Arreglando el sistema: “Los Chapuceros” en Cuba

Dmitri Prieto

A JE TO! Foto: forum.net.hr

HAVANA TIMES — A alguien en la TV cubana se le ocurrió la feliz idea de trasmitir de vez en cuando los animados checoslovacos de la serie “…A JE TO!”.

No sé qué significa ese título en su idioma nativo, pero esos muñequitos en 3D de finales de ´70 – principios de ´80 conocidos popularmente como “Los Chapuceros”, aún son capaces de provocar sonrisas y carcajadas en muchos de nosotros.

A sus dos protagonistas –Pat y Mat- muy parecidos entre sí, pero con rasgos característicos, siempre les pasa algo cuando intentan dársela de ingenieros aficionados.

El cartoon muy bien puede ser una parodia de los programas de tipo “hágalo Ud. mismo” o para el aprendizaje del “pensamiento lateral”. Porque Pat y Mat tienen la característica de solucionar sus problemas siempre de forma tal que la solución consiste en generar otros problemas.

Hasta que la comicidad llega al punto trágico de que “las cosas hay que aceptarlas” tal y como son. O mejor dicho, tal y como han quedado después de la creativa intervención de un par de esos flamantes expertos.

Esa podría ser una lectura universal de lo que ocurre cuando hay que jugar ajedrez con piezas del mismo color confrontadas a cada lado del tablero. O cuando en vez de arreglar el techo de una casa de campo las múltiples goteras se logran reconducir a varios recipientes mediante un complejo sistema de tuberías hidráulicas armado dentro de la vivienda.

O cuando el intento de limpiar una mancha en medio de la alfombra de la sala conlleva, por recovecos de una lógica absolutamente incuestionable, a la aparición –en medio de la sala- de un lindo cantero de flores montado dentro de un neumático. Porque “los Chapuceros” lo mismo saben de aeronáutica, que de electrónica, que de automovilismo y arquitectura.

Tal es –repito- la lectura universal. Pero en Cuba, hoy, en la segunda década del XXI, esas piezas maestras del audiovisual europeo de hace 30 años, tienen también otra lectura.

Los “Chapuceros” habitan la cotidianidad de una Europa de “socialismo realmente existente”. Una Checoslovaquia a escasos años de la invasión de 1968 que sus habitantes jamás olvidaron. Un país resignado a seguir siendo lo que era… hasta que no lo fue más.

Estoy seguro que muchos checos y eslovacos aún ríen con sus “Chapuceros”. En lo que a nosotros los cubanos se refiere, no sólo se trata de humor, sino también de una sátira muy vigente, una sátira contra aquellos “entendidos” que sin saber nada de nada ni apreciar los posibles impactos, se han metido con problemas de tremenda trascendencia.

¿Quién sabe hasta cuándo seguirán nuestros “Chapuceros” inmunes a tomar en cuenta lo que les pasó a sus colegas este-europeos?

Pero cada vez que veo en la TV cubana un “nuevo” muñequito del serial, pienso que a lo mejor alguien más “allá arriba” llega –“Chapuceros” mediante- a la conclusión de que cuando hay goteras lo mejor no es insistir en reconducir “mejor” el agua que cae del techo, sino arreglar el propio tejado.

Y si es junto con mucha más gente, quienes pueden protegernos contra la soberbia y el “pensamiento creativo” mal aplicado, mucho mejor.

Dimitri Prieto-Samsonov

Dmitri Prieto-Samsonov: Me defino por mi origen indistintamente como cubano-ruso o ruso-cubano. Nací en Moscú, en 1972, de madre rusa y padre cubano; viví en la URSS hasta los 13 años, aunque ya conocía Cuba, pues veníamos casi todos los años de vacaciones. Habito en un quinto piso de un edificio multifamiliar, en Santa Cruz del Norte, cerca del mar. Estudié Bioquímica, Derecho (ambas en La Habana) y Antropología (en Londres). He escrito sobre biología molecular, filosofía y anarquismo, aunque me gusta más leer que escribir. Imparto clases en la Universidad Agraria de La Habana. Creo en Dios y en la posibilidad de una sociedad donde seamos libres. Junto con otra gente, en eso estamos: deshaciendo muros y rutinas.


2 thoughts on “Arreglando el sistema: “Los Chapuceros” en Cuba

  • el 25 agosto, 2012 a las 9:30 am
    Permalink

    Este articulo me recuerda al Chapucero en Jefe. Ese que siempre fue experto en todo y al que casi todo le salio mal.

  • el 23 agosto, 2012 a las 5:48 am
    Permalink

    “A je to” significa “Y ya está”

    Corta y clava, en cubano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *