Decepciona el día internacional de los derechos humanos

Dariela Aquique

Imágen: asambleanacional.gob.ec
Imágen: asambleanacional.gob.ec

HAVANA TIMES — Pasa el día Internacional de los Derechos Humanos y Ziad Abu Ein, un Ministro palestino que asistía a una siembra de olivos en las cercanías de Ramala, fue asesinado por un soldado israelí que le dio culetazos de fusil en el pecho y golpes de cascos en la cabeza, los que junto a la inhalación de los gases lacrimógenos le provocaron un coma del que no salió con vida.

Del otro lado del mundo, aún el duelo y la incertidumbre reinan en México por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. Un poco más al Norte, en diferentes ciudades y Estados norteamericanos continúan las protestas por la absolución del policía que abaleó al joven afrodescendiente Michael Brown.

Y en la víspera, Estados Unidos reconoció públicamente los métodos de tortura usados por la CIA con sus prisioneros, presuntos extremistas. Crímenes abominables y total violación de los derechos humanos se han cometido en nombre de la lucha contra el terrorismo.

Al Sur, en el gigante latinoamericano, la Presidenta Dilma Rousseff no puede evitar las lágrimas ante la Comisión de la Verdad, creada en Brasil para investigar todas las violencias cometidas en tiempos de la dictadura. Y en esto hay un pequeño hálito de esperanza de que la justicia haya de llegar aunque sea tarde allí donde hace falta.

Pero esto solo es del lobo un pelo, Ban Ki-Moon rechaza lo ocurrido en Cisjordania, pero todos sabemos que la ONU es una institución virtual. La impunidad reina en este mundo, donde los que se erigen con el poder (sean de izquierda o de derecha) hacen y deshacen a su antojo.

Maduro sigue campeando por su respeto en Venezuela, con sus discursos de guapería versus imperialismo.

Y en casa, los titulares hablan de la efeméride, argumentando la labor de la isla en pos de los derechos humanos de los niños a la educación y la salud gratuitas, ponen fotos de pioneros sonrientes y de consultorios médicos y hacen mutis con el tema de la democracia. Y ni hablar del asunto de la disidencia en Cuba.

Tal vez algún día, como se desclasificó el asunto del empleo de la tortura como método de la CIA, salgan a la luz los tantos y tantos atropellos a los derechos humanos que el gobierno de La Habana guarda con tanto sigilo. Tal vez no esté tan lejos el día que exista una Comisión de la Verdad acá en la mayor de las Antillas y la justicia llegue aunque tardía pero segura.

Ese podría ser del lobo otro pelo y quizás en años venideros el Día Internacional de los Derechos Humanos pase menos triste y decepcionante.

 

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


18 thoughts on “Decepciona el día internacional de los derechos humanos

  • el 15 diciembre, 2014 a las 4:24 am
    Permalink

    Rescate del ciudadano del 100% de la responzabilidad sobre todos los aspectos de la sociedad y cero tutelaje de cualquier tipo. La responzabilidad , da poder de decision, algo que nos quitaron.

  • el 14 diciembre, 2014 a las 4:39 am
    Permalink

    Este tema, estimada Miranda, da para mucho hablar. Hasta donde conozco, en los casos de desalojo en la Isla, se recurrió a la medida con “okupas” es decir, personas que tomaron por la fuerza algún local, o que levantaron inmuebles ilegales, porque no creo que a ningún ciudadano poseedor de su propiedad se le haya desalojado. Esa es mi impresión, y si me equivoco, corrígeme, por favor. Cosa que sí ocurre en China, bajo presión de los promotores inmobiliarios, que son auténticos tiburones en eso de ofrecer una compensación con frecuencia inadecuada por construir sus palacetes en terreno previamente ocupado, y luego echan a la gente a la calle a cómo dé lugar. Ahí la gran diferencia.

    Pero a lo que me refiero en esencia es que nunca he visto a las 30 (o cien o quinientas) Damas de Blanco – y a otros opositores – salir a protestar por temas que afecten de forma inmediata a la población en su cotidianidad. Ni siquiera a favor de los “palestinos” a los que no dejan vivir en La Habana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *