No me grites….

Dariela Aquique

El ejemplar Nelson Mandela. Foto: wikipedia.org

HAVANA TIMES —“No me grites, que no hay por eso más razón en lo que dices”. Así decía el estribillo de una canción de Beatriz Márquez, muy de moda por allá por los años 80, cuando yo era una adolescente.

Y esta muletilla me viene como anillo al dedo, siempre leo a alguno de los comentaristas de Havanatimes, con sus peroratas cargadas de insulto, insolencia y desprecio para los articulistas, que como yo, no compartimos su punto de vista.

La injuria y la grosería, son recursos a los que se suele apelar, cuando se está falta de argumentos contundentes, o cuando se peca de escasa fraseología y capacidad de réplica. Y muy subiditos son los tonos que usan nuestros oponentes. Los que al leerse parece que te estuvieran gritando.

Ellos deben agradecer la oportunidad que les brinda nuestro editor, de que se hagan oír sus berridos. Ya que el web site es un espacio real de confrontación de criterios,  donde se publican, sin censura todas las opiniones, por tropezadas que sean. Todo lo contrario de sitios como Cubadebate, donde casi nunca se puede leer una opinión contraria a sus crónicas.

A propósito de uno de mis últimos posts, referido a Chávez, un comentarista, de cuyo nombre, no quise ni fijarme… (con licencia de Cervantes), no fue más ofensivo, porque no era posible. Lo que hacía más clara su pasión por ese mandatario, el que también padece muy a menudo, del mal de los rugidos.

Él, es a mi juicio uno de los políticos más histérico de los últimos años. Recordemos su intervención en la Cumbre de Copenhague, donde después de haber hablado un homólogo, el presidente de los Estados Unidos, este señor expresó: ¡… huele a azufre, acaba de pasar por aquí el Diablo…! O cuando ha proferido maldiciones a otras naciones, como en aquella ocasión, donde gritó con fervor: ¡…te maldigo Israel!

Y para nada necesita un gobernante andar haciendo gala de su fanfarronería, (claro, que esto es propio del nuevo modelo político populista latinoamericano y el tipo de audiencia a quien va dirigida).

Recordemos a notables personalidades de la política del Siglo XX, que han pasado a la posteridad con mucho prestigio y que siempre son recordadas por su compostura y amenidad, como modelos de la política tanto dentro de sus países como internacionalmente y cabe citar a Nelson Mandela, El Mahatma Gandhi, Ho Chi Minh o James Carter.

A todos les tocó vivir períodos y circunstancia diferentes, y han sido respetados y queridos por su pueblo, incluso a veces y como es el caso del último, no habiendo sido muy popular. Es que estos jerarcas,  con más o menos razón en lo que decían, nunca lo hicieron a gritos.

Estimados antagónicos comentaristas, tomad ejemplo, no me griten….

Dariela Aquique

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.


7 thoughts on “No me grites….

  • el 4 febrero, 2013 a las 1:15 pm
    Permalink

    Creo que son apenas ‘estilos’ distinctos. Siempre haberá uno Malcolm X para un MLK, un Fidel para un Mandela (inclusive son amigos de longa data).

    Cuando Chávez exclamó ‘vajan al carajo, yankees de mierda!’ no solo estaba profanando en un discurso. Estaba exclamando el grito engasgado en la garganta de miles de latino-americanos que sufrieran bajo las políticas externas de los EEUU, con sus diversos golpes, intervenciones armadas, y assassinatos.

  • el 27 enero, 2013 a las 9:53 pm
    Permalink

    Dariela:
    Pienso similar a [email protected] No debes tomar tan a pecho las reacciones de los comentadores, a menos que se dediquen al ataque y la injuria personales. Y no creo que eso sea común en HT. Si comparas con otros sitios donde se opina sobre Cuba, el promedio de los comentarios aquí suelen ser bastante comedidos. Una vez , hace ya tiempo, te dije que la necesaria “conversación” entre todos los cubanos debe pasar por este “purgatorio” antes de llegar al “paraíso” del pluralismo. Creo que por ahí andamos.

  • el 27 enero, 2013 a las 9:07 am
    Permalink

    Tienes toda la razón Pedro.
    Felicito a DARIELA por este post.Los insultos y las descalificaciones personales lo único que dicen es la falta de argumentos.Cuando se tienen, no se necesita insultar a los demás.
    Eso de las pasiones inevitables en los hispanoamericanos es otro cuento, cada uno se debe hacer responsable de su comunicación, claro que cuando se esconden detrás de seudónimos para injuriar, es el colmo de la cobardía.
    Muy buen post.

  • el 27 enero, 2013 a las 8:53 am
    Permalink

    Pues en aras de defender el FREE SPEECH como ideal, yo me solidarizo con quien sea que haya salido en defensa de Chávez.

    Los comentaristas no tenemos que agradecer que exista zona de comentarios, el sitio web debe agradecer el tráfico que aportan los comentaristas. Si no les gustan algunos comentarios pueden hacer como Cubadebate y quitarlos, pero ¿Se quieren parecer a Cubadebate? Entiendo que no, por lo tanto están dispuestos a recibir todo tipo de opiniones.

  • el 26 enero, 2013 a las 11:39 am
    Permalink

    El mundo puede estar lleno de inmundicias, pero eso no justifica que nuestra casa lo esté. El mundo puede estar lleno de inmorales, pero eso no justifica que nosotros lo seamos. Las cosas negativas de los demás no justifican las nuestras. El justificar nuestros defectos a base de exponer y criticar los defectos ajenos es amoral y propio de mediocres y malintencionados. Esa forma de actuar no desmiente la realidad denunciada ni tiene nada de constructivo. Analícese la manera de actuar ante la crítica de una persona, de un gobierno o de un estado y se verá la diferencia entre los que se superan y progresan y los que no lo hacen por seguir la conducta de responder críticas con críticas y descalificaciones, en lugar de argumentos. De esa forma no se admiten ni se reconocen los errores y defectos, y nunca serán enmendados.

  • el 26 enero, 2013 a las 11:34 am
    Permalink

    Sin embargo… falta observar que a veces los que gritan mas son los que han sido provocados a la lucha; los captivos, los heridos. Los provocadores, los que inician las ostilidades, a menudo estan callados y compuestos, y a menudo dan buen ejemplo de comportamento frio y sarcastico: si no te conformas, eres inferior, injusto… casi no se tenga derecho a ser dejado en paz. Asi que me pregunto – cual es mas peligroso? El que ataca, como gato, llega en silencio. El que se espanta, que reacciona al ataque, instintivamente grita y a veces se desespera al no poder rechazar el asalto…

  • el 26 enero, 2013 a las 7:56 am
    Permalink

    jaaj..di nombres..por favor…..

    ahh..y no es del nuevo modelo politico latinoamericano..es caracteristica de cualquier modelo politico latinoamericano…no por gusto los norteamericanos definieron un termino…republica bananera….para la politica latinoamericana…lo de la griteria..el insulto…..esta presente en la mayoria de los parlamentos centroamericanos…y en la culta europa…nunca se me olvida el escandalo y las griterias en la Camara de los Lores en Inglaterra y en el Parlamento español….en cuanto al auditorio q va diriguida…q preferirias..q el discurso estuviera diriguido a als elites intelectuales y q el pueblo no lo comprendiera…???
    lo q solo estas fijada con chavez….se q eso es lo que te mandan a hacer….esa es tu comida…pero no quieres mayor insulto q el del Rey de españa cuando le dijo a Chavez..pq no te callas?…o eso se te olvido?…
    ahh..y esa frase fue una d elas mas geniales de chavez…..definir al Bush como diablo…acaso Bush no lo acusaba a el de dictador?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *