Joseph Blatter y el futuro del fútbol en Cuba

Dmitri Prieto

Joseph Blatter. Foto: cubadebate.cu
Joseph Blatter. Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — La reciente visita de Joseph Blatter a Cuba y su encuentro con la máxima jerarquía del Estado es un claro mensaje sobre la posibilidad de desarrollar el fútbol en Cuba.

Joseph Blatter (77) es el actual presidente de la FIFA; suizo y economista de profesión, asumió el alto cargo de la organización futbolística mundial en 1998.

Como ya se ha visto en HT, Cuba vive una suerte de mutación: cada vez más personas de todas las edades se incorporan a las difusas redes de hinchas de equipos de fútbol (por alguna razón, fundamentalmente españoles), y los chicos en las calles cubanas patean los balones, como si se tratara de Italia o Brasil.

El otro lado de la mutación es la aparente disminución de preferencias por el beisbol.

Ya escribí también sobre la clasificación del equipo cubano sub 20 para la Copa Mundial del balompié en esa categoría.

Los medios no trascendieron muchos detalles de la visita de Blatter, de la cual ya pasaron unas cuantas semanas, pero notablemente hemos apreciado el incremento de la cobertura mediática de los juegos internacionales, y también a los futbolistas cubanos los medios le han dado bastante atención.

Algo que me alegra mucho a raíz de lo de Blatter es que durante la presencia en Cuba del alto oficial de la FIFA, a ningún periodista se le ocurrió hablar de la “Escuela cubana del dominio de balón”, supuesto espacio metodológico de aprendizaje y conocimientos que –decían antes los medios- ha posibilitado a vari@s deportistas cubanos batir records mundiales en dominio del balón de futbol con diversas partes del cuerpo y en las más espectaculares posturas.

En mi humilde opinión y con todo respeto por quienes se dedican a esa modalidad, la virtual existencia tal “escuela” y tales prácticas de lograr records de dominio en un deporte donde lo que importan son los goles, era una muestra de exotismo favorable a lo espectacular y patriotero, desvinculado de la esencia contenciosa y dinámica del juego de fútbol.

Fútbol en Cuba. Foto: Ernesto González

Por suerte, Blatter al parecer no hizo referencias al tema.

Mientras, me pregunto si entre los acuerdos a los que llegaron las autoridades cubanas con la FIFA  hay alguno que ayudaría a crear programas para que los chicos que espontáneamente juegan al futbol en las calles cubanas, puedan tener más espacios para su práctica y entrenamiento.

Porque la espontaneidad de un juego es también auto organización, y yo humildemente quisiera mucho que la capacidad popular de gestionar realidades también tenga su lugar en esos encuentros de barrios, que un día pudieran llegar a ser verdadera escuela para “emprender empoderando”… y una opción donde niños, adolescentes y adultos encuentren un “equivalente moral” a otras prácticas competitivas más perniciosas.

Hacer encuentros de futbol entre equipos barriales espontáneos de gente joven puede ser una alternativa a las pandillas de adolescentes que –lamentablemente- vemos nacer en los barrios de las grandes ciudades cubanas.

Ojalá la FIFA estuviera de parte de un futuro de paz para esos barrios.

Dimitri Prieto-Samsonov

Dmitri Prieto-Samsonov: Me defino por mi origen indistintamente como cubano-ruso o ruso-cubano. Nací en Moscú, en 1972, de madre rusa y padre cubano; viví en la URSS hasta los 13 años, aunque ya conocía Cuba, pues veníamos casi todos los años de vacaciones. Habito en un quinto piso de un edificio multifamiliar, en Santa Cruz del Norte, cerca del mar. Estudié Bioquímica, Derecho (ambas en La Habana) y Antropología (en Londres). He escrito sobre biología molecular, filosofía y anarquismo, aunque me gusta más leer que escribir. Imparto clases en la Universidad Agraria de La Habana. Creo en Dios y en la posibilidad de una sociedad donde seamos libres. Junto con otra gente, en eso estamos: deshaciendo muros y rutinas.

Dimitri Prieto-Samsonov has 213 posts and counting. See all posts by Dimitri Prieto-Samsonov

One thought on “Joseph Blatter y el futuro del fútbol en Cuba

  • Me gustó tu post. La FIFA sacará mucho dinero del mundial de 2014 en Brasil, ha sido desalojadas 400 familias de la favela de Pineirinho de los alrededores del Maracaná, solo negocios.

    Si desde los barrios ha de surgir algo como el campeonato que propones, solo será si lo organizan los propios barrios, pero la cultura y la necesidad obligan que el lema de “lo mío primero” sea ley universal en Cuba.

    En la Kid chocolate se juegan torneos de sala organizados espontanemante por gente que se agrupan por municipios.

    Pasará poco tiempo para que todas esas experiencia sean utilizadas por patrocinadores que imprimirán camisetas y las repartirán a los equipos, vivir para ver.

    Que propongo: Trabajar más en los barrios, con la gente, como se pueda, porque al estado no le conviene, trabajo de hormiga enmascarada.

    saludos desde Lyon para ti libertario y buena persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *