Nuevamente, la educación… (I)

Dmitri Prieto

Restaurando en La Habana Vieja. foto: Caridad

Agradezco los comentarios sobre mi post que plantea la delicada cuestión del muro en la frontera australo-norteamericana.

Cuando hace un par de años estudiaba en Inglaterra, mi vecina del cuarto de al lado era Laura, una bella muchacha norirlandesa que trabajaba como maestra de primaria.  En una ocasión le pregunté sobre cómo en una ciudad tan multicultural como Londres resolvían el problema de impartir Historia Universal a los chicos de diversos orígenes étnicos y afiliaciones religiosas.

Me interesa mucho eso de la universalidad y las miradas específicas desde las culturas, y me fascinaba la diversidad londinense.

Sin embargo, me intrigó y ciertamente me chocó la respuesta de Laura. Mi amiga irlandesa me explicó que los adolescentes de Londres no reciben una Historia Universal; más bien se les da un grupo de fragmentos, tomados de todo el conjunto de sucesos registrados por la historia de la humanidad, en dependencia de sus backgrounds culturales y del barrio donde está la escuela.

Es decir (¡que los especialistas me perdonen el poco rigor del ejemplo, cito de acuerdo con lo que logro recordar!), pueden perfectamente recibir algo sobre el Imperio Romano y la conquista de las Islas Británicas por las legiones, después a lo mejor un poco de Historia de África seguida de un fragmento donde se explica la Segunda Guerra Mundial y por último un acercamiento a los conflictos del Medio Oriente (no recuerdo el número de fragmentos, pero asumamos que son 4). Punto. Creo que eso no es Historia Universal, por muy multicultural que pueda parecer, sino 4 historias distintas e inconexas.

Mis temores “ingleses” se confirmaron cuando asistí a un encuentro de intelectuales de izquierdas en la Universidad de Londres, donde se discutió ampliamente el tema de la enseñanza de la historia, y me pareció que yo no estaba equivocado…

Aún así, no me aventuro a especular sobre qué pensarían los muchachos británicos acerca del susodicho muro, pero sí me parece que los profesores (incluida mi amiga) enseguida se darían cuenta de que es una sandez. Sin embargo, la enseñanza de Historia Universal allá es hoy pobre si la comparamos con la que recibió mi generación acá y en Rusia.

Dimitri Prieto-Samsonov

Dmitri Prieto-Samsonov: Me defino por mi origen indistintamente como cubano-ruso o ruso-cubano. Nací en Moscú, en 1972, de madre rusa y padre cubano; viví en la URSS hasta los 13 años, aunque ya conocía Cuba, pues veníamos casi todos los años de vacaciones. Habito en un quinto piso de un edificio multifamiliar, en Santa Cruz del Norte, cerca del mar. Estudié Bioquímica, Derecho (ambas en La Habana) y Antropología (en Londres). He escrito sobre biología molecular, filosofía y anarquismo, aunque me gusta más leer que escribir. Imparto clases en la Universidad Agraria de La Habana. Creo en Dios y en la posibilidad de una sociedad donde seamos libres. Junto con otra gente, en eso estamos: deshaciendo muros y rutinas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Lluvia en La Habana, Cuba. Por Ana Pérez Arrieta (EUA). Cámera: Nikon D5100

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]