Santiago de Cuba: Ciudad de tradiciones

Dariela Aquique

HAVANA TIMES, 14 feb — De pequeños, cuando mi hermano y yo íbamos de paseo con mi madre, siempre le pedíamos nos llevara al parque donde tocaba la orquestica, era así como nuestra inocencia pueril nos hacía llamar a la Banda Municipal que amenizaba las tardes de sábado y domingo en el parque de Céspedes.

De adulta siempre que puedo me voy al viejo parque y espero el toque del Ángelus de la Catedral, con el que se da inicio a las retretas sabatinas o dominicales.

Allí recuerdo como mamá nos explicó que aquel pequeño concierto era una costumbre heredada de las armonías que las bandas militares ofrecían en plazas y lugares públicos para el recreo de los vecinos que concurrían a los paseos vespertinos y nocturnos; que este tipo de toques se hacía también en ocasiones especiales, como la celebración de alguna fecha importante.

El hecho es que esta retreta venida del argot militar, hace parte de la vida cultural de muchas ciudades y en la mía especialmente es una tradición.

Es así que siempre disfrutaremos de los músicos colocados en un semicírculo y al centro la pequeña tarima del director. Clarinetes, flautas, oboes, cornos, picolos, fagots y saxofones combinados con las sonoridades de las trompas, tubas, trompetas y trombones que parecen adelantarse o rezagarse a los ostentosos ecos de la pulsación de los redoblantes, bombos y platillos.

Esta delicada mezcla de las familias de los instrumentos de vientos y los de percusión, nos regala piezas antológicas del repertorio nacional y universal. Escuchar cualquier sinfonía clásica o  que un danzón o una contradanza, bien criollas, inciten a bailar a una pareja de longevos.

Pero no solo la retreta del parque agrupa público a su alrededor, hay también otro tipo de agrupaciones que interpretando otros géneros musicales atraen a los transeúntes e interactúan con ellos invitándolos a moverse al compás de la rumba o el guaguancó.

Esta otra vertiente de nuestra policromática cultura adquirida de nuestros ancestros africanos, pero que tiene también elementos de las bulerías españolas, es interpretada golpeando cajones y tambores acompañados de claves, catá, chequeré y palmadas, con cantos muy originales donde aflora la idiosincrasia machista cuando en el baile el varón parece someter a la hembra a su voluntad.

La tentación de mover las piernas es irresistible, como lo es contener la risa ante un turista que no logra empatar sus movimientos a la cadencia.

Las tardes de fines de semana, las calles de mi ciudad se llenan de sonidos, sean los de la retreta o la de los rumberos. Cada cual irá a escuchar los ritmos que prefiera. Yo gusto de los dos, por un momento, mis coterráneos y yo olvidaremos las penurias y alegraremos nuestras tardes-noches a fuerza de tradiciones.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Dariela Aquique has 266 posts and counting. See all posts by Dariela Aquique

5 thoughts on “Santiago de Cuba: Ciudad de tradiciones

  • Gracias por escribirme….lo que dices es real…en una calle de Berlin…me encontre con alguien….es o era holandesa….creo que lo he escrito en este espacio….”como enamorado le dije yo vengo de Cuba”…..y solo me dijo “La isla musical”?? me gusto la frase…..los carnavales hace mas 18 años que ni lo veo!!
    Amigo “la descrininacion”?tiene muchas “formas y colores”…no se dondes vives!,pero como escribes “eres cubano”,pero tenemos un “regionalismo” ….es “falso” por lo menos en el “extranjero” solo decir “soy cubano”…..

  • Saludos, otrodiferente:
    Pues nada de discriminación hermano. Al contrario. Lo que quiero decir es que el sabor e influencia de las retretas en provincia nunca los he visto en la capital. En el “interior” se convierten en acontecimiento. No por gusto los carnavales de Chago son los mejores de Cuba.

  • Isidro…saludos hermano…lo “del interior”? tiene que ver con “alguien”?…..no todo “puede pasar en la capital”,por ej …regueton,Kola loka ” donde estan??…ni idea donde estan?,pero creo que “surgieron en Guantamo”…”pasaron” por Stgo…”nadie en el “interior” le hacia Caso…..todo “tiene que pasar en La habana”?? solo pregunto…?…pero no estoy en “contra de La Habana”….solo que lo que escriban u opinen “somos cubanos (as)….asi es mejor….

  • Buena nota “de color”, que recoge una de las tradiciones que mejor definen el panorama cultural de nuestros pueblos “del interior “, aunque también se manifieste de algún modo en la capital. Aquello de que “Cuba es su música” no es exageración, ni mero convencionalismo. Así somos. Bravo, Dariela.

  • Hola Princesa!! yo estudiaba en la Otto Parellada,una secundaria,que queda o quedaba,despues de la casa de “ajedrez”ya se me olvidan los nombres de las calles,pero si recuerdo la “banda municipal”,el Casa Granda,tambien como me “comia” las guasimas ..y sentado en el Parque Cespedes….esperando “alguna novia”…..la “banda municipal” tocaba……yo no entraba a clases,esperando la novia……(siempre de enamorado)….quizas pensaba que era un “casanova”…..pero era “chevere”…….

    Dariela ,gracias por el articulo…muy bello por cierto….y de verdad,me hicistes recordar “muchas cosas”…se dice que ” de los recuerdos no se vive….pero se “recuerdan”…..con el “perdon de tu esposo” de doy un beso””…cuidate mucho..y mi beso es “con sabor a Santiago de Cuba”” un abrazo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *