Música cubana: “NO RAP, NO REGGAETÓN”

Dmitri Prieto

musica-cubana-no-rap-no-reguetonHAVANA TIMES — Este cartel que convoca a un concurso de artistas aficionados a la “música cubana” (=“canción, son, baladas, boleros y guarachas”) excluye explícitamente el rap y el reggaetón.

Los promotores del concurso evidentemente están claros en cuál música es “cubana” y cuál no.

La “balada”, género que proviene de la poesía medieval europea y pasó por el genio polaco de Chopin y por la música popular de casi todos los países occidentales del siglo XX, es “cubana”.

La “canción”, que es casi cualquier cosa, también lo es.

Pero el rap, no. Ni tampoco el reggaetón.

Bueno.

En el fondo, está el espíritu de excluir la producción musical “en serie”, característica de la escena cubana actual. Puede ser loable.

Pero nada justifica la exclusión automática de dos de los géneros musicales más populares de la Cuba actual. Pueden ser pésimas sus producciones en competencia. Pero para algo está el jurado, ¿no?

Y: tampoco es lo mismo rap que reguetón.

Los raperos lucharon mucho en los ´90 para que su género se incluyera en la “música cubana”. Ahora parece emerger una tendencia de marcha atrás.

En aquella época, el rap se dividía en dos vertientes: el “comercial” y el “underground”.

Después, el rap comercial prácticamente desapareció, pues sus cultores se pasaron al campo del reggaetón cuando éste comenzó a colonizar el joven gusto musical cubano.

Lo mismo hicieron algunos raperos “underground”.

De modo que hoy la mayor parte del rap cubano (o Hip-Hop, como lo prefieren algunos) es “underground”.

Entonces, los promotores del concurso prefieren meter todo en un mismo saco y así desacreditar ambos géneros.

Algunas autoras cubanas, como la joven investigadora Rosilín Bayona, llaman conjuntamente el rap y el reggaetón, “música de resistencia”.

Desde esa óptica, podríamos calificar la actitud de los promotores del concurso como simplemente una censura oficialista.

Pero para mí las cosas son más complejas: la semántica del reggaetón no es la misma que la del rap. Yo creo que el rap es la música que porta ideas de cambio, mientras gran parte del reggaetón constata y refuerza el statu quo de las calles cubanas con sus relaciones asimétricas (sexistas, racistas, clasistas) de poder.

Pero podemos discutirlo también.

En cualquier caso, utilizar la misma cesta primero, y después dejar su contenido fuera, es una operación de asimilación, de colonialidad, y de coerción a la libertad creadora.

Se han erigido en gestores y clasificadores de “lo cubano”.

Pero… ¿Puede la exclusión conducir a algo… “positivo”?

Dimitri Prieto-Samsonov

Dmitri Prieto-Samsonov: Me defino por mi origen indistintamente como cubano-ruso o ruso-cubano. Nací en Moscú, en 1972, de madre rusa y padre cubano; viví en la URSS hasta los 13 años, aunque ya conocía Cuba, pues veníamos casi todos los años de vacaciones. Habito en un quinto piso de un edificio multifamiliar, en Santa Cruz del Norte, cerca del mar. Estudié Bioquímica, Derecho (ambas en La Habana) y Antropología (en Londres). He escrito sobre biología molecular, filosofía y anarquismo, aunque me gusta más leer que escribir. Imparto clases en la Universidad Agraria de La Habana. Creo en Dios y en la posibilidad de una sociedad donde seamos libres. Junto con otra gente, en eso estamos: deshaciendo muros y rutinas.


27 thoughts on “Música cubana: “NO RAP, NO REGGAETÓN”

  • el 1 septiembre, 2014 a las 11:52 am
    Permalink

    El problema Jorgealejandro ,es que hoy lo relativizan todo y con esa premisa le dan el mismo valor a todas las cosas independientemente del grado de desarrollo que posean , para luego concluir que no necesitan aquellas otras porque esta otra vale tanto o mas que aquellas . Esa es la filosofia de todos aquellos que desde un foso quieren mirar a los demas por encima del hombro.

  • el 31 agosto, 2014 a las 10:10 pm
    Permalink

    Sí.
    Por ejemplo, a mi me encanta cuando ando estrenada poner a Gorki “vamo a despingar al delegado…..” Pero admito con gusto que sólo es un vehículo para hacer catarsis.

  • el 31 agosto, 2014 a las 8:18 pm
    Permalink

    Luis:

    Precisamente, circuló por internet una crítica de esas como para desollar a cualquiera, donde mostraban una partitura de reggaeton al lado de una de Bach, y con la leyenda “Más respeto por la música”.

    El contraste era como para coger balcones.

  • el 31 agosto, 2014 a las 3:22 pm
    Permalink

    Gusana , me parece que la estructura armonica del reggeton es mas simple que la de “los paticos”, seria una perdida de tiempo y de recursos enviar a alguien a estudiar a un conservatorio un ritmo que ni siquiera une tres notas para formar un acorde.

  • el 31 agosto, 2014 a las 9:12 am
    Permalink

    Tienes razón, Gusa, y es en eso que se basaba ese músico de que hablé. Por otra parte, hay grupos que han cogido popularidad, no por la calidad del hecho artístico en sí, sino por decir ciertas verdades que, en este momento historico hacía falta decirlas, fuese quien fuese el que las dijera. Ese tipo de música, más bien panfletaria, como la que hacen algunos raperos, tiene los días contados, pues, al desaparecer las condiciones que la originan, desaparece ella también por falta de méritos para trascender lo meramente circustancial. eso ha pasado a través de la historia con un sinfin de personajes de los que nadie se acuerda ahora, a no ser los eruditos.

  • el 31 agosto, 2014 a las 6:45 am
    Permalink

    Jorgealejandro, convendrás en que más de una música ha empezado siendo marginal y luego ha pasado al mainstream y finalmente ha sido aceptado por la crítica.

    Al igual que tu, no creo que llegue un día en que las academias de música enseñen rap o regueton.

    El Chupi Chupi es un tipo de música marginal que da asco. A diferencia de lo que pudo ser en su momento un Bob Marley marginal. La diferencia a mi modo de ver está en ser el primero, el original, el creativo; el que sorprende, y no ser sino uno más del montón que se metió a eso viendo que. Iba a ganar dinero seguro.

  • el 28 agosto, 2014 a las 10:51 pm
    Permalink

    Gracias por compartir jorgealejandro, excepcional !!!

  • el 28 agosto, 2014 a las 4:20 am
    Permalink

    ?”Musica marginal”?- a mi me parece una “discusion callejera” o un “loco hablando solo”.

  • el 27 agosto, 2014 a las 1:58 pm
    Permalink

    Delante de un servidor, un musicólogo, profesor del ISA, con la aprobación de sus colegas, llamaba a todo eso “música de marginales”

  • el 27 agosto, 2014 a las 1:57 pm
    Permalink

    Yo no hablo de “cantidad de información” (Que la tengo), ni a calidad de acceso (Que me sobra), sino a la cantidad y a la calidad de la música a la que tengo acdfeso. Por supuesto, cuando hablo de música, no mancho la dignidad de ese arte poniendo cosas como “El Pudding” o el “Chupi chupi” entre ellas, lo cual sería además de una mentira, una soberana falta de respeto y una degeneración aberrada del concepto.

  • el 27 agosto, 2014 a las 8:54 am
    Permalink

    jajaja Ya entendi lo que quieres decir … que la musica cubana es solo la de los años 70, 80, 90, 2000 o siempre y cuando sean boleros, guarachas, danzones y demas jejejeje la calidad de accesso o la cantidad de informacion a la que se accede no siempre es directamente proporcional al conocimiento o la cultura de las personas ..

  • el 27 agosto, 2014 a las 7:46 am
    Permalink

    El rap es más pasable, pero el reggeaton realmente lo considero una porquería, al menos el que se hace en Cuba, lleno de vulgaridades y marginalidad. Afortunadamente la música cubana está repleta de joyas (citadas acá por JorgeAlejandro1) a cuyo lado no tienen cabida ni el rap ni el reggeaton. De Daddy Yankee mejor ni hablar, un verdadero energúmeno. Saludos.

  • el 27 agosto, 2014 a las 5:23 am
    Permalink

    Genial!!!. Vieja mania la de los ingleses de mezclarse con la musica cubana.

  • el 26 agosto, 2014 a las 7:57 pm
    Permalink

    La cubanía, ni se da a cucharadas, ni se establece por decreto. Y yo he oído suficiente buena musica, cubana y extranjera, en toda mi existencia para decir lo que digo. es más, por vivir donde vivo tengo hoy acceso a mucha más música de todo tipo, que cualquier cubano promedio, incluso a cosas que apenas se conocen en Cuba. La calidad de verdad nunca es obsoleta, y la prueba de ello es que solo la calidad es capaz de vencer la prueba del tiempo.

  • el 26 agosto, 2014 a las 5:22 pm
    Permalink

    En un concurso de aves canoras , no puede ir la cotorra.

  • el 26 agosto, 2014 a las 4:58 pm
    Permalink

    Mira.. los articulos de Wikipedia verdaderamente no van a hacer mucho por ti … la verdad es que los generos musicales.. independientemente de nativos se funden a la cultura de un pais al punto de hacerlos suyos.. si de verdad piensas de esta forma es porque no vas a una casa de la musica, porque no has ido penna de rap de alamar, no has ido a un festval del changui en guantanamo.. socio, el rap, el rock , entre otros son generos que ademas de internacionales tienen su propia marca en cada pais… si vas a la romerias de mayo tambien te pudieras percatar de esto… Con una mano te adjudicas como el portador de la verdad y la libertad, con la otra simplemente discriminas basandote en criterios obsoletos.. El rap cubano existe, el regueton cubano tambien existe … la disertacion sin experimentacion se ve bonita siempre desde los palcos … el dia que vayas a un pumpum en guantanamo entenderas, que amanezcas quizas en las romerias de mayo, en que hayas visto a papa humbertico parado en la tarima con un cartel pidiendo justicia social, escuchado a Randy Acosta en vivo y en directo.. festival del shangui en Guantanamo .. carnavales en Santiago .. entonces entenderas que esas cosas tambien son cubanas … desde el internet todo se ve bonito .. menos mal que no me dejo engannar por esos trucos mentales y cortinas de humo …… Arreglese con ustede mismo y con la rabia que lleva por dentro ;)

  • el 26 agosto, 2014 a las 9:46 am
    Permalink

    Magnifico, no habría imaginado nunca a Purcell, a los contratenores Philippe Jaroussky y P.Bertin y el Manisero de Moisés Simons …hermosa amalgama, cuando el talento , es lo que prima…
    Gracias por compartir, lo disfruté tremendamente, pues no conocía esa faceta de Jaroussky , a quien he apreciado siempre , en óperas barrrocas, …sobre todo de Haêndel !!!

  • el 25 agosto, 2014 a las 11:47 pm
    Permalink

    dimitri:

    Por favor, no confundas la balada de la lírica provenzal con la balada lírica de los románticos como Coleridge; y menos aún con la balada de la música popular que surge en EEUU. hasta en la Wikipedia puedes ver las diferencias. em pieza por distinguir lo que es balada en poesía y en música, y más en lo popular.

  • el 25 agosto, 2014 a las 11:30 pm
    Permalink

    ¿Pero qué más le puedes pedir a Daddy Yankee, si camina y habla? Tendría que empezar por entender qué cosa es música, que está bastante alejada de lo que él hace, no digamos ya la música clásica que está a años luz de su dimensión.

  • el 25 agosto, 2014 a las 11:19 pm
    Permalink

    Cuba es, para orgullo de todos, el país de Al que más ritmos ha dado al mundo: Un total de 33. El único país que la sigue de lejos es Colombia, que ha dado 11. A Cuba le han sobrado desde siempre ritmos, autores e intérpretes para hacer buena música, reconocida universalmente. Yo creo que al autor no le vendría nada mal una lectura de la “Historia de la Música Cubana”, de Alejo Carpentier.

    ¿Así que: “La “canción”, es “casi cualquier cosa,”

    Que se dé con una cordillera en el pecho de que Edith Piaf o Jacques Brel no lo lean.

    ¡Zapatero, a tus zapatos!

  • el 25 agosto, 2014 a las 10:16 pm
    Permalink

    Bueno, el organizador del concurso decide que géneros incluir. Es como sí fuera un concurso de artes plásticas y diga que pintura y escultura, no diseño gráfico ni fotografía.

  • el 25 agosto, 2014 a las 7:13 pm
    Permalink

    Magnifica tu respuesta jorgealejandro1, …a este buen muchacho,Dmitri, que sabes, es medio ruso, lo cual puede explicar, que no conozca estas cosas…pero lo dudo, …
    Sabes, lo conocí , en los lejanos 90s, ..”.en casa de Maria Antonia”, no perdón, …ja ja ja…en casa de
    Mons. Céspedes (Calle Habana 252, en aquellos días…), en aquellos jueves de ópera,y buen cine, y poesía …y también de cultura cubana…me imagino que si hoy lo viera, defendiendo , como legítimos, esos géneros que nada tienen que ver con lo cubano, lo regañaría…bueno, quién sabe,…ha crecido, …entonces, yo entraba en la adultez, y él era muy joven…pero me imagino que sacerdote tan cubano, porque lo era, no se habría molestado con él, …por querer equiparar, la obra de Lecuona, Prat, Sánchez y FuentesGuzmán, Garay, Méndez., con la de reggetoneros y raperos…!!!

  • el 25 agosto, 2014 a las 6:21 pm
    Permalink

    Parece que la cultura no llega a todas partes… en Cuba hay rap cubano, como mismo hay regueton cubano… malos o buenos son otros temas a discutir…. me encanta ver a los profesores de la libertad decir que es lo que esta bien escuchar y lo que esta mal… jajajaja Veo tantos especialistas de la musica cubana aqui que es casi imposible saber con presicion que tanto saben de musica.. y otra cosa… De la musica cubana tambien se conoce el rap y el regueton fuera de Cuba …

  • el 25 agosto, 2014 a las 1:51 pm
    Permalink

    No, señor Dimitri: Ni el rap ni el reggaeton son ritmos autóctonos cubanos. Musicalmente hablando, a los cubanos no se nos identifica con esos ritmos en ninguna parte del mundo, sino con el son, el chachachá, la guaracha, el mambo, la rumba, el bolero.

    Y sí, existe una canción cubana que tiene una tradición gloriosa. Averigue quienes fueron Lecuona, Prat, Sánchez y FuentesGuzmán, Garay, Méndez. Cuando conozca al menos la mitad de ese acervo, creo que no le quedarán dudas acerca de qué es o no, música cubana, o, si existe o no una cnción cubana que no se parece a ninguna otra. esos músicos tenían la cubanía en el alma, y está en su música.. Ninguna pieza, ni de rap, ni de reggaeton, ha recorrido el mundo representando a Cuba como lo han hecho “Siboney”, “El Manisero”, “La Engañadora” “La Guantanamera”, por citarle unos pocos ejemplos.

  • el 25 agosto, 2014 a las 9:30 am
    Permalink

    Excelente PRECISIÓN, …el promotor o promotores del concurso, saben qué es música cubana, y tienen claro que no vale la pena, ni es estético, contaminarla con tales “sonidos”, …en resumen, es o son cubanos , amantes de la cultura cubana…además, ni rap, ni reggeton, son sonidos, que muchos consideramos música…y sus exponentes, unas JOYITAS, ahí para muestra tienen , un par de botones…las recientes declaraciones de Daddy Yankee: “la música clásica “es peor” que el reguetón porque Hitler la escuchaba”
    y más reciente, el RAPERO-yihadista británico, que asesinó por decapitación al periodista James Foley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *