Obelisco al Cimarrón

Dariela Aquique

HAVANA TIMES — El Obelisco al Cimarrón es una obra monumental hecha en bronce y hierro, que está enclavada en medio de una colina en el poblado El Cobre de Santiago de Cuba, en homenaje a una de las primeras sublevaciones de esclavos que tuvo lugar en el país.

Esta tierra de gran tradición de lucha fue escenario de muchas insubordinaciones y acimarronamientos* en los años 1673, 1691, 1731, 1737 y 1781. Pero la del 24 de julio de 1731 se califica como una de las más importantes protestas esclavas en Cuba. Su carácter e importancia ha sido señalado por varios historiadores.

Siendo considerado una de las mayores y tempranas manifestaciones del advenimiento de lo criollo en el Siglo XVIII.

Y el artista de la plástica Alberto Lescay Merencio, escultor, pintor y dibujante. Quien ostenta un amplísimo curriculum que le confiere a su obra una alta estima en la plástica cubana y universal contemporánea; quiso tributar este hecho. En 1997 construyó el monumento.

Los visitantes al afamado poblado, no solo van a ver a la Virgen patronal de los cubanos, sino que también se sienten tentados a escalar el cerro y hacerse fotos junto al monumento al Cimarrón.

Una suis generis escultura de metal y piedra, que se erige sobre una nganga**, donde creyentes y practicantes de religiones afrocubanas llevan sus ofrendas. Además de que cada año durante las fiestas de la Cultura de Origen Caribeño, allí se realizan bailes y rituales.

Haces unos años subir a la colina, era un agreste y difícil paseo que demandaba mucho deseo de conocer el obelisco. Hoy se ha construido una escalinata que hace más fácil la escalada.

El poblado del Cobre exhibe sus dos grandes elevaciones. El bello y suntuoso santuario de la Virgen de la Caridad. Pero muy cerca de allí una figura indefinida que puede recordar un brazo extendido o un arma de combate, está el homenaje a los negros que padecieron la cruel y denigrante condición de la esclavitud.
—–
*acimarronamientos: Nombre que se le dio a las fugas de los esclavos.

**nganga: Prenda de la Regla de Palo Monte (religión afrocubana), que consiste en un caldero de metal, que contiene, palos, piedras, metales y huesos.

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *