Prefieren el Barça o el Real Madrid a la serie nacional

Dariela Aquique

El equipo Cuba en un evento internacional.

HAVANA TIMES, 8 abr — Recientemente en el Noticiero Nacional de Televisión escuché un reportaje de la periodista y comentarista deportiva Julita Osendi. Ella hacía un llamado de atención sobre cómo la población cubana estaba perdiendo la pasión por el béisbol (la pelota), designado el deporte nacional.

Decía que no hay calle, parque o campo abierto en el que no se vea a grupos de jóvenes jugando fútbol, que se  ha desatado una efusión gigantesca por este deporte, lo que ha resultado que la “tan amada pelota” haya perdido una buena parte de su afición. Insistía la comentarista en analizar las causas que provocaban tal desinterés por la actual y las más recientes Series Nacionales de Béisbol y la preferencia por los clubes de fútbol Barça o Real Madrid.

No entiendo por qué, esta profesional del deporte y de los medios; toma parte de su tiempo para hacer un reseña como esta, la que hasta un niño de cinco años entendería los motivos.

¡GOOOOOOL!

El fútbol es el más universal de los deportes o el deporte de las multitudes, como suele ser llamado. Su práctica data de siglos atrás.

El Fútbol Club Barcelona (el Barça) fundado en 1899 y la Sociedad Madrid Foot-Ball Club (el Real Madrid) en 1902, desde entonces y hasta hoy han desplegado una labor deportiva encomiable. Ambos tienen como principales características su carácter polideportivo; además de sus secciones principales cuentan con otras secciones profesionales.

De acuerdo con un estudio de la Universidad Harvard, el Real Madrid es el club de fútbol con más seguidores del planeta con más de 228 millones de fanáticos y el Barça, el segundo, quien lo enfrenta en “El Clásico,” siendo este uno de los cotejos de mayor rivalidad del fútbol mundial.

Ambos clubes han hecho grandes inversiones en el fichaje de sus grandes estrellas de diferentes nacionalidades. Por citar algunos ejemplos:

El Barça: a Helenio Herrera, Johan Cruyff, Maradona, Schuster, Lineker, Koeman, Guardiola, Sotichkov,  Ronaldinho, Eto´o,  Deco y mas actualmente con el astro Lionel Messi.

El Real Madrid: a Di Stéfano, Kopa,  Ferenc, Butragueño, Ronaldo, Suker, Zinedine Zidane, Luís Figo, Owen o Roberto Carlos. 

STRIKE CANTADO

Por lo que no deja de ser paradójico hacer una crítica como esta, con  la tremenda promoción que les dan por la TV nacional, siendo un deporte de millonarios en un país donde el gobierno ha criticado fuertemente al deporte profesional. Ejemplo es el béisbol (grandes ligas) que está vetado en la TV y la prensa.

La cuestión económica es otro factor importante, para jugar el fútbol se necesita solo un balón y para jugar el béisbol, todo un utillaje. Un país con poco poder adquisitivo entre la población, no debería instaurar como su práctica deportiva primaria una modalidad que necesita de grandes inversiones.

Si ahora mismo nuestros jóvenes o nuestra afición deportiva siente más apego por clubes foráneos, que por los equipos nacionales y por el deporte que se decretó como casi un símbolo más de la Nación, esto podría interpretarse también como uno de los rasgos de la crisis que afronta la identidad nacional, manifiesta más explícitamente en sus generaciones más nuevas.

El deporte, más que competencia es espectáculo de atracciones. La factura del diseño de nuestras Series de béisbol, dejan mucho que desear. Sin hablar del nivel de politización, donde al comienzo de cada temporada tenemos que oír latosos discursos de corte político, donde las frases: deporte socialista o atletas revolucionarios nunca faltaran.

Nuestros equipos han sufrido cuantiosas perdidas de jugadores prometedores que han optado por quedarse fuera de Cuba, porque solo así podrán alcanzar el sueño de todo deportista, jugar en grandes ligas y ser además bien remunerados por ello.

La más grande aspiración de un pelotero cubano es hacer parte del Team Cuba, que es el que representa al país en eventos internacionales. Dicha selección ha estado siempre mas condicionada por estrategias políticas y valoraciones de “las condiciones de atleta comprometido con la Revolución,” que con la calidad de ellos en el terreno.

Es por esto que muchas veces nos preguntamos, ¿por qué no está tal o cual primera base o jardinero o pícher en la selección? Y por que las ultimas actuaciones de nuestro equipo en grandes eventos internacionales no han dejado muy orgullosa a la afición.

Antes del triunfo de la Revolución existían en Cuba 951 instalaciones deportivas, se participó en siete Juegos Olímpicos por medio de 114 deportistas y la conquista de 14 medallas, de estas cinco de oro. Esto es muchísimo más que lo que ha logrado  incontable número de países en toda su historia. Sin embargo, son datos que se minimizan y se trata de hacer ver que solo después del triunfo hubo deportistas o práctica deportiva.

Es como si figuras de la talla de  Ramón Fonst,  campeón Olímpico de esgrima en París 1900 y San Luís 1904, Manuel Dionisio Díaz, titular en 1904 del sable individual y José Raúl Capablanca campeón mundial de Ajedrez desde 1921 hasta 1927 o el flagrante campeón mundial de boxeo profesional Kid Chocolate y un pelotero de la estatua de Martín Dihigo, único elevado al Salón de la Fama en 4 países, Cuba, México, Estados Unidos y Venezuela, hubieran sido milagros prerrevolucionarios

En la página de deporte de la Enciclopedia cubana Ecured, dice:

Deporte en Cuba, antes del triunfo de la revolución carecía de apoyo estatal la práctica masiva de ninguna disciplina, no existían planes de infraestructura deportiva o escuelas especializadas en esta esfera. Solo constituía privilegio de algunos (…) A partir del triunfo revolucionario de 1959, el deporte cubano experimenta un giro total (…) Comienza a formarse toda una infraestructura para llevar adelante el movimiento deportivo cubano, alcanzar la practica masiva en toda la isla, (…) La práctica deportiva cubana, sus logros y resultados, han llevado a Cuba a convertirse en una verdadera potencia en esta rama y a ser objeto de admiración en todo el mundo. El deporte no es solo un derecho otorgado por la Revolución, sino que constituye, además, una expresión de su modo de vida.

Después de leer esto, es inentendible como Julita Osendi se pregunta por qué prefieren el Barça o Real Madrid a la Serie Nacional.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


8 thoughts on “Prefieren el Barça o el Real Madrid a la serie nacional

  • el 10 abril, 2012 a las 2:59 pm
    Permalink

    Una pequeña precision, Luis Figo y Ronaldo antes del Madrid estuvieron en el Barça. Muy buen articulo.
    Desde joven cuando aun estaba en Cuba a mi me llamaba la atencion la falta de merchandaizing (se dice asi, no?) de los clubs de pelota en Cuba, ni una banderita ni siquiera una gorrita, hasta los colores de los equipos a veces eran confusos, hasta que por fin mas o menos se impuso el azul para Industriales, el naranja para La Villas, el negro para Orientales, etc… y ya no te digo que vendieran una camiseta de tu equipo favorito. En mi casa habian banderines de los antiguos equipos de pelota prerrevolucionarios, el Almendares, de color azul con un alacran, y el Habana, rojo con un leon, todavia me acuerdo, y mi abuelo me explicaba de los campeonatos, etc…
    En esto influye mucho la politizacion del deporte: Si no transmiten las Grandes Ligas, y en cambio dan la Champions en la Tv, la Liga española y la inglesa, etc… pues la gente cada vez mas se van interesando mas por el futbol y dejando de lado la pelota, que tengo entendido que esta un poco de capa caida, con pocas victorias internacionales. Por esta experiencia vivida es que me molesta cuando quieren hacer politica nacionalista con mi equipo favorito el Barça, cuando dicen “El Barça, algo mas que un club” , yo les replico que precisamente lo que debe ser es solamente un club y nada mas. Solo deporte y la politica fuera.
    Ademas estoy de acuerdo con Jesus en que el beisbol es aburrido, y eso que en Cuba por el ahorro de electricidad los juegos los agilizan un poco, en los USA un juego de pelota dura horas y horas. Ademas quiero añadir a esto lo de los uniformes de los deportistas: son mucho mas vistosos los de los futbolistas que los de los peloteros, y todavia en Cuba tienen un poco mas de color, porque en los USA son casi todos grises que parecen pijamas.

  • el 10 abril, 2012 a las 2:46 pm
    Permalink

    Creo que lo q mas contribuye a que la juventud haya cambiado de direccion hacia el futbol es que el futbol que estan mirando es de buena calidad, si les pusieran los partidos del campeonato nacional no creo que se hubiera tenido los mismo resultados. Por otro lado esta la parte economica. Hace 20 anos todavia se podian encontrar guantes de pelotas, pelotas bates y con esos ingredientes hacer un equipo. En los lugares donde habia terreno para jugar pelota “al duro” pues se jugaba cuatro esquinas, por lo menos se podian encontrar pelotas de tennis y descuerarlas para jugar. Ahora la parte politica: De la misma manera que tratamos al Futbol debieramos hacer con el resto de los deportes (SI YA SE LO QUE ME VAN A DECIR), porque es tan profesional la liga espanola de Futbol, como la Italiana o Rusa de Voli, como la Espanola o la NBA de Basket, como las Grandes Ligas o la Liga Japonesa en pelota. Solo es un problema de voluntad de quien dirige (como todo) le damos a las cosas las connotaciones por lo que nos duele. Y saben pq ponen el Futbol porque no hay algun cubano de los que se han ido que haya llegado a ella. El dia que llegue alguno, volveremos a ver a Messi y a CR7 en los mundiales cada cuatro anos.

  • el 10 abril, 2012 a las 1:42 am
    Permalink

    Querida Dariela,
    Has dado con la causa del problema. Yo esto lo vengo analizando desde hace tiempo y no me explico cómo es que el béisbol todavía arrastra a tanta gente.
    Aparte de lo económico (como tú bien señalas) que yo me he preguntado muchas veces hay otra cosa:
    Un juego de pelota da sueño mientras un lanzador se pone de acuerdo con su receptor o un manager que puede interrumpir las veces que lo desee. El fútbol contrasta con dinamismo a lo largo de todo el partido y sin tantas cabidas para jugadas de apreciación: que si la pelota estaba “fuera de zona” o el fault debió ser out. La gran cantidad de, a veces estúpidas, reglas del juego hacen que la afición no lo pueda seguir connlevando a la pérdida de interés. El fúbol es sencillo, dinámico y fácil de practicar. He ahí la fórmula de su éxito.

  • el 9 abril, 2012 a las 3:45 pm
    Permalink

    Vaya, eso es ridiculo pensar que ahora ya no se tendra influencia de los gringos porque el beisbol ha perdido fanaticada… ahora se tiene influencia exclusiva del poderoso don dinero, ahora si la cosa esta todavia mas jodida, ah? el futbol profesional y las organizaciones que se dedican a su comercializacion no son sino corporativos que manejan billetadas provenientes de cualquiera y de cualquier parte, no hay una claridad en cuanto al origen de esos dineros y tampoco hay organo que escape a sus corruptas manos. Que porque acapara tantas horas de television? que porque se comercializa tanta ropa deportiva para este circo mas que para algunos deportes? que porque la industria de los videojuegos ha volcado todos sus animos a futbolizar a los videoaficionados? son apenas unas cuantas preguntas al porque no cualquiera es fichado en un club para llegar a primera division profesional fundamentado solo en sus capacidades, no a cualquiera se le pagaran de menos 1500 dolares semanales siendo jugador de banca en un equipo profesional de una liga regular.

  • el 9 abril, 2012 a las 10:50 am
    Permalink

    En realidad la afición al béisbol en Cuba tiene bastante de influencia norteamericana. Solo existe afición grande al béisbol en Estados Unidos, Cuba, Japón y algún país pequeño mas. Por otra parte el fútbol es un deporte muy minoritario en los Estados Unidos, donde, en gran parte se ve como algo foráneo.

    Lo que quiero decir es que el paso del béisbol al fútbol en Cuba es una manera de alejarse de la influencia del poderoso vecino del norte.

  • el 9 abril, 2012 a las 2:28 am
    Permalink

    Hay mucho influyendo detrás del actual letargo del béisbol nacional, desde el decaimiento de nuestra selección nacional hasta lo deslucido de las series locales, amén de la eterna falta de topes con grandes ligas y el éxodo constante de estrellas. Para colmo de males, la pelota quedó fuera de los Juegos Olímpicos. Y como contraparte, tenemos a un fútbol que cada día enfatiza más el sentido del espectáculo (lo cual no está mal en esencia), catapultado por una riada de dólares o euros que pasan de un club a otro según estos e intercambian sus respectivos astros del deporte rey. Nada, que la pelea es de león pa’ mono… y ya sabemos cómo queda el mono

  • el 8 abril, 2012 a las 8:58 am
    Permalink

    Butragueño era español no era internacional pero eso es lo de menos buen articulo

  • el 8 abril, 2012 a las 7:38 am
    Permalink

    Mis sobrinos son un ejem del cambio en la juventud cubana por el football, uno tifa el Manchester y el otro el
    Chelsea, cuando supieron de mi viaje a Cuba la 1era cosa que me pidieron fueron los uniformes de esos clubes con tanto de nombre de los jugadores preferidos y les lleve una revista espanola que se llama Futbolistica con todos los clubes espanoles e ingleses, bueno cuando el mas grande que esta estudiando el 1er ano en la Cujae llevo la revista a escuela un estudiante le dijo que le daba por la revista 12 CUC asi que se pueden imaginar el apasionamiento que hay en Cuba por el football

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *