Viven muy felices, no digo yo

Dariela Aquique

Foto: Elio Delgado

Silvio Rodríguez, dice en una de sus canciones: Viven muy felices, No digo yo, los que repiten la lección como aprendices, los que no buscan más allá de sus narices.

Esto habla de estar inmerso en la ignorancia, sin grandes aspiraciones, conformes con una elemental vida, aceptando una cotidianidad tan común, como creyendo que no existe otra cosa.  “Coexistir y ser con tan poco.” (mejor dicho: y creer que con tan poco) se es feliz.  El hombre mediocre no se interesa por explorar más allá, su radio de acción se hace tan pequeño, como escasos sus campos de neuronas.

Leyendo un texto, descubrí aproximación entre la canción de Silvio y aquellas geniales sentencias del lingüista Noam Chomsky.  El argumento consiste en una lista, donde explica las “10 Estrategias de manipulación.” mediática. Sería acertadísimo hacer un artículo, deteniéndose uno a uno en estos puntos dados por el intelectual y establecer sus contactos con nuestra realidad.

Esto exigiría un extenso trabajo, que por razones de pronta comunicación, desecho.  Voto entonces por este comentario, deteniéndome solo en 2 de los 10 elementos citados:

7.  Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad.  Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud.” La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores, debe ser la más pobre y mediocre posible…, (ver-Armas silenciosas para guerras tranquilas-)”

8-Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad. Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto.

En Cuba: Somos un pueblo alfabetizado, más no educado.  Somos un pueblo instruido, más no culto.  Somos un pueblo comunicado, más no informado.  Las estadísticas de promoción educacional en el país dan la impresión de que la gran mayoría de la población cuenta con un nivel considerable de aprendizaje.  Pero no pasa de ser solo apariencias, en realidad no hay tal eminencia.  La educación aquí es ampulosa cuantitativamente, más que cualitativamente.  ¡Tenemos muchos profesionales!, sí, pero en un gran número mediocres.

Esto quedó demostrado en los recientes exámenes de comprobación (de español), aplicados a cursantes de los últimos años de carreras universitarias, los que arrojaron resultados alarmantes, al constatar que una cifra elevada de casi profesionales, desconocía las más elementales reglas ortográficas, sin hablar de los problemas de redacción, estilo, caligrafía e interpretación que fueron detectados (elementos estos propios de las más primarios niveles de instrucción).

Podría estar ejemplificando todo un día, más solo pretendo llamar la atención en el asunto, del acceso, conocimiento y capacidad para operar las tecnologías y las más novedosas técnicas de comunicación en Cuba, ni comentar, es totalmente insuficiente.

La cultura del mal gusto pulula, los más jóvenes se regodean en la preferencia por la cursilería, el melodrama, el lenguaje chabacano, la mala educación formal, la moda kisch, el esnobismo y el más prosaico reguetón.  Estas son difundidas y estimuladas por los medios.

La posibilidad del debate es inexistente.  Así la gran masa termina por acostumbrarse a su pequeñito mundo estival sempiterno, Así perduran sistemas totalitarios y no saben más allá y no exigen más allá y no luchan por llegar más allá y sus gentes viven muy felices, no digo yo.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

2 thoughts on “Viven muy felices, no digo yo

  • A decir verdad!,aprendi a decir “por favor” y gracias cuando llegue a Alemania y despues en mis viajes a Latinoamerica,la unica vez que viaje a Cuba,en casa de una amiga(madre de rafael,amigo de la infancia),cada vez que me invitaba a almorzar o comer,yo le decia “gracias”,un dia se enfado tanto,y me dijo “que tantas gracias y gracias”Tu sabes que esta es tu casa y para mi tu eres como un hijo!! me rei mucho, en mis viajes a Latinoamerica,descubri que tambien dicen “por favor ” y “gracias”,pero no en Cuba,te dicen Señor o señora,siempre hay un respeto hacia las personas,a veces me pregunto ,si tiene que ver con la cultura,o la Iglesia,aqui si entras a una cafeteria o algun local…siempre te dicen “por favor”(bitte)..ademas,una clase por TV ,puede cambiar la palabra de un maestro o profesor??

    A mi amiga la Giraldilla,no se donde vives,creo en Italia,pero el alfabeto aleman no tiene la ñ me la arregle apretando en el teclado la tecla alt (significa viejo),yo aprieto esa tecla y despues marco el 164 y me sale la ñ..como ahora,puedes probar,en el teclado..la musica juega … un papel importante,es un “mensaje” subliminal,lo mismo en los años 60 ,70 donde en Cuba se prohibia oir Musica en ingles,pero en Radio cadena habana,habia un programa se llamaba Now,se criticaba a EEUU..pero ponian musica en Ingles,por supuesto de EEUU,el reguetton juega el mismo papel en Cuba…se Difunde,por todos los medios,es una forma de “contencion”a la juventud,los deseos “refrenados” del ser humano,a parte de grupos de reguetton como el de Santiago de Cuba Cola loca! donde tienen temas interesantes como “Cuba se Extraña” o “la estafa del bablao” donde hablan de realidades! no conozco a todos,pero en si,se acabo la SALSA!?

  • El pueblo cubano pero anos atras no era asi, era un pueblo educado, instruido, culto, la malaeducacion y la ignorancia son de los ultimos 5 – 6 anos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *