempre por el anarquismo (que es por definición democrático), si no por engendros como las dictaduras de partido único. Es cierto. Y de ahí?
    Jesus explicó sucintamente lo que es el anarquismo. No concibo como alguien puede preferir el actual orden político cubano a eso.

    Respuesta
  • Hola, AllahUkbar,

    No sabría ponerle fecha al nacimiento del capitalismo; pero seguro que fue mucho antes que en el 1.200.

    Supongo que el capitalismo habrá nacido con la existencia de la moneda y la posibilidad de obtener rentas del capital.

    La libre competencia es anterior al Capitalismo, ya que es posible incluso sin moneda, en una economía de trueque. Respecto al trabajo asalariado, también es posible en una economía de trueque, y, por tanto, es bastante anterior al Capitalismo.

    Coincido con Jesús en que el Anarquismo es preferible a lo que hay ahora en Cuba.

    Respuesta
  • Gabriel, mira primero creo que es mejor diferenciar algunos constructos. La anarquía históricamente ha tenido dos orientaciones por un lado se la ha visto como sinónimo de descontrol, vacío de poder, alboroto, etc. y de ese modo se les tildaba de anarquistas a quienes se les quería hacer ver como alteradores del orden social (jerárquico, injusto, y elitista) y esto desde Cicerón (quien igualaba a la anarquía con la anomia, concepto que se utilizaba con el mismo fin); mientras que desde otra perspectiva, desde aquellos que iban contra el orden social instituido, la anarquía era una forma alternativa de organizar la sociedad y entre ellos quien lo popularizó como una categoría constructiva fue Proudhon, sin embargo, aún no existía como tal el “anarquismo”, que se constituyó recién tras la separación de la I Internacional, organizandose a nivel mundial con una internacional propia.

    El anarquismo por otro lado, que si bien recogió tradiciones muy antiguas, de hecho la humanidad ha vivido muchísimos más años organizada sin un Estado justamente en la sociedades sin Estado (clara muestra que los seres humanos pudieron en su tiempo organizarse sin necesidad y aún contra la institucionalización del Estado). También recogieron otras tradiciones, como fragmentos de filosofía taoista, de algunos filósofos griegos y de la resistencia comunitaria medieval antiestatista, como de la revoluciones sociales (en especial la francesa, los intentos de revolución a mediados del siglo XIX y la comuna de París, con participación de la anarquista Louisa Michelle). A pesar de todas estas y otras influencias no se le puede decir que fueron experiencias anarquistas, por la razón de que fueron previas a la fundación del anarquismo (anarquismo moderno le llamaron algunos) que data como decía de su organización en una internacional propia. Pero entonces que es el anarquismo, es:
    un movimieto social de origen proletario (proletariado rural y urbano) que se construye a partir de tradiciones históricas en la búsqueda de la libertad y la igualdad social para el bienestar de la humanidad en su conjunto que a su vez asegure tanto lo mejor para el colectivo, como para el individuo (por eso busca la anarquía), articulada en una base filosófica materialista.

    La no existencia de países anarquistas va justamente contra la lógica anarquista (movimiento social), que plantea que para lograr la anarquía (proyecto social o modo de vida de la sociedad) se debe de generalizar en todo el mundo (lo que significa que la anarquía se da o en todos o en ningún lado), lo que se da de forma un tanto aislada son experiencias históricas (como en la comunidad de Golai Pole, como en las colectividades española durante el lapso de 1936-1939, entre otros) y en eso la estrategia anarquista (para llegar a la anrquía) va en la confratación contra el sistema mundial, como en sus jurisidicciones territoriales restringuidas, donde si bien no se genera la anarquía, se da en su lugar iniciativas y comunidades autogestionarias (con las restricciones sociales y económicas de un mundo capitalista) que buscan organizarse y confluir con otras experiencias y organizaciones sociales (osea organizaciones de base que no posean un programa burgués o estatista) o con otras organizaciones anarquistas (como por ejemplo la IFA, Internacional de federaciones anarquistas, o la AIT, o la IWW) para que las comunidades autogestionarias y todas las experiencias de lucha anarquista (como en Chile, España, México, Grecia, Inglaterra, etc) no queden aisladas y se forme una red de resistencia al ataque de burgueses y estatistas…..

    En fin un vació de poder no se da porque decir poder no es decir Estado, puesto que existe relaciones de poder que no necesariamente sigue una lógica estatal y que pueden tener otros fines, como el sexual, el de reconocimientos social-comunitario, el ejercido por un papel de supuesta superioridad de género, etc., así como unas relaciones de poder que no engendren bases para un sistema de dominación o control social como las que se dan en el anarquismo (eso quiere decir que en el movimiento social que es el anarquismo se dan también relaciones de poder, algunas que responden a problemas de prejuicios personales o grupales – que el anarquismo trata que no se den – y otras que corresponden a la misma dinámica social – puesto que las personas, grupos y colectivos posee distintas características que les ponen en una situación diferencial y que para la toma de decisiones y para las acciones colectivas se ejercen relaciones de poder entre estos actores).

    Creo que cuando se puso de ejemplo el capitalismo fue porque así como el comunismo anárquico (visto como modo de producción y de vida social) no existe aún hoy en día, anteriormente el capitalismo tampoco existía. Y por ende la anarquía puede existir y generalizarse (como el capitalismo o como otros modos de producción)

    Para terminar el anarquismo ciertamente no tien la fuerza suficiente actualmente para influir en la sociedad mundial para acabar con el sistema capitalista, de tenerlo probablemente la situación ya habría cambiado. Esto responde a que el anarquismo está en proceso de reorganización y de redescubrimiento de su tradición como movimiento histórico social, saludos y disculpa por la extensión de lo que escribí

    Respuesta
  • En politica, Silvio no tiene vida. Por supuesto que soy un gran admirador (y copiador como los alumnos de Rubens). Piiiro…

    Respuesta
  • qué pasó papá, temen a lo que escribo? O qué? Qué pasa conmigo? No pueden publicar mis comentarios? Vamos, donde estan los hombres del sitio?

    Respuesta
  • Tantos masxistas como anarquistas luchan contra el estado capitalista, la diferencia es que los marxistas supuestamente quieren conquistar el poder para transformarlo y en esa fase instauran la dictadura del proletariado. Los anarquistas quieren destruir los estado no transformarlos y nuncaocupar transitoriamente el poder bajo la forma de dictadura, quieren la desaparición de las fronteras, por eso nunca habrá un “estado anarquista”, la revolución será mundial o no será.

    Un ejemplo muy interesante es la última revolución anarquista que se dio en el mundo, es la llamada “revolución española” de 1936 a 1939, durante la guerra civil, el movimiento anarquista español aparte de enfrentarse al fascismo franquista y nazi trató de llevar a cabo la revolución mediante colectividades anaraquistas, en las regiones españolas en las que eran la fuerza mayoritaria o pactando con los socialista de UGT y marxistas del POUM. También participaron temporalmente en el gobierno republicano. Pero tanto los republicanos burgueses como ciertos sectores marxista, el PCE, trataron de boicotear la revolución. El resultado fue catastrófico, guerra civil entre los propios republicanos, anarquistas y marxistas no autoritarios contra estalinistas, al final de la guerra. García Oliver anarquista amigo de Durruti, que formó parte del gobierno del socialista Largo CAballero, fue partidario de tomar el poder y derrotar a burgueses y sus aliados comunistas, pero su propuesta no fue aprobada por sus compañeros de la CNT.
    Visto con cierta distancia, y tras el lamentable fin de la revolución soviética o los derroteros capitalistas que ha tomado la china maoista, es evidente que la derrota del capitalismo mundial, será desde las bases, la autogestión obrera y la desaparación de religiones y fronteras, desde el anarquismo o no será.

    Respuesta
  • Anarquía es el empoderamiento popular, que el poder pase al pueblo quien toma la batuta de su organización, sin necesidad de un Estado Paternalista. Es todo lo contrario a caos o desorden, es el orden autoinpuesto mediante la agrupación y autodetwrminación de la población, pero para eso hay que pasar por un sistema guiado que profundice tales cambios a traves de la educacion integral y critica del individuo. Es la voluntad humana lo que lleva a este individuo a su organización con otros seres libres y no coaccionados por el miedo. Esos medios de producción comunes apra el grupo implican un comunismo, mas no marxista.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.