José Antonio Aponte, “abuelo de la Patria cubana”: ausencia y vindicación

Dmitri Prieto

Ofrenda 2013.

HAVANA TIMES — La esquina de las habaneras calles Monte y Aponte fue escenario este 9 de abril de un hecho insólito: una bien diversa congregación ocupaba el espacio público, cantaba el Himno Nacional e “intervenía” una de las paredes. Pero la historia es más larga, y debe ser contada.

José Antonio Aponte podría ser una figura clave en la Historia de Cuba. Negro libre, artesano y artista, habitante de la (todavía hoy) popular barriada de Jesús María en la Habana extra-muros, lidereó a principios del siglo XIX una conspiración contra la esclavitud y el coloniaje español.

Fue el primer proyecto de independencia conocido que iba más allá de rebeliones locales de esclavos, e involucraba a sectores blancos. Era un plan formidable, que consistía en una red de contactos a lo largo de la Isla y preveía alzamientos simultáneos para poner en crisis el sistema colonial, cuando ya en América Latina asomaban las luces de la independencia, y Haití había proclamado la abolición de la esclavitud y la creación del primer estado negro del hemisferio.

Delatado por un traidor, Aponte fue apresado y ejecutado el 9 de abril de 1812, hace ya 201 años.

Una sociedad secreta y un libro misterioso

Hábil escultor y tallador en madera, Aponte había hecho una bellísima escultura de Jesucristo que no se conserva, pero que dio el nombre a la calle habanero que aún hoy se llama Jesús Peregrino.

Calle Aponte 2013. Congregación

Existe la tradición oral de que era integrante –ekobio– de la fraternidad secreta Abakuá y conocía bien sus elaborados pictogramas y señas secretas, de ancestralidad africana.

Dicen los reportes de la policía colonial que para la preparación política de sus seguidores Aponte había hecho un libro de dibujos. Delineados con mano experta, aparecían en él retratos de negros en uniformes de General, así como figuras simbólicas alusivas a África, a la libertad, el entrenamiento militar, y muchas cosas más.

El libro –similar en finalidad al famoso “libro mudo” de los alquimistas, que tampoco tenía texto- no se conserva, pero interpretaciones de su supuesto contenido han dado lugar a varios textos de ficción literaria.

Cabeza enjaulada

Después de su asesinato legal, las autoridades coloniales mandaron separar la cabeza de Aponte de su cuerpo, y exhibirla públicamente dentro de una jaula. Para que sirviera de escarmiento a los negros.

También se inventó por esa fecha la frase “más malo que Aponte”, usada en el argot popular hasta hace poco.

El lugar donde pusieron la cabeza enjaulada –Belascoaín y Reina- es hoy un concurrido cruce de calles habaneras donde hay una shopping, una iglesia jesuita, el Templo Nacional Masónico y un parque dedicado a Karl Marx (pocas personas recuerdan ese hecho, pero la cabeza de Marx –no así la de Aponte- es visible en el muro de fondo).

Aqui estaba el Hotel Isla de Cuba

Ausencia monumental

La colonialidad cultural y prejuicios racistas han impedido hasta hoy que hubiera en el sitio una estatua u otro monumento dedicado al líder negro. En 2012 –bicentenario de su ejecución- se esperaba que una Comisión gubernamental compuesta por prestigiosos intelectuales saldara la deuda, pero las trabas burocráticas hicieron que aún hoy no haya ahí nada parecido al monumento propuesto. Y se suponía que sería un memorial bien interesante: una estatua de Aponte triunfal pisoteando una jaula de hierro, similar a la que hubo de contener su cabeza.

En un congreso científico-cultural de la Casa de África, hace ya 2 años, un notable investigador propuso promover una recogida de dinero para pagar la construcción del monumento: así se hacía antes de la revolución. Pero la propuesta “se diluyó”, como decimos en Cuba. Hay Comisión, no hay aún conscripción popular, y Aponte sigue sin monumento.

Los antifascistas cubanos toman cartas contra una memoria demasiado racista (ya hace 70 años…)

Sin embargo, ya en la década de 1940 un grupo de antifascistas cubanos y veteranos republicanos de la Guerra Civil Española –opuestos, lógicamente, al racismo- lograron que una de las calles de La Habana Vieja recibiera el nombre de Aponte. En una céntrica esquina de esa calle pusieron una placa memorial con la leyenda “A JOSÉ APONTE Y COMPAÑEROS: 1812-1943 LA ASOC. DE EX-COMBATIENTES Y ANTIFASCISTAS REVOLUCIONARIOS DE CUBA”. En la tarja, unos hombres negros de fornidos cuerpos rompían sus cadenas, al llamado de la Libertad.

Tarja.

Más respuestas “desde abajo”

El domingo 9 de abril 1995, la Organización de Unidad Abakuá (fraternidad masculina afroancestral cubana) del municipio habanero San Miguel del Padrón hizo un homenaje en el sitio de la tarja. El activista Tato Quiñones, gran luchador antirracista de la Cuba actual, escribió unas sentidas líneas donde citaba al exiliado investigador Leví Marrero, para quien Aponte “demostró poseer una capacidad de organizador y unas condiciones personales que aún sus más violentos denigradores se vieron obligados a reconocer”, así como al primer Historiador de La Habana,  Emilio Roig de Leuschenring, que llamó a Aponte “hombre idealista y generoso, que no sufriendo él los horrores de la esclavitud, quiso salvar de ella a sus hermanos de raza”.

Materia prima

En medio del “Periodo Especial” (la crisis cubana de los ´90), alguien se robó la tarja memorial de Aponte.

Era de bronce, y ese metal es una materia prima valiosa para un montón de productos. Al menos, así reza la hipótesis más probable.

Sólo queda una foto bastante borrosa…

¿Restauración capital o restauración capitalista?

El martes 9 de abril de 2013, el Observatorio Crítico y el colectivo Anamuto organizamos un flashmob en el sitio donde estaba la tarja.

En una de las paredes, hicimos un grafiti, y varios activistas hablaron de Aponte. Pegamos una foto de la tarja, y pusimos un ramo de flores.

El antiguo Hotel Isla de Cuba –en cuya pared estuvo la tarja original- está en “restauración capital”. No logramos enterarnos si alguien sabía del paradero de la placa, pero el barrio nos apoyó con fuerza. Quienes hoy habitan la calle Aponte bien saben quién le dio nombre. “¿Restauración capital, o restauración capitalista?” –preguntaba uno de los concurrentes a la acción.

Abuelo de la Patria

“Aponte es nuestro verdadero Padre de la Patria” – dijo, emocionada, una de las activistas. “Si no el Padre, al menos el Abuelo”, la corrigió otro.

En Cuba, el apelativo Padre de la Patria se reserva a Carlos Manuel de Céspedes, un patricio oriental que en 1868 liberó a sus esclavos para iniciar la lucha independentista. 56 años antes, Aponte –él mismo, ya libre- había intentado que esclavos, esclavas, y habitantes de Cuba en general, se liberaran por sus propias fuerzas.

El racismo, la colonialidad, las desigualdades sociales, la exclusión y el irrespeto a las diferencias aún existen en Cuba, lamentablemente.

Aponte vive. La lucha sigue.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.

Dimitri Prieto-Samsonov

Dmitri Prieto-Samsonov: Me defino por mi origen indistintamente como cubano-ruso o ruso-cubano. Nací en Moscú, en 1972, de madre rusa y padre cubano; viví en la URSS hasta los 13 años, aunque ya conocía Cuba, pues veníamos casi todos los años de vacaciones. Habito en un quinto piso de un edificio multifamiliar, en Santa Cruz del Norte, cerca del mar. Estudié Bioquímica, Derecho (ambas en La Habana) y Antropología (en Londres). He escrito sobre biología molecular, filosofía y anarquismo, aunque me gusta más leer que escribir. Imparto clases en la Universidad Agraria de La Habana. Creo en Dios y en la posibilidad de una sociedad donde seamos libres. Junto con otra gente, en eso estamos: deshaciendo muros y rutinas.

Dimitri Prieto-Samsonov has 213 posts and counting. See all posts by Dimitri Prieto-Samsonov

3 thoughts on “José Antonio Aponte, “abuelo de la Patria cubana”: ausencia y vindicación

  • Martí en Guatemala
    David Vela Salvatierra
    Pagina 135
    Los Negros de Guatemala

  • Gracias por los datos y fechas
    Existe en Guatemala un pueblo de negros, Living Stone. Donde José Martí escribió “los negros de Guatemala ” dicho pueblo fue registrado como propiedad por
    José Máximo Castillo en 1806, 2,200sqklm.
    Pero la tradición oral de Los Caribes de Livingston cuenta que
    José Máximo Castilla, Juan Francisco, Luis y Antonio Baltasar, Sereno Leiva, BABA MASSI (William Henry Brown) y Agustín Wilches (Win-Chinchin) eran partidarios de APONTE.
    Llevo años intentando verificar la información.

  • Entonces, José Martí no es el héroe nacional, sino Antonio Maceo, solo porque es negro. Aunque a mi me parece que Maceo tiene más méritos para serlo por otras razones (que están demostradas históricamente), pero creo que todas las épocas hacen sus héroes, sin embargo considero que hay muchos hombres negros y secesos que involucran a negros, que tienen que ser mejor tratados en nuestra historia (Quintín, Guillermón, etc).
    No podemos precipitar estas cosas sin antes conocerlas con profundidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *